Trastorno esquizoide de la personalidad: ¿qué es?

Explicamos en qué consiste este trastorno psicológico.
Trastorno esquizoide de la personalidad

¿Sabes qué es un trastorno de la personalidad? Consiste en un patrón comportamental y de experiencia interna que nos impide adaptarnos a la vida, y que nos causan malestar. Existen más de 10 trastornos de la personalidad, según el DSM y la CIE.

En este artículo explicaremos qué implica un trastorno de la personalidad, y analizaremos uno de ellos: el trastorno esquizoide de la personalidad. Conoceremos sus 8 características fundamentales, así como su prevalencia, frecuencia entre hombres y mujeres, evolución, etc.

Trastorno esquizoide de la personalidad: ¿qué es?

El trastorno esquizoide de la personalidad es uno de los más de 10 trastornos de la personalidad que existen. Fue propuesto por el psiquiatra y eugenista suizo Eugen Bleuler. Este trastorno se caracteriza por un patrón de distanciamiento de las relaciones sociales y de restricción de la expresión emocional en el terreno interpersonal.

Es decir, las personas que lo padecen son personas que no tienen interés en relacionarse con los demás, que prefieren “aislarse” y evitar el contacto social; esto les ocurre, en realidad, porque no disfrutan con las relaciones sociales.

Este es un trastorno de la personalidad poco frecuente en el entorno clínico. Su prevalencia es mayor en hombres que en mujeres (aunque la diferencia es poco significativa). Además, en hombres, el trastorno esquizoide de la personalidad llega a ser más incapacitante que en mujeres.

En cuanto a su patrón familiar, este trastorno suele ser más frecuente en personas con familiares que padezcan esquizofrenia o un trastorno esquizotípico de la personalidad.

Los trastornos de la personalidad: ¿qué son?

Antes de adentrarnos en el trastorno esquizoide de la personalidad, vamos a ver qué es un trastorno de la personalidad (TP), según los diferentes manuales de referencia (DSM y CIE).

Un TP consiste en un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto. Así, estas personas muestran grandes dificultades para “adaptarse” a la vida, o para “encajar” en el mundo. A raíz de ello pueden presentar un importante malestar asociado.

La desviación que se produce en el patrón de comportamiento afecta a dos o más áreas de las siguientes:

  • Cognición
  • Afectividad
  • Control de impulsos y satisfacción de deseos
  • Modo en que se relaciona con los demás
  • Manejo de situaciones interpersonales

Características de los TP

¿Por qué estos patrones que mencionamos causan una alteración tan grave de la personalidad? Porque se trata de patrones inflexibles (rígidos), que además se extienden a una amplia gama de situaciones personales y sociales.

Esta desviación de la “norma” o de la “sociedad” es estable y de larga evolución, es decir, que no se limita a episodios concretos. Así, la personalidad y el comportamiento del sujeto están globalmente afectados o alterados.

El inicio de un trastorno de la personalidad siempre se remonta a la adolescencia o al principio de la edad adulta. Además, los criterios para cumplir un trastorno de la personalidad deben manifestarse como mínimo durante 1 año.

Características del trastorno esquizoide de la personalidad

Ahora sí, vamos a analizar el trastorno esquizoide de la personalidad. Encontramos 8 características fundamentales en este TP. Estas hacen referencia al comportamiento de estas personas, a su manera de relacionarse, intereses, etc. Vamos a conocerlas.

1. No disfrutan de las relaciones sociales

La característica central del trastorno esquizoide de la personalidad es la ausencia de disfrute con las relaciones sociales. Esto incluye el hecho de formar parte de una familia (es decir, las personas con este trastorno de personalidad no disfrutan con ello).

Así, se produce también una desconexión de las relaciones sociales.

2. Actividades solitarias

Estas personas casi siempre escogen actividades solitarias, debido a la característica anterior. Es decir, disfrutan haciendo las cosas en solitario.

3. Escaso interés en las relaciones sexuales

En el terreno sexual, las personas con trastorno esquizoide de la personalidad presentan un escaso o nulo interés en mantener relaciones sexuales con otras personas.

4. Tipo de actividades

Estas personas, además, aunque pueden disfrutar con alguna actividad determinada, lo cierto es que encuentran pocas actividades que les motiven (en algunos casos, ninguna).

5. Amigos íntimos

Tampoco tienen amigos íntimos, más allá de las familiares de primer grado. Esto se explica, como muchas de las anteriores características, por su falta de interés en los demás (debido a la ausencia de disfrute social).

6. Indiferencia a las críticas

Las personas con trastorno esquizoide de la personalidad muestran indiferencia a las críticas de los demás; les da igual que les critiquen. Esto se extrapola también a los halagos, ya que también son indiferentes a ellos. Es como si la opinión de los demás nunca les importara.

7. Frialdad emocional

Otra característica de este trastorno de personalidad es la frialdad emocional, así como el distanciamiento o el aplanamiento de afectividad. Es decir, se trata de personas frías, a las que les cuesta empatizar o sentir compasión por alguien, por ejemplo.

Por otro lado, el aplanamiento afectivo consiste en la ausencia de expresión y experimentación de emociones.

8. Restricción de la expresión emocional

Muy en línea de la característica anterior, existe esta otra: una restricción de la expresión emocional.

Riesgo para otros trastornos

El hecho de manifestar un trastorno esquizoide de la personalidad conlleva un riesgo añadido de manifestar otros trastornos mentales (o alteraciones psicopatológicas), tales como:

  • Episodios psicóticos ante el estrés
  • Trastorno delirante
  • Esquizofrenia
  • Trastorno depresivo mayor

Como vemos, son patologías sobre todo pertenecientes al terreno de los trastornos psicóticos.

Hipótesis etiológicas

No existe una única causa demostrada que origine el trastorno esquizoide de la personalidad. Se cree que su origen es multifactorial, existiendo causas sociales, genéticas, ambientales, etc., que lo expliquen.

Las hipótesis etiológicas que se han propuesto para este trastorno de personalidad son sobre todo biológicas. Las tres más importantes son las que proponen, como causa del trastorno:

  • Déficits en las formación reticular
  • Aplasia congénita de sistema límbico
  • Déficits de neurotransmisores

Grupo A de los Trastornos de la Personalidad

El Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR) propone clasificar los trastornos de la personalidad (TP) en tres grupos: grupo A, grupo B y grupo C.

En el grupo A se incluyen los trastornos que implican “rareza o extravagancia”, en el B, “dramatismo o inmadurez”, y en el C, “temeridad y ansiedad”. Así, el trastorno esquizoide de la personalidad se incluye en el primer grupo, en el grupo A.

Los trastornos del grupo A presentan las siguientes características: introversión, baja sociabilidad y alto psicoticismo. Son trastornos que apenas se modifican a lo largo de la vida, como ocurre con el TP esquizoide.

Referencias bibliográficas

  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.

  • American Psychiatric Association –APA- (2002). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson.

  • OMS (2000). CIE-10. Clasificación internacional de enfermedades, décima edición. Madrid. Panamericana.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.