Los 8 tipos de carácter que puede tener una persona

El carácter, en cualquier caso, es moldeable gracias a la influencia de otras personas y circunstancias.
Tipos de carácter

No todas las personas somos iguales, nos diferenciamos tanto a nivel físico como en la personalidad y comportamiento, por ejemplo, existen quienes son más callados que otros, mientras hay personas más extrovertidas.

Es ese toque de diferencia que nos vuelven seres individuales y únicos, eso que nos distingue o por lo que se nos reconoce, pero que se va desarrollando con el tiempo y las circunstancias hasta afianzarse en algo más sólido.

Este fenómeno se conoce como carácter y cada quien posee el suyo propio, aunque existen características un poco más globales que podemos compartir con otras personas. Por ello, en este artículo hablaremos de todo lo relacionado con el carácter humano y los tipos que existen, ¿serás capaz de identificar el tuyo?

¿Qué es el carácter?

Es posible definirlo como el conjunto de reacciones, hábitos y comportamientos que se adquieren desde la infancia y dan esa singular particularidad de ser individual. Además, se convierte con el tiempo en lo que llamamos ‘nuestra manera de ser’ e influye en la forma en que afrontamos los problemas cotidianos y nos adaptamos al entorno.

Según estudios e investigaciones psicológicas, han determinado que el carácter está influenciado por los factores culturales de la sociedad en donde se vive. A pesar de que muchos autores como Freud, Lewin, Klages y Lersch, han establecido la idea de que el carácter no se manifiesta de forma definitiva durante la niñez, por el contrario, pasa por una serie de etapas hasta llegar a completarse al terminar la adolescencia.

El carácter en la antigua Grecia

A lo largo de la historia han surgido diferentes teorías que buscan explicar la aparición del carácter, por ejemplo en la antigua Grecia se creía que los fluidos corporales eran los responsables del carácter que tenía una persona y los clasificaban en los siguientes.

1. Carácter sanguíneo

Una persona con este tipo de carácter es calmada y valiente, pudiendo llegar a ser egoísta, desconfiada, insolente y atrevida. Les apasionan el trabajo y el dinero, les resulta muy fácil el relacionarse con los demás, tiene pensamientos liberales en cuanto a lo político se refiere y poseen facilidad para comprender todo aquello que sea difícil y complicado.

2. Carácter colérico

Este tipo de carácter define a un individuo que se adapta rápidamente a los cambios, siempre se encuentra de buen humor, aunque suele enfadarse con facilidad. Les agradan los cambios e ir en búsqueda de nuevas aventuras. Por esta razón la disciplina y la paciencia no están en su vocabulario, esto hace que sean personas activas, extrovertidas, innovadoras y muy conversadoras.

3. Carácter flemático

Las personas definidas por este carácter se distinguen por ser pacientes, perseverantes y metódicos. No saben tomar decisiones ya que piensan en las consecuencias de sus actos. Son muy inteligentes, lo toman todo con calma, son introspectivas y de mente abierta.

4. Carácter melancólico

Se refiere a individuos introvertidos, reservados y prudentes, no actúan a la ligera, al contrario sus actuaciones se hacen bajo un estudio previo de la situación. Aman a su familia y amigos, son muy sociables pero no buscan la aventura y el riesgo.

Factores que influyen en el carácter

Los expertos han establecido que el carácter es capaz de cambiar a lo largo de los años gracias a diversos factores tanto internos como externos, a continuación te mostraremos sus hipótesis.

1. Herencia genética

Muchos estudios han demostrado que el carácter no tiene su origen en la herencia genética, como los rasgos físicos, por ejemplo, el color de los ojos, la estatura, el tono de piel, o algunas enfermedades que son hereditarias. En pocas palabras el carácter no se hereda.

2. Influencia de la educación

La educación ayuda a moldear la conducta de una persona. Por ejemplo, un niño puede ser muy tímido, pero si se le enseña herramientas que le permita ser más comunicativo, decidido, expresivo y aumentar su autoestima, se convertirá en un ser totalmente diferente sin ningún rastro de timidez.

A través de la educación pueden modificarse conductas agresivas y comportamientos autodestructivos.

3. El entorno

El pertenecer a una determinada cultura o ambiente pueden influir en la manera como reaccionamos de manera cognitiva y afectiva. Hay conductas que vienen predeterminadas por pertenecer a una clase social como es el caso de estatus sociales y los cargos profesionales.

4. La familia

Ejerce una gran influencia en el desarrollo del carácter ya que es en el entorno familiar donde se practican diversas formas de crianzas que sirven de modelo para los niños, en casa los pequeños reciben gratificaciones o castigos según su comportamiento y es allí en donde se empieza a moldear el carácter.

De acuerdo a estas hipótesis, una persona puede cambiar su carácter de un momento a otro, e inclusive en un mismo día. Esto se debe a que, un individuo es capaz de experimentar más de un carácter de acuerdo a la situación o circunstancia en al cual se ve envuelto.

Características del carácter

Aunque la comunidad científica no se encuentre cien por ciento de acuerdo en este apartado, muchos afirman que existen 3 características fundamentales que determinan al carácter en las personas.

