Avellanas: 13 propiedades y beneficios de este fruto seco

hace 2 semanas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Este popular fruto seco, además de ser delicioso, tiene un alto valor nutricional.

Avellanas

Las avellanas son un fruto con cáscara gruesa y una semilla al interior que es la que se come. Las propiedades y beneficios de la avellana son múltiples, y hacen de este fruto seco un alimento muy completo.

Las avellanas se pueden encontrar en prácticamente todo el mundo. Aunque lo más común es consumirlas tostadas, son un fruto seco que pueden comerse crudo, además de ser un ingrediente importante en postres y ensaladas.

13 propiedades y beneficios de las avellanas

Las avellanas son altamente calóricas, por lo que no se recomienda un alto consumo. Además, algunas personas son alérgicas a este y otros frutos secos, por lo que se debe consumir con moderación y con las debidas precauciones, por ejemplo avisando de su presencia en un plato que hayamos preparado para un grupo de gente.

Fuera de estas pequeñas contraindicaciones, las avellanas tienen varias propiedades beneficiosas para el cuerpo, que conviene conocer para incluirlas de forma adecuada en nuestra alimentación y así gozar de lo que este fruto tiene para ofrecernos.

1. Contra las enfermedades cardiovasculares

Las avellanas ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Esta propiedad se debe a que, al igual que la mayoría de los frutos secos, las avellanas tienen un contenido importante de ácido oleico, así como proteínas, antioxidantes, y vitamina E.

Además tienen bajo contenido de sodio y una buena cantidad de potasio. Esto la hace un alimento adecuado para prevenir enfermedades relacionadas al sistema circulatorio y del corazón, como la hipertensión.

2. Aportación de energía

Los deportistas consumen avellanas para proveerse de energía. Son ricas en proteínas y calcio, que sumado a su aporte de grasas vegetales hacen que este fruto seco sea un alimento ideal para personas con mucha actividad física.

Pero además de ser ideales cuando se realiza un alto esfuerzo físico, las avellanas también son convenientes para quienes tienen actividad mental continua, como estudiantes. Una pequeña cantidad de avellanas como aperitivo son suficientes para disfrutar de estos beneficios.

3. Para consumir en el embarazo

Las avellanas son un alimento recomendado durante el embarazo. Un compuesto importante para el desarrollo correcto del bebé, durante la etapa del embarazo, es el ácido fólico. Se recomienda consumirlo en cantidades suficientes para prevenir enfermedades congénitas como la espina bífida.

Habitualmente los médicos prescriben suplementos de ácido fólico cuando las mujeres se embarazan, no obstante ingerirla directamente de una fuente rica en este compuesto, es mucho mejor, además de que se puede gozar de su buen sabor.

4. Estreñimiento

Otra característica de las avellanas es que tienen un buen contenido de fibra vegetal. Aunque este fruto seco no es famoso como aliado en contra del estreñimiento, se trata de un alimento que cuenta entre sus características con un alto contenido de fibra.

Si bien no podría recomendarse el consumo de avellanas como tratamiento contra estreñimiento fuerte o crónico, es pertinente indicar su consumo habitual en cantidades moderadas para ayudar a un correcto tránsito intestinal o para aliviar estreñimiento leve.

5. Huesos fuertes

Los minerales presentes en las avellanas, fortalecen los huesos. Fósforo, magnesio y calcio con los principales minerales que se pueden encontrar en estos pequeños y deliciosos frutos secos, y es gracias a estos que ayudan a mantener huesos saludables.

Un consumo habitual y prolongado de avellanas ha demostrado ser eficiente para ayudar a prevenir la osteoporosis. Los dientes también se ven beneficiados del consumo de minerales a través de la ingesta de avellanas.

6. Contra el estrés

Entre las propiedades y beneficios de las avellanas está la de combatir el estrés. Para que el cuerpo resista de forma adecuada el estrés y sus afectos en los órganos, necesita tener un sistema nervioso fortalecido.

Las vitaminas y minerales que se encuentran en las avellanas son los aliados perfectos para que el sistema nervioso funcione adecuadamente, ayudando de esta forma a que sea óptima la reacción del organismo ante situaciones de estrés.

