¿Cómo dejar de sudar en exceso? 12 trucos muy útiles

Sudar es algo normal y saludable, pero hacerlo en exceso puede ser bastante molesto y antiestético.
Cómo dejar de sudar

El cuerpo humano necesita sudar; es por ello que todos y todas sudamos. La sudoración consiste en un proceso fisiológico natural, que permite que nuestra piel respire.

Sin embargo, muchas personas se quejan de sudar en exceso. Así, la sudoración excesiva recibe el nombre de hiperhidrosis.

En este artículo te proponemos 12 trucos muy útiles para dejar de sudar en exceso. Estos trucos hacen referencia al tipo de ropa que podemos utilizar, higiene, productos, fármacos… Alguno de ellos también habla de cómo evitar que nuestro sudor adquiera un olor desagradable.

¿Cómo dejar de sudar en exceso? 12 trucos efectivos

Como decíamos, sudar es algo natural y necesario para nuestro organismo. Todas las personas sudamos, aunque no todos en la misma proporción ni con la misma intensidad.

Por otro lado, hay momentos y situaciones en que sudamos más que en otros/as; estos momentos son especialmente momentos estresantes, de nervios, de ansiedad, de calor excesiva, etc.

Por otro lado, la hiperhidrosis consiste en una sudoración excesiva, que supera con creces la sudoración considerada “normal”. Esta sudoración suele afectar a distintas partes del cuerpo: cara, axilas, pies y manos, sobre todo. En caso de sufrir hiperhidrosis, lo mejor es acudir a un profesional que nos pueda ayudar.

Sin embargo, es importante remarcar que hay personas que, aunque no sufren hiperhidrosis, sí consideran que sudan más de lo que les gustaría, y que por ello quieren combatir esta sudoración.

Especialmente para este grupo de personas (más que para las personas con hiperhidrosis, que se considera un problema médico), proponemos 12 trucos muy útiles que ayuden a reducir la sudoración excesiva. Algunos de estos trucos, no obstante, también pueden ayudar a las personas con hiperhidrosis.

Vamos a verlos a continuación.

1. Evita la ropa ceñida

El primer truco que proponemos para evitar sudar en exceso es no utilizar ropa excesivamente ceñida. La ropa ceñida se pega a la piel y aumenta la probabilidad de que sudemos. Lo ideal es que nos vistamos con prendas de nuestra talla y además, que sean un poco holgadas (anchas). Eso ayudará a que nuestra piel transpire.

2. Utiliza piezas de algodón

Otro consejo, también relacionado con la ropa, es que utilices ropa de algodón y lino; estos materiales facilitan la evaporación del agua/sudor. En cambio, si utilizamos tejidos de materiales artificiales, será más probable que sudemos más (y que además el sudor huela peor); esto se debe a que este tipo de materiales dificultan la evaporación y retienen el agua en la ropa.

3. Opta por la depilación

Este pequeño truco no tiene tanto que ver con la sudoración excesiva, sino más bien con el olor del sudor (cuando es más desagradable). Debemos tener en cuenta que el sudor en sí, cuando lo segregamos, no tiene ningún tipo de olor; lo que lo convierte en un olor desagradable son las bacterias de la piel, que se esconden en el vello corporal.

Sin embargo, si mantenemos las zonas por donde solemos sudar bien depiladas (por ejemplo las axilas), nuestro sudor no olerá mal.

4. Cuida la alimentación

A mayor cantidad de grasa en el cuerpo (acumulación de la misma), mayor probabilidad de sudar en exceso. Esto también se relaciona con la disponibilidad de “combustible” o de nutrientes en el cuerpo (cuanto más disponibilidad, más sudoración).

De esta manera, el siguiente truco que proponemos para evitar sudar en exceso es cuidar nuestra alimentación, evitando el consumo excesivo de alimentos grasos. Algunos de los alimentos grasos más consumidos son: la mantequilla, el chocolate, el queso, etc.

5. Apuesta por la calma

Es ampliamente conocido que los nervios y la ansiedad potencian la sudoración; así, cuando estamos estresados y nerviosos, solemos sudar más. Es por ello que si utilizamos técnicas de relajación o respiración, o si intentamos mantener la mente tranquila y despejada, tendremos más posibilidades de no sudar en exceso.

6. Bebe agua

Si bebes una cantidad adecuada de agua a lo largo del día (recomiendan unos 2 litros diarios), también reducirás la probabilidad de sudar en exceso. Es decir, intenta beber mucha agua (y si es fría, mejor). Esto que explicamos se debe a que, el cuerpo, ante un consumo de agua insuficiente, no puede refrigerarse, y lo que hace entonces es sudar, intentando descender la temperatura corporal.

7. Evita/modera los alimentos picantes

Las especias picantes (o los alimentos picantes) incrementan la sudoración corporal. Esto se debe a que contienen un ingrediente, la capsaicina, que activa los sensores térmicos de la boca y “le hace creer” al cuerpo que nuestra temperatura asciende. De esta forma, si evitas o moderas el consumo de alimentos picantes, reducirás la posibilidad de sudar en exceso.

8. Toma una infusión de salvia

La salvia es un tipo de planta aromática. Este truco que te proponemos consiste en tomar una infusión de salvia de forma frecuente, ya que la salvia ayuda a reducir la actividad de las glándulas sudoríparas.

9. Usa desodorante

El uso de desodorantes forma parte de nuestra higiene diaria. El desodorante es un producto que puede reducir o hasta eliminar nuestra sudoración, y que además ayuda a que nuestro sudor no huela mal. El hecho de que reduzcan la sudoración se debe a que son antitranspirantes; además, muchos de ellos evitan que manchemos la ropa de sudor.

10. Toxina botulínica

El tratamiento con toxina botulínica se utiliza para reducir el exceso de sudoración en el cuerpo. Esta toxina lo que hace es bloquear las señales nerviosas que estimulan que el sudor salga de las glándulas sudoríparas.

La parte negativa es que se trata de una solución temporal, y que generalmente este tipo de tratamiento dura unos seis meses, aproximadamente. La parte positiva es que el tratamiento se realiza de forma muy rápida (entre 20 y 30 minutos).

11. Usa ropa limpia

Ese truco tiene que ver más con el olor del sudor, y no tanto con el hecho de sudar más o menos. Así, si utilizamos ropa limpia y nos cambiamos a diario, es más probable que nuestro sudor no huela mal, ya que estaremos apostando por una higiene adecuada.

12. Otros trucos, técnicas o soluciones

Existen algunos fármacos (o incluso productos de farmacia) que también pueden ayudar a reducir el exceso de sudoración.

En el caso de la sudoración en las manos y en los pies, además, se suele administrar un tratamiento denominado iontoforesis; la iontoforesis consiste en un proceso de estimulación eléctrica que cierra las glándulas sudoríparas. Finalmente, también podemos recurrir a la cirugía (en casos graves).

Referencias bibliográficas

  • Ferández, M. (2019). ¿Sudas en exceso? Cómo combatir la hiperhidrosis. Saber vivir tve.

  • González, F.M. (2012). Apuntes sobre la hiperhidrosis primaria desde la Psicología. Rev. Hosp. Psiquiátrico de la Habana, 9(1).

  • Pérez, M., Grimalt, R., Solé, J. y Peri, J.M. (2002). Hiperhidrosis primaria. Medicina Clínica, 119(17): 659-665.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.