Cómo cortar la diarrea, en 9 trucos y estrategias

1 week ago

Dolores Agüero

Los aspectos clave para saber cómo tratar los síntomas de la diarrea y prevenir complicaciones

Cómo cortar la diarrea, en 9 trucos y estrategias

La diarrea es una afectación de origen gastrointestinal normalmente es causada por una infección viral o bacteriana. Afecta la todo el mundo de vez en cuando, y pasados tres o cuatro días sus síntomas deberían desaparecer.

Sin embargo, la diarrea puede ser un problema serio en algunos casos. La diarrea crónica (diarrea que dura más de dos semanas) puede ser causada por un problema más serio, y en estos casos se debe consultar a un médico. En este artículo veremos consejos básicas para saber cómo cortar la diarrea mediante diferentes trucos y estrategias.

Cómo cortar la diarrea mediante 9 trucos y estrategias

A continuación se van a dar diferentes consejos, trucos y estrategias para saber cómo cortar la diarrea. Eso sí, hay que tener en cuenta que si se sufren niveles importantes de deshidratación es necesario llamar de inmediato al médico de familia.

También se debe contactar rápidamente al médico si aprecia sangre o moco en las heces, si se ha vomitado más de un día, si se vomita más de un día o si la diarrea no se va al cabo de tres o cuatro días. En caso de estar en el extranjero también se debe estar alerta.

1. Beber muchos líquidos

En caso de sufrir diarrea se debe beber muchos líquidos para evitar quedar deshidratado. El agua, los zumos de frutas y las bebidas isotónicas permiten sustituir los minerales y las sales perdidas.

Beber pequeñas y frecuentes cantidades de fluidos es muy importante, sobre todo en el caso de bebés y en ancianos que pueden sufrir de deshidratación más rápidamente.

2. No comer alimentos que precedieron los ataques de diarrea

La diarrea puede deberse a bacterias o virus presentes en los alimentos que ingerimos. Cuando existe presencia de sangre estamos delante de una disentería, y normalmente es causada por las bacterias salmonella, shigella y campylobacter.

Cuando la diarrea se debe a una infección recibe el nombre de gastroenteritis o intoxicación alimentaria. Evitar los alimentos que pueden haber desencadenado este estado gastrointestinal es muy importante. Comer las sobras de esa comida podría ser una muy mala decisión, y no nos permitiría cortar la diarrea.

La diarrea puede venir también como consecuencia de una alergia o intolerancia alimentaria. A veces ocurre que siempre que la persona come un determinado alimento y presenta diarrea. En estos casos es necesario comprobar si existe alguna alergia alimentaria.

3. No tomar productos lácteos

Los productos lácteos empeoran el cuadro clínico. Se debe evitar ciertos productos lácteos, en especial los que tengan lactosa y los que tienen un alto contenido graso. Por lo tanto, la leche entera o el queso debe apartarse de la dieta (el queso fresco o la leche sin lactosa desnatada se podría tomar al cabo de unos días, pero no en fase aguda)

Si un bebé tiene diarrea, puede ayudarle a darle una pequeña cantidad de leche sin lactosa. Si está en período de lactancia, la madre debe intentar evitar consumir productos lácteos, ya que los residuos de lactosa pueden pasar a la leche materna. complicaciones

4. Evitar alimentos irritantes, grasos y fibrosos.

Hay una serie de alimentos que se debes evitar a toda costa, especialmente los que irritan las mucosas del tracto gastrointestinal y favorecen la diarrea.

Entre este tipo de alimentos destacan el café, las bebidas alcohólicas y todo tipo de alimentos grasos (solamente se recomienda un poco de aceite en comidas blanda).

Por otro lado, si la diarrea es aguda se debe respetar una dieta baja en fibra, especialmente aquellas que no es soluble. Se permiten fibras solubles que puedan aumentar la consistencia fecal.

5. Tomar alimentos ricos en carbohidratos de fácil absorción

Comer alimentos ricos en hidratos de carbono como patatas, arroz y pan, es altamente recomendable, pues ayudan a revertir la situación gastrointestinal que conduce a la diarrea.

La forma de tomar estos alimentos siempre debe ser favorable a una digestión muy fácil. Un plato de patatas hervidas o arroz hervido va a ser ideal para atacar la fase aguda, y se deben evitar salsas. Solamente un poco de aceite está permitido como fuente de grasa.

6. Introducir proteína en la dieta blanda

La dieta blanda consiste en tomar alimentos de fácil absorción. Es necesario ir tomando carbohidratos que no requieran mucha digestión como hemos visto para poder cortar la diarrea como primer truco o estrategia.

El siguiente paso para enriquecer nuestra alimentación una vez hemos pasado la fase aguda es introducir fuentes de proteína de fácil digestión. La dieta blanca incluye la posibilidad de tomar pescado magro (pescado blanco) o carne blanca. Se deben cocinar de forma hervida, al vapor o a la plancha.

7. Atención con los medicamentos y suplementos

Los medicamentos antidiarreicos normalmente no son necesarios, pero pueden ayudar si se desea una ayuda externa extra. Sin embargo, no deben darse a los niños o tomarse si hay sangre en las heces. Se puede tomar paracetamol (en forma líquida para las niños) y el ibuprofeno en caso de fiebre.

Obviamente se debe dejar de usar cualquier medicamento con efecto laxante o enemas. Además, se debe suspender la ingesta de medicamentos o suplementos que no sean esenciales para el funcionamiento del cuerpo. Todo medicamento sin consulta médica, especialmente cuando no es necesario, se debe dejar de tomar.

También se deben dejar de tomar los medicamentos prebióticos y probióticos, al igual que los alimentos que lo son, no deben tomarse mientras se tenga diarrea. Por otro lado, la diarrea puede venir como consecuencia del uso de antibióticos.

8. Prevenir estados de ansiedad y estrés.

Cuando tenemos los nervios a flor de piel nuestro cuerpo puede reaccionar de forma negativa. Hay quien somatiza todo este cuadro, inicialmente psicológico y luego físico, hasta llegar a sufrir consecuencias en el funcionamiento normal de alguno de nuestros órganos.

Hay quienes tienen dolor de cabeza o dolor en los ojos por ejemplo, pero una de las formas en las que el estrés, la ansiedad o el pánico pueden somatizar es en problemas digestivos. La diarrea es una de las formas más comunes.

9. Higiene

Si una persona tiene diarrea, se debe tener mucho cuidado con la higiene. No se deben compartir toallas, cubiertos, etc., y la buena higiene personal es importante para evitar llevar las bacterias de un lado a otro, tanto para otras personas como para uno mismo.

Un buen nivel de higiene y limpieza evita que las infecciones que causan diarrea se extiendan. Siempre debemos lavarnos las manos después de ir al baño y antes de tocar los alimentos.

Referencias bibliográficas

  • Navaneethan, U. y Giannella, R.A. (2008). Mechanisms of infectious diarrhea. Nature Clinical Practice Gastroenterology & Hepatology. 5 (11), 637–47.

  • Pawlowski, S.W., Warren, C.A. y Guerrant, R. (2009). Diagnosis and treatment of acute or persistent diarrhea". Gastroenterology, 136 (6), 1874–1886.

  • Riverón Corteguera, R. L. (1992). Fisiopatología de la diarrea aguda. Rev Cubana Pediatr, 71 (2), 86-115. ratación.

Dolores Agüero

Nutricionista