7. Contra la anemia

Una persona que padece de anemia, puede apoyarse en el consumo de avellanas. La falta de absorción de hierro en el cuerpo suele provocar anemia. Ante esta situación se recomienda incrementar el consumo de hierro y acompañarlo de una fuente de vitamina C.

La vitamina C favorece la absorción de este importante mineral que se encuentra en una cantidad importante en las avellanas. Así que una parte del aporte de hierro puede hacerse por medio del consumo de este fruto seco.

8. Antienvejecimiento

Las avellanas contienen vitamina E y fitonutrientes. Estos dos elementos son excelentes antioxidantes que combaten los daños de los radicales libres en el cuerpo, responsables del proceso acelerado de envejecimiento.

Una de las propiedades y beneficios de las avellanas más conocidos es la de contrarrestar el envejecimiento de las células. Si bien esto se refleja directamente en la prevención de arrugas, los antioxidantes también actúan sobre el daño de radicales libres en los distintos órganos del cuerpo.

9. Aptas para personas diabéticas

Las personas que padecen diabetes pueden consumir avellanas con tranquilidad. Este fruto seco contiene pocos hidratos de carbono y además son de absorción lenta. Esto unido a su importante contenido de fibra, lo hacen un alimento apto para personas con diabetes.

Las avellanas suelen incluirse en algunos postres, panes o pasteles. Es una forma de darles sabor sin aumentar su contenido calórico ni de glucosa, así que se puede convertir en una opción excelente para mejorar los platos de las personas diabéticas.

10. Colesterol bajo control

Las avellanas pueden ser un excelente auxiliar para controlar el colesterol. Sus ácidos grasos elevan el colesterol bueno (HDL) pero además reducen el colesterol malo (LDL). Por esta razón se dice que las avellanas ayudan a mantener el equilibrio del colesterol.

Es por esta razón por la que se considera que las avellanas son buenas para el corazón. Sus propiedades y beneficios son auxiliares en la salud cardiovascular. No obstante hay que recordar no consumirlas en exceso.

11. Prevención de cáncer

Algunos componentes de las avellanas se consideran anticancerígenos. Las avellanas contienen beta-sitosterol, compuesto químico que se recomienda para prevenir el cáncer de colón y de mama.

Además las avellanas son ricas en vitamina E, otra sustancia que se considera aliada para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer. Por esta razón se recomienda un consumo habitual y moderado de avellanas para su prevención.

12. Cuidado de la piel

Con la avellana también se elabora aceite para uso alimentario y cosmético. Como uso cosmético, es ideal para pieles sensibles como un excelente hidratante. Además provee a la piel de nutrientes muy importantes.

Los ácidos grasos vegetales y la vitamina E son excelentes para la piel, por esta razón es que el aceite de avellana se utiliza con mucho éxito en la piel del rostro pero sobre todo del cuerpo.

Actualmente existen en el mercado muchos productos para el cuidado de la piel, que contienen estos aceites.

13. Parásitos intestinales

Otro beneficio de la avellana es la de combatir los parásitos intestinales. Si bien es una propiedad poco conocida de las avellanas, se sabe que tienen propiedades vermífugas, es decir, que combate los parásitos o lombrices que pueden aparecer en los intestinos.

Si bien un consumo habitual de avellanas puede auxiliar en este propósito, es en realidad el aceite de avellana el que resulta efectivo para eliminar los parásitos intestinales. La recomendación antes de hacer uso del aceite de avellana para eliminar parásitos, es consultar con el médico para asegurarnos de que el tratamiento es correcto.

Referencias bibliográficas

  • Perna, S., Giacosa, A., Bonitta, G., Bologna, C., Isu, A., Guido, D., & Rondanelli, M. (2016). Effects of Hazelnut Consumption on Blood Lipids and Body Weight: A Systematic Review and Bayesian Meta-Analysis. Nutrients, 8(12), 747. doi:10.3390/nu8120747.
  • Damavandi, R. D., Eghtesadi, S., Shidfar, F., Heydari, I., & Foroushani, A. R. (2013). Effects of hazelnuts consumption on fasting blood sugar and lipoproteins in patients with type 2 diabetes. Journal of research in medical sciences : the official journal of Isfahan University of Medical Sciences, 18(4), 314–321.

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.