9 consejos para quedar embarazada de una niña

Los embarazos aunque ocurren de manera natural, se pueden tener en cuenta algunos trucos para asegurar el sexo femenino de tu futuro bebé.
Consejos para quedar embarazada de una niña

¿Tu ilusión como padre o madre es tener a una pequeña princesa en la casa? ¿Colocarle vestidos y adornarla como si fuera una obra de arte?

Si eres mujer seguramente desearás tener una versión pequeña de ti misma, pero con su propia personalidad. Aunque... ¿sabías que hay un significativo porcentaje de hombres que también desean tener una niña como hija?. Sin duda alguna, tener un hijo es una bendición y cuando se planea cada momento de ello, es aún más especial.

Por ello muchas parejas deciden planificar hasta el sexo de los hijos que quieren tener. Especialmente cuando buscan tener el par de ambos sexos (niño y niña) y, aunque existen algunos trucos muy efectivos para realizarlo de manera tradicional, la verdad es para asegurar el sexo de los bebés, es necesario acudir a un especialista.

Sin embargo, en este artículo te mostraremos cuáles son esos 9 trucos eficaces para quedar embarazada de una niña y así realizar tu sueño de tener a una pequeña coqueta en casa.

La importancia de los días fértiles

Los días fértiles hacen referencia a ese tiempo donde ocurre la maduración del óvulo al ser expulsado del ovario, el cual se desplaza hasta las trompas de falopio hasta alojarse en el útero en la espera de ser fecundado. Es también conocido como período de ovulación y suele tener una duración de 5 a 3 días, ocurriendo justo después de finalizar la menstruación.

¿En qué nos beneficia saber cuáles son nuestros días fértiles? Muy sencillo, estos ayudan a asegurar el embarazo en un porcentaje muchísimo mayor al del tener relaciones sexuales cualquier otro día del mes. Aunque ¡Mantente alerta! Si tienes sexo sin protección puedes quedar embarazada te encuentres o no en tu período de ovulación, pero si deseas concebir, entonces estos son los días en que más actividad sexual debes tener con tu pareja para lograrlo.

Incidencia del reloj biológico

Otro elemento que puede afectar el quedar embarazada es esperar demasiado tiempo para ello. es una realidad que mientras pospongas tu embarazo, especialmente después de los 35 años, menos probabilidad hay de concebir o se aumenta la probabilidad de tener una gestación de alto riesgo. Teniendo así que acudir a especialistas para lograr una concepción con ayuda de tratamientos médicos, inyecciones hormonales o métodos in vitro.

Esto se debe a que el conteo de óvulos que se produce tiene una cantidad límite, es decir, cada mujer cuenta con una carga ovárica aproximada de 500.000 óvulos en el organismo, de los cuales, alrededor de 500 logran madurar. Estos comienzan a desprenderse con la primera menstruación y culminan con la menopausia. Esto también es conocido como reloj biológico femenino.

9 trucos para quedar embarazada de una niña

Te presentamos a continuación algunos trucos que han sido comprobados científicamente y son muy efectivos para quedar embarazada y otros que han surgido a través de mitos y creencias populares que a algunas parejas le han servido y a otras no.

1. Método Shettles

Es uno de los métodos de concepción para asegurar el sexo femenino del bebé más conocido de todos. Incluso goza de muy buena reputación, fue descubierto alrededor de la década de los años 1970, cuando se obtuvo y comprobó por primera vez que el tiempo de vida de los cromosomas ‘Y’ es mucho menor que los cromosomas ‘X’. Es decir, que los espermatozoides que llevan consigo la carga cromosómica femenina viven por más tiempo dentro del útero femenino que aquellos de carga cromosómica masculina.

Esto se debe a que los espermatozoides X están dotados de elementos que los hacen más resistentes al Ph vaginal y las temperaturas más cálidas, además poseen características diferentes a los cromosomas Y. Como mayor fuerza, tamaño y resistencia que los favorece, a pesar que son mucho más lentos, lo cual los ayuda a sobrevivir por más días.

Es por ello que el Método Shettles indica que hay que mantener relaciones sexuales durante los días previos al momento justo de la ovulación, de esta manera los espermatozoides X podrán llegar al óvulo y fecundarlo. Pero eso sí, hay que abstenerse de tener sexo los días después de la ovulación, pues los espermatozoides Y que se liberan en esa nueva expulsión pueden llegar a fecundar antes al óvulo.

2. Método Billings

Este es otro método científico de gran reconocimiento mundial por su eficacia al momento de lograr la concepción de niñas. El cual indica que es posible lograr quedar embarazada de una niña conociendo el flujo vaginal.

¿Por qué conocer las secreciones vaginales ayuda? Las secreciones, flujos o mocos vaginales son una forma de alertar a la mujer sobre los cambios que ocurren a nivel interno. Estos cambian de aspecto y textura a medida que se va acercando la ovulación, mientras más líquido, mayor fertilidad. Otro elemento a tener en consideración es la temperatura corporal ya que, mientras más cálida sea, más propicia será para los espermatozoides X.

