La Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson

¿Progresamos por la vida a través de crisis?
Teoría del desarrollo psicosocial

Erik Erikson (1902-1994) fue un psicoanalista estadounidense, aunque de origen alemán, que destacó por sus aportaciones al campo de la psicología del desarrollo. Una de sus teorías más conocidas fue “La Teoría del Desarrollo Psicosocial”, elaborada en 1950.

En este artículo veremos en qué consisten cada una de las 8 etapas o crisis que configuran la teoría de Erikson, centradas en el ciclo vital. Conoceremos sus características más relevantes y en qué edades aparecen.

La Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson: ¿en qué consiste?

En esta teoría, Erikson establece que existen 8 tipos de crisis que todos atravesamos a lo largo de nuestro ciclo vital, en las diferentes etapas de la vida. Es decir, desde el nacimiento hasta la vejez (incluyendo la consiguiente muerte).

Cada crisis se corresponde con una etapa vital (a un período de edad más o menos delimitado); cuando se supera una crisis, se accede a la siguiente etapa. Por otro lado, cada crisis incluye un término dicotómico, es decir, dos conceptos antagónicos (por ejemplo: confianza vs. desconfianza), como veremos más adelante.

Estas crisis están fuertemente influidas por el momento vital de la sociedad, por las características propias de esta, como también por el desarrollo de sucesos externos (sociales, personales…). Vamos a ver en qué consiste cada crisis de la Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson y las características de cada una de ellas:

Etapa 1: confianza vs. desconfianza (0 - 18 meses)

Consiste en la primera etapa y por ende, la primera crisis. Aparece desde el nacimiento y se suele extender hasta los 18 meses aproximadamente (1 año y medio de edad). Esta etapa se caracteriza porque inicialmente el niño o la niña desconfía de todos, pero progresivamente aprende a confiar en los demás (o a no hacerlo); es decir, empieza a discernir en quién puede confiar y en quién no.

La confianza es una variable muy relacionada con el apego y con las relaciones sociales. En esta primera etapa, esta confianza tiene un carácter más elemental ligado al sustento, haciendo alusión al hecho de que el niño confíe o no en que “X” persona(s) cubrirán sus necesidades básicas. Para que la confianza se cree, es necesario que la calidad del cuidado del niño sea buena.

Etapa 2: autonomía vs. vergüenza y duda (18 meses - 3 años)

La segunda etapa de la Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson empieza cuando finaliza la anterior, a los 18 meses, y se alarga hasta los 3 años aproximadamente. Se caracteriza porque el niño inicialmente siente vergüenza hacia los demás y duda de todo. Progresivamente, si la crisis se “supera”, el niño irá adquiriendo autonomía y control sobre su propio cuerpo.

Además, cada vez será más capaz de realizar tareas por sí solo. Es muy importante esta etapa porque se relaciona con la independencia del niño, una herramienta esencial para su autoconcepto y bienestar (aquí los padres tienen un gran papel).

Etapa 3: iniciativa vs. culpa (3 - 5 años)

La tercera etapa va de los 3 a los 5 años. Aquí el niño va adquiriendo iniciativa para jugar y para realizar otras actividades. Se siente más confiado y tiene más control de su mundo. Además, empieza a interactuar más con otros niños.

Si el niño supera con éxito esta etapa, será capaz de guiar a otros niños para jugar o para hacer otras cosas. En caso de que el niño no supere la crisis o se quede “estancado”, padecerá un sentimiento de culpa y de dudas.

Teoría del desarrollo psicosocial de Erik Erikson

Etapa 4: laboriosidad vs inferioridad (5 - 13 años)

La cuarta etapa de la Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson aparece cuando el niño es más autónomo y empieza a ser más “mayor”, a partir de los 5 años, y se extiende hasta los 13 años (inicio de la adolescencia). Aquí el niño puede reconocer qué habilidades tiene y cuáles le faltan, así como reconocer las habilidades de sus compañeros. Puede empezar a realizar abstracciones.

El motivo de la crisis consiste en que, por un lado, el niño aún se siente “niño” (inferior), pero por el otro lado, quiere hacer cosas, estudiar… (laboriosidad). Además, las tareas que quiere ir haciendo son cada vez más exigentes y desafiantes (que es lo que requieren). Es por ello que esta etapa se relaciona con sus habilidades.

Etapa 5: identidad vs. difusión de identidad (13 - 21 años)

Esta etapa se desarrolla en plena adolescencia: de los 13 a los 21 años (la OMS Organización Mundial de la Salud considera que la adolescencia se extiende de los 10 a los 19 años, aproximadamente).

En esta etapa el adolescente encuentra su propia identidad (esto incluye la identidad sexual); empieza a entender qué le gusta, si chicos o chicas, etc. Llegar a esto supondría la superación de la crisis. Antes, pero, cuando el adolescente está en plena crisis, se siente perdido y confundido (difusión de la identidad). La no superación de la crisis también se llama “confusión de roles”.

Es en esta etapa cuando los adolescentes empiezan a saber qué rol tienen o quieren tener en la sociedad, qué quieren estudiar, qué les gusta, qué aspiraciones tienen, etc.

Etapa 6: intimidad vs. aislamiento (21-39 años)

La sexta etapa de la Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson va de los 21 a los 39 años aproximadamente. Se trata de la edad adulta temprana. Se caracteriza porque, por un lado, el chico o la chica quiere intimar con otras personas, establecer relaciones íntimas o de pareja, tener relaciones sexuales, etc., pero por el otro, siente miedo a quedarse solo (aislamiento). Ese miedo puede dificultarle conocer a alguien, pero si se supera la crisis, la persona es capaz de desarrollar relaciones afectivas (y además, sanas).

Por otro lado, en esta etapa la persona también empieza a establecer límites en sus relaciones personales, y empieza a determinar hasta qué punto se quiere sacrificar por los demás, cuánto quiere dar, etc.

Etapa 7: generatividad vs. estancamiento (40 - 65 años)

Esta etapa es propia de la adultez media (de los 35 a los 65 años, aprox.). La persona ya ha vivido muchas cosas, pero se le presenta la siguiente crisis: quiere cuidar a los demás, incluso tener hijos. No quiere quedarse “estancado” en este sentido.

Esta generatividad se extiende también a la creación; la persona quiere dejar un “legado” para el mundo, ya sea a través de libros, películas, arte…

Etapa 8: integridad vs. desesperación (65 años en adelante)

La última etapa de la Teoría del Desarrollo Psicosocial de Erik Erikson aparece a partir de la adultez tardía, y hasta la muerte. La persona entra en una etapa nostálgica; hace un “remember” de su vida porque necesita encontrarle un sentido, una lógica, una sensación de haber hecho todo aquello que anhelaba.

Su contrario es la desesperación, que implica revisar la propia vida y sentirse frustrado. Esta etapa incluye pensar en todo lo que se hecho, en las cosas disfrutadas, en los planes fallidos… y hacer un balance. Si se supera esta crisis, la persona deja el mundo con sensación de paz.

Referencias bibliográficas

  • Avia, MD (1995). Personalidad: aspectos cognitivos y sociales. Madrid: Pirámide

  • Bordignon, N.A. (2005) El desarrollo psicosocial de Erik Erikson. El diagrama epigenético del adulto: Revista Lasallista de Investigación.

  • Erickson, E. H. (2000) El ciclo vital completado. Paidos Iberica.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.