1. La emotividad

Esto hace referencia a la perturbación que producen las situaciones de cada día. Todos nos conmovemos de diferentes maneras, unos reaccionan emotivamente mientras que otros son menos sensibles.

2. La actividad

La cual surge mediante el valor que tengamos para satisfacer una necesidad. Una persona activa necesita actuar frente a un obstáculo. En el caso contrario, un individuo no activo, se desanima con gran rapidez y es frecuente que abandone toda lucha para vencer las dificultades.

3. La resonancia

Efecto que produce las distintas situaciones de la vida cotidiana sobre una persona. Si el escenario se da cuando el individuo se encuentra en un momento donde la emoción lo embarga, suele reaccionar de manera rápida y categórica ante las ofensas, pero pronto las olvida. Si por el contrario el ánimo del individuo está decaído al momento de pasar por una situación difícil, va actuar de manera diferente y no para resolver la situación.

Tipos de carácter

Conoce a continuación los tipos de carácter que existen y observa si puedes distinguir el tuyo.

1. Nervioso

Aquellas personas con este tipo de carácter, se caracteriza por cambiar constantemente de ocupación y de intereses, suelen entusiasmarse con ideas nuevas, pero solo buscan en ella lo práctico y cómodo. Son individuos muy desordenados, indisciplinados y no perseverantes ya que su voluntad es débil.

Otro aspecto resaltante de este tipo de carácter es que, actitudes mentales superiores como la comprensión, la memorización y el razonamiento lógico que les resultan muy dificultoso, trabajan solamente cuando las tareas coinciden con sus intereses.

2. Sentimental

Los individuos con este carácter suelen aislarse y prefieren vivir en soledad, se intimidan con facilidad. También se les conoce por ser rencorosos y no perdonar fácilmente. Aunque suelen hacer sus tareas bien hechas, ante cualquier eventualidad se desaniman.

Los sentimientos y emociones muy fuertes ya sean positivas o negativas están presentes en su vida. Son personas muy observadoras, evocadoras, obsesivas, tercas, idealistas y románticas, además no aceptan los cambios y muchas veces no se aceptan a sí mismos.

3. Colérico

Son personas que siempre están ocupadas y les encantan hacer cosas nuevas, pero debido a sus impulsos improvisa y cae en la dispersión. Cuando hay una dificultad, este individuo abandona todo ya que se estresa rápidamente.

No le agrada el trabajo en grupo, aunque es muy bueno para inventar, crear y organizar. No suele sintetizar las cosas y presenta poca capacidad para adquirir nuevos conocimientos.

4. Apasionado

Son muy buenos trabajadores pero se inclinan por trabajar de manera solitaria, suelen abocarse a ayudar a sus semejantes. Son muy inteligentes y tiene una gran imaginación, se destacan en las matemáticas y les apasionan la historia y la lectura.

Se interesan en la parte social, religiosa y política ya que tiene un comportamiento altruista. Se enfrentan a los obstáculos sin ningún tipo de temor y los superan gracias a su trabajo.

5. Amorfo

Su vida se centra solo en dormir y comer, son perezosos por naturaleza, impuntuales y derrochadores. A pesar de que se presentan ante los demás como individuos muy sociables y comunicativos. Es analítico pero de manera superficial, le huye al trabajo, no le gusta cumplir con sus tareas y es muy desordenado.

Son individuos sumamente influenciables debido a que carecen de fuerza de voluntad para resistirse a las sugerencias de otros.

6. Apático

Son personas muy tristes, apáticas y melancólicas, aunque también son son hostiles y tercas. La rutina es su estilo de vida ya que son pasivos, perezosos e indiferentes; carecen de estímulo y no son brillantes.

Sus emociones son negativas y persisten constantemente en el tiempo y aman estar solo ya que se les dificulta relacionarse con otras personas.

7. Obsesivo

Este tipo de carácter es propio de las personas ritualistas y rutinarias ya que son muy ansiosas debido a suelen preocuparse demasiado por los problemas diarios que aunque sean pequeños, ellos lo ven muy grandes.

Esto les produce un efecto negativo en su estado de ánimo ya que suelen ser perfeccionistas, ordenados, maníacos y con una exagerada necesidad de limpiar su entorno y su propio cuerpo.

8. Sensible

Son individuos con extrema sensibilidad a ruidos y olores fuertes, como también a las críticas que les hace otras personas, son incapaces de tomar cualquier tipo de decisión. Son altamente empáticos y son compasivos con los demás.

No se arriesgan fácilmente a experimentar nuevas experiencias, trabajan muy bien en equipo pero no les gusta tomar las decisiones finales.

El carácter influye en una persona en su modo de vida, en su entorno laboral y en sus actividades cotidianas ya sea para facilitarlas o dificultarlas. Por eso es importante que conozcas cuál es tu tipo de carácter para así poder reconocer tus fortalezas para potenciarlas y tus debilidades para poder contraatacarlas.

Elvira Cuesta

Elvira Cuesta

Psicóloga clínica

Elvira Cuesta (Madrid, 1994) es Graduada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y es Máster en Psicología General Sanitaria por la Universidad de Barcelona. Está especializada en periodismo científico, y es colaboradora habitual en revistas como La Guía Femenina y MedSalud.