Es recomendable que practiques este método un mes o dos antes para que puedas detectar correctamente la textura de las secreciones vaginales a medida que avanza tu ciclo. Recuerda que la idea es tener relaciones los días antes del período máximo fértil para asegurar la fecundación de un espermatozoide femenino.

3. Conoce tu ciclo menstrual

Para saber qué días eres más fértil y cuandoes el día exacto de tu ovulación debes conocer cómo es tu ciclo menstrual completo, desde la frecuencia de tus días menstruales, tus días fértiles y tus días de descanso. De esa forma lograrás controlar mejor tus posibilidades de embarazo.

Existen 3 tipos de ciclos menstruales:

3.1. Ciclo normales

Se considera a un ciclo normal aquel que dura casi con exactitud 28 días y se presenta de esta manera durante todos los meses, con pocas o ninguna variación. Por lo que la ovulación siempre ocurre el día 14 del ciclo menstrual.

3.2. Ciclo largo

Se encuentra dentro del denominado ‘ciclo regular’, solamente que este se produce durante un período entre 30 y 35 días, por lo que la ovulación puede ocurrir entre los días 13 y 18 del ciclo menstrual.

3.3. Ciclo corto

La contraparte del ciclo largo, este período consta de 23 y 25 días de duración del ciclo menstrual. Ocurriendo el período de ovulación entre los días 8 y 13 del ciclo.

Recuerda que mientras mantengas un ciclo regular, es decir, que se presente de la misma forma cada mes, sin importar si es larga, corta o normal. Podrás tener más control sobre tu período de ovulación.

4. Calcula tu ovulación

Sin embargo, como la tecnología está de nuestro lado para solucionar diversos problemas de la cotidianidad, también lo está con respecto al cálculo y seguimiento del ciclo menstrual y el período hormonal, ¿de qué manera? pues a través de aplicaciones electrónicas de calendarios menstruales.

Tanto en la web, como disponibles para dispositivos móviles, podemos encontrar calculadoras de fertilidad y de seguimiento menstrual. Estas funcionan colocando las últimas fechas del período y ¡voilá! Puedes ver hasta los días de hasta los próximos 3 meses de tu calendario menstrual, al alcance de tu mano.

5. Dieta baja en sodio

La alimentación siempre es importante para mantener un estilo de vida saludable y en cuanto a la fecundación de una niña, no es la excepción. Por ello, los especialistas recomienda en este caso consumir alimentos que proporcionan calcio, como los derivados de las vacas, vegetales verdes y frutas que contengan vitamina C, pescado y carnes magras. Así mismo hay que alejarse de aquellos que contengan sodio y potasio, ya que estos favorecen a los espermatozoides Y.

6. Temperatura corporal

Como ya lo hemos mencionado anteriormente, las temperaturas cálidas son propicias para los espermatozoides X pues pueden sobrevivir a estas, mientras que los espermatozoides Y no pueden. Por ello se aconseja tomar baños de agua caliente en las noches antes de tener relaciones sexuales. Mientras que a los hombres se les aconseja utilizar ropa ajustada al cuerpo o telas gruesas, ya que aumentan el calor dentro de los testículos.

7. Ph vaginal

Cuidar del Ph femenino es esencial para lograr la concepción de una niña pues, esto no solo ayuda a mantener al organismo libre de bacterias e infecciones. Sino que además permiten una lubricación adecuada para que los espermatozoides viajen libremente hacia el útero y más importante, los espermatozoides X tienen más probabilidad de sobrevivir al interior femenino si el Ph del flujo vaginal se mantiene en un estado un poco más ácido de lo normal.

Para ello es ideal el consumo de frutas con gran contenido de vitamina C y alejarse un poco de los alimentos dulces.

8. Posturas sexuales

Este consejo está más inclinado hacia la balanza de ser un mito que un hecho científico, sin embargo, aquellas parejas quienes lo han intentado han tenido éxito, en un gran porcentaje. Se trata de mantener relaciones sexuales en posturas sencillas, donde la mujer permanezca acostada y que no permita una penetración tan profunda. De esa manera se evita que los espermatozoides Y lleguen a su meta antes que los espermatozoides X y se asegure la longevidad de estos últimos por más tiempo.

9. Calendario chino

Otro mito muy popular en las regiones asiáticas, es el calendario chino de la fertilidad, el cual se basa en una tabla el cual calcula el mes exacto de la fecundación con el año lunar de la madre y su mes de nacimiento. Si el resultado es impar... ¡felicitaciones! Tendrás una niña, y si es par... ¡felicidades! Estarás esperando a un varón. Aunque también se puede utilizar para predecir la fecha exacta más propicia para planear el sexo del bebé.

Aunque esta técnica no consta de bases científicas, muchos quienes la han utilizado desde los tiempos de la dinastía Qing, han sido bendecidos con los resultados favorables esperados. ¿Te atreverías a utilizarla?

Así que ya conoces los métodos tradicionales y naturales para quedar embarazadas, según su comprobación científica o cultural. Sin embargo, es recomendable que asistas a tu ginecólogo para tener consejos personalizados sobre la mejor forma de concebir una niña. ¡Manos a la obra!

María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en La Guía Femenina semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.