Los 7 tipos de violencia de género, su definición y características

8 months ago

Maria Weevs

Más allá de las agresiones en pareja, existen muchas otras formas de violencia contra la mujer.

Existen muchas formas de violencia contra la mujer, ya sean físicas, psicológicas o sociales.
Existen muchas formas de violencia contra la mujer, ya sean físicas, psicológicas o sociales. Fuente: Pixabay

Las mujeres somos fuertes, valientes, hermosas y poderosas, sin embargo y a pesar de la lucha de cientos de años por la igualdad de nuestros derechos, aún hoy muchas de nosotras seguimos siendo desvaloradas y atacadas nada más y nada menos que por el hecho de ser mujeres.

Hay quienes piensan que porque hemos logrado el derecho al voto y podemos trabajar hemos alcanzado ya suficiente; también hay quienes consideran que las agresiones sexuales o los golpes son los únicos tipos de violencia de género. Pues bien, todavía tenemos un camino largo que recorrer por una verdadera igualdad de género y para lograrlo, todas necesitamos aprender sobre los diferentes tipos de violencia de género que hay.

¿Qué es la violencia de género?

Empecemos por definir este concepto. Cuando hablamos de violencia de género o violencia contra las mujeres, nos referimos a todas aquellas conductas, actos y omisiones que afectan la vida, dignidad, libertad, integridad física, psicológica y relacional de una mujer.

La violencia contra las mujeres se origina a partir de una relación desigual en la que el hombre, en su deseo de dominar y de poder nos agrede de forma directa o indirecta con el ánimo de maltratar físicamente o desvalorarnos psicológicamente, y lo puede hacer públicamente o en privado.

Pero no siempre se trata de un hombre que golpea y maltrata a una mujer; los tipos de violencia de género a los que nos vemos más fácilmente sometidas son aquellos que se dan de forma indirecta en los que conductas, acciones, omisiones, criterios, disposiciones o prácticas discriminatorias nos ponen a las mujeres en una posición de desventaja frente a los hombres.

Los 9 tipos de violencia de género

Es importante que todas conozcamos los tipos de violencia de género que hay, especialmente aquellos indirectos a los que estamos acostumbradas por la forma en la que funciona nuestra sociedad. De que los conozcamos y dejemos de aceptarlos depende el lugar que tendremos las mujeres en el futuro y por fin una igualdad real.

Recuerda que la violencia contra las mujeres puede tomar muchas formas y que si bien son episodios puntuales, muchas veces también se puede dar de forma continuada con agresiones que no tienen que ver solamente con el aspecto físico.

1. Violencia física hacia las mujeres

Es uno de los tipos de violencia de género más conocido y más evidentes. Se trata de todos aquellos actos y agresiones de un hombre al cuerpo de las mujeres con el fin de maltratar su integridad física, producir dolor y daños. Estamos hablando de golpes, empujones, bofetadas, arañazos, quemaduras y cualquier otro tipo de ataque al cuerpo.

Es muy importante que recurras a centros de ayuda o a familiares si estás sufriendo este tipo de agresión. Muchas veces el miedo nos paraliza, pero hay gente dispuesta a ayudarte a salir de esa situación.

2. Violencia sexual hacia las mujeres

Con violencia sexual hacia las mujeres nos referimos a todas las conductas que vulneran o coartan la libertad de las mujeres para decidir sobre nuestra sexualidad. Este es de los tipos de violencia de género que toma muchas formas y que deja grandes huellas física y emocionalmente.

Ten presente que no se trata solamente de la penetración forzada a causa de una violación, sino que aquí se engloban todos los tipos de agresiones sexuales como las caricias inapropiadas, que te toquen sin tu consentimiento (ya sea con los dedos o con otros objetos), gestos y palabras referentes a tus genitales, miradas obscenas, acoso sexual, mensajes con contenido sexual al que no has dado tu consentimiento, insultos sexistas, proposiciones sexuales no deseadas y prostitución forzada.

Debes saber que dentro de la pareja también puede haber violencia sexual cuando el hombre accede sexualmente a la mujer sin su consentimiento, cuando es forzada a ver pornógrafia o a acceder a posiciones sexuales con las que no se siente cómoda.

