Cómo cocinar churros (receta y paso a paso)

Te explicamos cómo cocinar churros de la forma más sencilla y deliciosa.
Cómo cocinar churros

Seguro que alguna vez te ha apetecido una buena taza de chocolate caliente con churros.

Se trata de una buena opción para desayunar, especialmente en épocas de frío (¡aunque se pueden tomar todo el año!). Pero, ¿has probado alguna vez los churros caseros? ¿Te animarías a prepararlos tú misma?

En este artículo te enseñamos cómo hacer churros, paso a paso. Como verás, se trata de una receta bastante sencilla, fácil y rápida de preparar. Además, una vez tengamos los churros, los podemos acompañar con chocolate, o con lo que más nos guste.

Churros: qué son, ingredientes y dónde comprarlos

Antes de explicar cómo hacer churros paso a paso, vamos a explicar qué son. Los churros se pueden comer para desayunar, para merendar, de postre…

Es un tipo de dulce; son tiras alargadas a base de harina cocinada con aceite. Sus ingredientes principales tan solo son 5: agua, harina (que suele ser de trigo), sal o azúcar y aceite. Este producto es bastante popular en países como Bélgica, España, Francia, Portugal y América Latina.

Para que los churros sean de lo más apetecibles, lo ideal es que sean crujientes, dulces (pero sin pasarse) y no demasiado grasientos (aunque para gustos colores).

Por otro lado, es típico acompañar los churros con una taza de chocolate caliente, aunque también se pueden acompañar con leche, leche con cacao, etc.

Los churros los podemos comprar en churrerías (donde también se venden otro tipo de dulces), pero también en algunas cafeterías o granjas. Sin embargo, si realmente quieres disfrutar del sabor de unos buenos churros caseros, ¡aquí te explicamos cómo hacer churros paso a paso!

Cómo hacer churros (paso a paso)

¿Cómo hacer churros? Te lo explicamos a través de unos sencillos pasos. Primero, pero, vamos a conocer los ingredientes necesarios para cocinarlo.

Ingredientes

Estos ingredientes son orientativos, y servirán para preparar entre 15 y 20 unidades de churros (dependiendo de su tamaño):

  • 10 gr de mantequilla (una cucharadita de postre)
  • 250 ml de agua
  • 150 gr de harina de trigo
  • Aceite (idealmente de girasol, semillas u oliva suave) (la cantidad de aceite necesario es alta, aproximadamente medio litro)
  • Azúcar
  • Sal

Pasos de la receta

Una vez tengamos los ingredientes, ya podemos empezar a preparar nuestros churros. Para ello, sigue los siguientes pasos sobre cómo hacer churros.

1. Poner a fuego medio el agua

El primer paso será poner el agua (250 ml) en un cazo. Le añadimos también la cucharadita de mantequilla y una pizca de sal. Lo ponemos a fuego medio.

2. Preparar un bol de harina

Por otro lado, preparamos un bol con la harina de trigo (150 gr). Para añadirla al bol, pero, la pasamos previamente por un colador. Esto evitará que tenga grumos.

3. Mezclar el agua y la harina

El tercer paso será esperar a que el agua empiece a hervir. Cuando esto ocurra, la echaremos sobre la harina y lo mezclaremos bien (con una cuchara, por ejemplo). Mezclaremos hasta conseguir una masa más o menos homogénea, idealmente sin grumos de harina.

4. Dejar la masa reposar

El cuarto paso sobre cómo hacer churros es el siguiente: dejaremos reposar la masa anterior, entre 15 y 20 minutos. Esto lo haremos para que su temperatura disminuya.

5. Incorporar la masa en una manga pastelera/churrera

Una vez transcurridos los 15-20 minutos, ponemos la masa en una manga pastelera o en una churrera. Si optamos por la manga pastelera, esta debe ser lo suficientemente resistente (por ejemplo las de plástico fino se rompen más fácilmente).

Lo ideal es que la manga disponga de una boquilla con forma de estrella (para hacer la forma de los churros). Un consejo para evitar que la masa salga es pinzar la manga detrás de la boquilla. Por otro lado, debemos compactar bien la manga para evitar que quede aire en la masa.

6. Presionamos la churrera/manga pastelera

Poco a poco vamos haciendo los churros con la manga pastelera (si hemos optado por esta opción), o bien con la churrera.

¿Cómo los hacemos? Presionando la manga o la churrera con suavidad y dejando el resultado sobre el papel (que puede ser de horno o vegetal). Intentamos evitar que los churros no se enganchen entre ellos. Si necesitamos cortarlos, podemos utilizar simplemente unas tijeras.

7. Introducir los churros en aceite

El siguiente paso para hacer churros es poner abundante aceite en un cazo. Lo ponemos a fuego medio-alto. Lo ideal es que el aceite llegue hasta los 170-180º aproximadamente (evitando que humee, ya que esto implicaría que los churros se han quemado).

Para comprobar la temperatura, podemos introducir un pedazo de masa en el aceite; si se dora muy rápido, bajamos el fuego, y si tarda en coger dolor, elevamos un poco la temperatura. Si la temperatura no es lo suficientemente alta, los churros pueden acabar muy empapados de aceite.

8. Freír los churros

El siguiente paso será ir introduciendo los churros poco a poco en el cazo. Al cabo de unos 2 minutos (por lado), y cuando vayan adquiriendo color hasta conseguir un tono dorado, sacamos los churros, escurriéndolos del aceite. A continuación, los dejamos en un plato (idealmente sobre papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante).

9. Espolvorear y disfrutar

Finalmente, una vez escurridos, calientes y en el plato, ya podemos decir que ¡tenemos nuestros churros listos! También podemos, si lo deseamos, espolvorear azúcar por encima para darles un sabor más dulce.

Los podemos acompañar con chocolate a la taza (chocolate caliente), con leche caliente sola, con un café con leche… Esto ya es cuestión de preferencias. Ahora sí, ¡a disfrutar!

Algunos consejos sobre cómo hacer churros

Ahora ya sabemos cómo preparar churros. Sin embargo, para que nos queden de lo más deliciosos y evitemos quemarnos o hacernos daño, te traemos algunos consejos a aplicar durante su elaboración.

1. En relación a la churrera

Lo ideal es que apretemos bien la masa al introducirla en la churrera (que quede compacta, evitando la entrada de aire). Debemos ir con cuidado con esto y evitar que explote la masa porque puede estar aún caliente.

2. En relación al aceite

Antes de ir colocando los churros en el aceite, deberemos vigilar que este no llegue a humear, porque entonces se quemarán los churros (o nosotros).

3. En relación a los churros

Si queremos unos churros crujientes, deberemos conseguir que por fuera queden doraditos. Para ello, podemos ir valorando la temperatura del aceite, evitando que se quemen o que queden demasiado oleosos (con temperaturas más bajas). Lo ideal es un fuego medio/alto, a unos dos minutos por cada lado del churro.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.