Teoría del color: ¿qué colores forman el círculo cromático?

9 months ago

Margarita Luna

Conoce la teoría que explica los colores y cómo se combinan entre ellos para crear nuevas tonalidades.

La teoría del color explica el origen de las distintas tonalidades que percibimos.
La teoría del color explica el origen de las distintas tonalidades que percibimos. Fuente: Unsplash

La teoría del color es una herramienta básica para diseñadores, artistas, arquitectos, interioristas y en general, todos aquellos que utilizan el color de forma creativa. Es útil ya sea para generar diferentes ambientes o atmósferas en una sala, para diseñar la próxima colección de moda, para despertar diferentes emociones en una película o incluso para elegir que vestir cada día.

Pero el color no es utilizado exclusivamente por quienes trabajan en industrias creativas como algunos creen. El color hace parte de nosotros y de todo lo que nos rodea y por tanto, todos lo utilizamos a diario, ya sea de una manera más consciente o inconsciente. A continuación te contamos en qué consiste la teoría del color, para que empieces a utilizar esta hermosa herramienta en la creación de tu realidad y de tu mundo.

¿Qué es el color?

El color y la manera en que lo percibimos es algo totalmente subjetivo y único en cada persona. Aún así, la teoría del color nos permite entender los colores de una manera similar, así como la posibilidad de crear infinidad de tonalidades (el ojo es capaz de percibir alrededor de 10 millones de colores). Por eso es necesario entender primero qué es el color.

El color es el resultado de la interacción entre la luz y lo que nos rodea, por ejemplo, un objeto. Sin luz, nada de lo que vemos tendría color y todo lo veríamos oscuro o negro, como cuando apagas la luz antes de irte a dormir. Gracias a la luz y sus propiedades podemos percibir los colores.

¡Así es! La luz está compuesta por ondas electromagnéticas que viajan a gran velocidad, más exactamente a 30.000 km por segundo. Cada onda tiene una longitud diferente de la otra produciendo los distintos tipos de luz: ya sea luz ultravioleta, infrarroja o el espectro visible.

Este último es el que es visible a nuestro ojo y de donde surge la teoría del color. Cuando estas propiedades de la luz interactúan con un objeto, este absorbe algunos de los rayos de luz y devuelve, es decir refleja, los otros hacia el entorno. Estos últimos son los que nuestro cerebro interpreta como colores.

El color es el resultado de la interacción de la luz con lo que nos rodea.
El color es el resultado de la interacción de la luz con lo que nos rodea. Fuente: Unsplash

¿En qué consiste la teoría del color?

La teoria del color es un conjunto de reglas que actúa sobre el espectro visible de luz y que te explica cómo debes mezclar los colores para obtener el que deseas, mostrándote cómo los colores interactúan entre ellos. Por ejemplo, puedes obtener luz blanca mezclando rojo, verde y azul, mientras que puedes obtener negro mezclando pigmentos de color cyan, magenta y amarillo.

Para ello, esta teoría divide los colores en tres grupos: primarios, secundarios y terciarios. Estos se representan gráficamente en un círculo cromático en el que siguiendo un orden de adentro hacia fuera, se encuentran los primarios, rodeados por los colores secundarios y estos a su vez, rodeados por los terciarios.

Colores primarios

Este primer grupo está conformado por aquellos colores que encontramos en la naturaleza y que no es posible obtener a través de la mezcla de otros colores. Por el contrario, son la base y origen de los otros millones de matices que somos capaces de percibir.

Los colores primarios son: rojo, azul y amarillo; o magenta, cyan y amarillo, dependiendo de la configuración de la paleta que se utilice.

Colores secundarios

Según la teoría del color, los secundarios son aquellos colores que obtenemos mezclando dos de los colores primarios, dando como resultado el violeta, verde y naranja.

Estos tonos los obtenemos mezclando los siguientes colores:

  • Rojo + azul = violeta
  • Azul + amarillo = verde
  • Amarillo + rojo = naranja

Colores terciarios

Los colores terciarios son todos aquellos que obtenemos mezclando un color primario con uno secundario, dando como resultado diferentes tonalidades, como pueden ser por ejemplo el azul violáceo, el azul verdoso, el amarillo anaranjado o el amarillo verdoso, siempre dependiendo del color secundario que elijamos.

Mezclando los colores básicos obtenemos diferentes tonalidades.
Mezclando los colores básicos obtenemos diferentes tonalidades. Fuente: Unsplash

Colores neutros

Si bien estos colores no forman parte del círculo cromático, es bueno que identifiques cuáles son, ya que también son muy utilizados. Estos son el blanco, el gris y el negro.

El motivo por el cual no están incluidos en el círculo cromático se debe a que estos no son realmente considerados colores. ¡Así es! Como te comentaba, los colores son el resultado de la interacción entre la luz y un objeto o superficie. En este sentido, vemos blanco cuando la superficie refleja toda la luz y por el contrario, vemos negro cuando la superficie absorbe completamente la luz.

Ahora que conoces la teoria del color y el círculo cromático, ya puedes crear paletas de colores para tu hogar, en tu vestuario o simplemente puedes utilizarla para entender de dónde vienen los colores que estás percibiendo en tu entorno. Recuerda también que podrás obtener muchos otros colores jugando con las propiedades del color, como son el tono o matiz, la saturación o intensidad y la luminosidad o brillo.

Un último dato curioso: ¿sabías que fue el escritor Johann Wolfgang von Goethe quién escribió la teoría del color y fue quien definió el círculo cromático inspirado por el espectro de color propuesto anteriormente por el físico Isaac Newton? ¡Ahora ya sabes algo más sobre el origen de los colores!

Margarita Luna