Los 5 consejos clave para conciliar trabajo e hijos

1 month ago

Amanda Coeting

Estos consejos te ayudarán a poder tener más calidad de vida y dedicación hacia tus hijos.

Los 5 consejos clave para conciliar trabajo e hijos

La conciliación entre el trabajo y la vida personal no siempre es tarea fácil, y más difícil se pone cuando además tenemos que criar a nuestros hijos. La organización del tiempo es muy importante para poder llegar a hacer todo lo que queremos, y si no lo conseguimos a veces nos sentimos culpables.

En este artículo expondremos los consejos clave para conciliar trabajo e hijos. Sin duda, la presión para sacar adelante la familia en la que están creciendo los niños y niñas es todo un reto, sobre todo para las mujeres. Muchas veces se nos otorga toda la responsabilidad del trabajo del hogar y del cuidado de los hijos.

Los 5 aspectos más importantes para poder conciliar trabajo e hijos

Muchas madres se frustran y se culpan. Sienten que dedicarse a su carrera profesional es algo que hacen con más dedicación que estar con sus hijos, faltándoles tiempo para estar junto a ellos. Por otro lado, tienen la presión de la propia sociedad que les obliga a asumir tanto el rol de cuidadora como de trabajadora.

Somos conscientes del esfuerzo que supone sacar adelante a la familia, y es por eso que desde La Guía Femenina hemos preparado los 5 consejos clave para conciliar trabajo e hijos. La cuestión, como veremos, es ocuparnos y dar con las medidas adecuadas pero evitando los agobios que no nos merecemos.

1. Aprender a gestionar el tiempo

Seguramente sientes que el tiempo es un bien escaso y hasta parece que te esté haciendo una jugarreta, pero si sabemos relacionarnos bien con él puede ser nuestro aliado.

Muchas veces solamente necesitamos un poco de organización y planificación. Para hacerlo necesitamos primero detectar una/s franja/s de tiempo en las que podamos pensar cómo vamos a hacer las cosas y qué prioridad tiene cada una de ellas.

Dedicar un espacio de la mañana para hacer listas y organizar nuestras acciones es una muy buena idea. De este modo nos estructuramos para saber cuándo hacer la compra, ir al médico, llevar a nuestro hijo a tal sitio, etc. Una buena opción para la compra es aprovechar las nuevas tecnologías y comprar por internet.

2. Adelantarnos el trabajo

Seguro que si pensamos se nos ocurre algún momento a lo largo del día que nos puede servir para adelantar cosas. Pueden ser solamente 20 o 30 minutos, que podemos tomar de diferentes partes del día, pero nos pueden venir muy bien.

Por ejemplo, a primera hora de cada día antes de que despierte nadie, o también en la última media hora del día, antes de irnos a dormir y momento en el que nuestros hijos ya están en la cama.

También tendríamos segura alguna hora del domingo, en el que generalmente aprovechamos para descansar. Nos gusta aprovechar las ocasiones que tenemos para sencillamente no hacer nada, pero a hora de la verdad esa hora de sofá de más nos puede venir muy bien para adelantar cosas. Así, por ejemplo, durante el domingo podemos preparar comida para el resto de la semana; nos servirá para tener más tiempo e inclusa ir más organizadas.

Otro ejemplo para ganar eficiencia es aprovechar las últimas horas de la noche para preparar la ropa que nos pondremos el día siguiente. Es una excelente rutina para ser más eficientes el día siguiente y tener algo menos en lo que pensar. Adelantar trabajo es un consejo clave para conciliar trabajo e hijos.

3. Pedir ayuda

Que trabajes es una elección que has tomado en el que existe un consenso con tu pareja. Pero esto no quiere decir que tu pareja no te pueda ayudar más de lo que lo está haciendo. Si no llegas con todo, tu pareja puede asumir más funciones del hogar, al fin y al cabo los dos estáis trabajando.

Por otro lado la ayuda más clásica es la de los abuelos. Si aún tienes la suerte de poder disfrutar de tus padres y te pueden ayudar sin mayores problemas, acudir a ellos es una buena posibilidad para descargarte un poco. Los abuelos y los nietos necesitan tiempo juntos también.

Si los hijos son algo mayores también puedes pedirles que te ayuden más en casa, pues tu función no tiene que ser la de sirviente toda la vida. Preparar la mesa, quitar los platos del lavavajillas, barrer, sacar la basura son acciones básicas que les puedes asignar perfectamente, y de paso van a aprender que en la vida las cosas no vienen hechas.

4. Estar presente en cada momento

A veces estamos en un sitio y tenemos la cabeza en otra. Tenemos que evitar estas cosas. Vale la pena estar viviendo al máximo el momento en el que estamos; si estamos en el trabajo nos ocupamos del trabajo, y si estamos con nuestros hijos disfrutamos de este espacio.

Es en realidad una manera de ser eficaces. Di a tus hijos que cuando estás en el trabajo solo te pueden llamar por urgencias, y trata de expresar lo mismo en el trabajo. Que tu jefe entienda que cada día por la mañana estarás disponible para atender lo que sea necesario, pero no por la noche.

5. Flexibilizar tu horario laboral

Tal vez sencillamente no es posible, pero puedes preguntar en el trabajo si sería una opción tener un horario más flexible. Cada vez es algo más común, pues las empresas son conscientes de que tienen que ofrecer beneficios atractivos a los trabajadores más allá del salario para retenerlos, así que no te sientas mal en planteártelo.

Realmente depende del sector en el que trabajes esto es algo a lo que puedes sacar provecho o no. Si realmente no estás satisfecha en tu trabajo y hay opciones de empezar en otro sitio con un horario mejor, siempre es interesante pensar en ello.

Una no está predestinada a tener una vida laboral en concreto, y a veces somos nosotras mismas que nos presionamos a llevar a cabo un camino en concreto. La cuestión fundamental es trabajar para vivir, y no al revés, para disfrutar de nuestra familia, y toda reflexión y replanteamiento en este sentido es siempre bienvenido.

Referencias bibliográficas

  • Dell'Antonia, K.J. (2018). How to be a Happier Parent: Raising a Family, Having a Life, and Loving (Almost) Every Minute. Nueva York: Avery Publishing
  • Janis-Norton, N. (2012). Calmer, Easier, Happier Parenting: The Revolutionary Programme That Transforms Family. Londres: Yellow Kite.

Amanda Coeting