Cómo evitar la incontinencia urinaria: 6 formas de prevenir pérdidas

6 months ago

Ingrid Dalmau

Las pérdidas de orina pueden afectar a muchas mujeres, pero se pueden prevenir con estos hábitos.

Las pérdidas de orina afectan a muchas mujeres y resultan muy incómodas.

Las pérdidas de orina son un problema muy común entre las mujeres, que incrementa a medida que pasan los años y el suelo pélvico se desgasta. Pero existen formas de prevenirlas si se trabajan una serie de hábitos diarios.

En este artículo te contamos cómo evitar la incontinencia urinaria con 6 consejos, para que no llegues a sufrir este problema tan incómodo y molesto para tantas mujeres.

¿Por qué ocurren las pérdidas de orina en mujeres?

Para saber cómo evitar la incontinencia urinaria, primero es bueno conocer el origen del problema. El causante más común de las pérdidas de orina en mujeres es la debilitación de la musculatura del suelo pélvico, que se encarga entre otras cosas de sostener la vejiga.

Este debilitamiento o daño del tejido muscular del suelo pélvico puede tener muchas causas. El embarazo y el parto son una de las causas más comunes. Pero los sobreesfuerzos en esa zona, el sobrepeso, la llegada de la menopausia y los cambios hormonales también pueden derivar en cambios en el tejido.

Para evitar la incontinencia urinaria por lo tanto, el objetivo será fortalecer la musculatura y los tejidos del suelo pélvico, con tal de evitar su debilitamiento y posibles daños. A continuación te damos algunos consejos para mantener un suelo pélvico firme y fuerte para evitar esta problemática. tan incómoda y molesta para tantas mujeres.

Cómo evitar la incontinencia urinaria en 6 consejos

Si mantienes estos hábitos diarios podrás evitar el debilitamiento del suelo pélvico y prevenir las molestas pérdidas de orina.

1. Hidratarse

Aunque parezca que beber más puede darte más ganas de orinar y favorecer más pérdidas, lo cierto es que hidratarse es una de las formas de evitar la incontinencia urinaria más eficaces.

¿Por qué motivo? Mantener una buena hidratación será vital para mantener las paredes del suelo pélvico firmes y elásticas. Para ello no olvides beber tus 2 litros de agua diarios.

2. Evitar consumo de estimulantes o diuréticos

Otra forma de evitar la incontinencia urinaria es reducir el consumo de alimentos y bebidas que puedan estimular la frecuencia con la que orinas. Estos pueden ser las bebidas excitantes como el té o el café, el alcohol, las bebidas con gas o los alimentos y bebidas diuréticas.

Algunos alimentos o bebidas, como los cítricos o las comidas picantes, pueden llegar incluso a irritar la vejiga y favorecer por lo tanto su debilitamiento. Es por ello que también convendrá moderar el consumo de este tipo de alimentación.

3. No aguantar el ir al baño

Uno de los puntos más importantes para evitar las pérdidas de orina es no aguantar las ganas de orinar. Si sientes que necesitas ir al baño, acude al momento y no lo retengas mucho tiempo. Aguantar por mucho tiempo las ganas de orinar puede producir pérdida de elasticidad y firmeza de la vejiga.

Lo mismo ocurre si acudimos con demasiada frecuencia. De esta forma lo que estaremos consiguiendo es acostumbrar a la vejiga a evacuar muy a menudo, por lo que irá perdiendo capacidad para retener y acabará por aumentar la frecuencia en las ganas de orinar.

4. No realizar esfuerzos

Lo mismo ocurre si forzamos la musculatura al realizar demasiada presión o esfuerzo para orinar o al intentar evacuar si tenemos dificultades, por lo que evitar el estreñimiento será otra forma de ayudar a evitar la incontinencia urinaria.

Una forma de prevenir este sobreesfuerzo de la musculatura será realizar el ejercicio de contraer el suelo pélvico mientras hacemos ese u otro tipo de esfuerzos, como pueden ser los estornudos, la tos o la carga de peso. De esta forma evitaremos que se ejerza presión la zona pélvica en esos momentos.

5. Mantener una dieta equilibrada

La alimentación no solo importa a la hora de evitar bebidas o comidas que produzcan ganas de orinar o que irriten esa zona. Mantener una dieta sana y equilibrada también será importante para mantener un buen peso.

¿Por qué? La obesidad o el exceso de peso crean presión sobre la zona pélvica y facilitan el desgaste de su musculatura, pudiendo debilitarla y derivar en pérdidas de orina.

7. Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Pero sin duda, lo mejor a la hora de evitar las pérdidas de orina será poner en práctica a diario ejercicios que te ayuden a fortalecer la musculatura del suelo pélvico.

Los más eficaces son los llamados ejercicios de Kegel, que consisten en la contracción y relajación de la musculatura pélvica, incluida la vejiga, para poder tener más control sobre esta zona y darle firmeza.

Otros ejercicios que pueden ayudarte son los que se realizan con bolas chinas, que favorecen las contracciones de la musculatura para ejercitarla. También obtendrás muchos beneficios con los abdominales hipopresivos, que realizados de forma correcta permiten trabajar la musculatura del suelo pélvico.

Ingrid Dalmau