En este apartado también se incluyen todas las agresiones que tienen que ver con tu libertad reproductiva, siendo esto tu libre decisión a la maternidad o al aborto y a cualquier acto que vulnere tu derecho a disfrutar de una sexualidad satisfactoria y sin riesgos.

3. Violencia psicológica hacia las mujeres

Uno de los tipos de violencia de género más dolorosos y que deja muchas cicatrices en las mujeres es la que proviene de agresiones psicológicas, es decir, aquellas que causan daño emocional, afectan a tu autoestima, tu valor, la percepción que tienes de ti misma y tu dignidad.

Este tipo de agresiones son a veces muy sutiles pero su impacto sigue siendo enorme; vienen en forma de insultos, humillaciones, culpabilizantes, deshonras, amenazas, exigencias de obediencia o sumisión, chantaje, rechazo, abandono, ridiculizaciones y el uso de palabras descalificativas en tu contra, ya sea en público o en privado.

Al mismo tiempo los celos y la vigilancia constante también son formas de agresión psicológica y sexual.

4. Violencia económica y patrimonial hacia las mujeres

Este tipo de violencia contra las mujeres tiene dos modalidades. Se puede presentar cuando te niegan injustificada y deliberadamente los medios económicos para suplir tus necesidades básicas y las de tus hijos. También sucede cuando eres despojada de tu libertad económica, es decir, cuando se te obliga a entregar tu dinero a la pareja para que dependan enteramente de él.

También las agresiones a tu patrimonio, es decir, dañar, romper tus bienes con el fin de manipularte y controlarte, o cuando desvalorizan tus capacidades para administrar tu dinero y el del hogar.

5. Violencia simbólica o social hacia las mujeres

Es de los tipos de violencia de género con el que convivimos más todas la mujeres. Se trata de cuando nuestra sociedad repite todos esos patrones estereotipados contra las mujeres; puede ser a través de mensajes, señales y valores que promueven la desigualdad, la discriminación y la dominación de las mujeres.

Las consecuencias de este tipo de violencia de género es nefasta para las mujeres, pues hace que en nuestra sociedad se vea como algo normal que el papel de la mujer esté subordinado al de los hombres.

6. Violencia doméstica hacia las mujeres

La violencia doméstica más que un tipo, es una modalidad de agresión hacia las mujeres. Se produce cuando algún miembro del hogar, ya sea la pareja, un hijo o una hermana por ejemplo, deciden agredir de forma física o emocional a una o varias de las mujeres que conviven en el hogar.

Dentro de este grupo incluimos las agresiones ocasionadas por parejas casadas, en unión de hecho o durante el noviazgo.

7. Violencia laboral hacia las mujeres

Con el paso del tiempo hemos logrado educarnos profesionalmente y entrar al mercado laboral. Tristemente, tenemos que decir que en ese contexto se da otro de los tipos de violencia de género con el que más tenemos que convivir hoy en día.

Se trata de todo tipo de discriminación en el ámbito laboral por ser mujer. Por ejemplo, el no poder acceder a cargos directivos, trabajos estables y con posibilidades de crecimiento, salarios inferiores frente a los hombres que trabajan en el mismo cargo, o cuando se ponen prerrequisitos para un tipo de trabajo como son el género, el estado civil, la maternidad o la presencia física.

Además, en el ámbito laboral también podemos vivir otros tipos de violencia de género como el acoso sexual.

8. Violencia mediática hacia las mujeres

Es una forma de agresión a la mujer muy similar a la violencia social. Consiste en la difusión de estereotipos en medios de comunicación masivos que desacreditan a las mujeres, difaman, humillan, cosifican, materializan, discriminan y deshonran nuestra dignidad. Este tipo de agresión la vemos comúnmente en los mensajes publicitarios.

9. Violencia obstétrica hacia las mujeres

Consiste en todas aquellas prácticas médicas agresivas o abusivas sobre el cuerpo de la mujeres y sus procesos reproductivos. Por ejemplo cuando se abusa de la medicación y se da un trato deshumanizador porque se patologizar los procesos naturales.

Maria Weevs