Criolipólisis: ¿qué es y para qué sirve este tratamiento con frío?

La criolipólisis ha comenzado a adquirir popularidad debido a sus sorprendentes resultados.
Criolipólisis

La criolipólisis es un tratamiento para eliminar grasas corporal. Se trata de un método innovador basado en la aplicación de frío, y fue desarrollado por médicos y científicos de General Hospital de Massachussets y de la Universidad de Harvard.

El procedimiento se ha vuelto popular debido a que es un método que se ha mostrado eficiente para acabar con la grasa del cuerpo. Puede tener los mismos resultados que una liposucción, pero con la ventaja de minimizar los riesgos dado a que es menos invasivo, lo que reduce los riesgos.

¿Qué es la criolipólisis y para qué sirve?

Este procedimiento dermatológico lleva poco tiempo utilizándose en las clìnicas de belleza. Sin embargo, los resultados hasta la fecha han hecho que esta sea una de las técnicas favoritas para poder eliminar grasa del cuerpo localizada en ciertas zonas.

La grasa se puede eliminar con facilidad gracias al modo en el que se aplica el frío. Se utiliza un aparato especial que aplica frío con mucha precisión a través de una placa para luego succionar el área enfriada. El frío que emite este dispositivo por medio de la placa tiene como objetivo enfriar los adipocitos.

Estas células del tejido adiposo llegan a enfriarse tanto que sufren apoptosis, es decir, muerte celular. Se trata de un procedimiento muy moderno, y es que la criolipólisis solamente se realiza en algunas clínicas profesionales preparadas para aplicar este tratamiento.

El dispositivo y los materiales que se utiliza deben ser de buena calidad y certificados para este tratamiento. Hay que sospechar un poco de ofertas y promociones excesivamente baratas, pues pueden incluso poner en riesgo a quien se someta al tratamiento.

Procedimiento

En una clínica especializada en criolipólisis hay un equipo humano y técnico preparado para ello. Lo primero que se hace es recibir una valoración del especialista sobre la zona en la que se quiere aplicar este procedimiento.

Una vez tomadas las medidas y el peso, el equipo determina algunas cuestiones técnicas. Esto va en función de las características del área del cuerpo en la que se quiere reducir grasa. El equipo estudia el caso y se cita a la persona para realizar la intervención otro día.

Cuando la personas está recostada se le ponen unas toallas protectoras que permiten proteger la piel. Posteriormente se acciona el aparado para que se efectúe la adipocitosis y la succión.

Se mantiene la máquina trabajando por alrededor de 70 minutos, y la temperatura desciende a los -8º (solamente en el área donde se está aplicando la criolipólisis). Al pasar los 70 minutos se da por terminada la sesión. La siguiente sesión se llevará a cabo cuando la piel se haya recuperado, pues la succión provoca un moretón.

Difícilmente se podrá percibir un resultado en la primera sesión. Los resultados visibles comienzan a manifestarse alrededor de la cuarta o quinta aplicación de la criolipólisis. Por esta razón es importante seguir el tratamiento completo.

¿Qué ventajas tiene la criolipólisis?

Los cuidados en la criolipólisis son menores en comparación con una liposucción. Eso sí, es importante hacer caso de las pautas sobre los cuidados necesarios. Es importante permitir que la piel se regenere entre cada sesión. Los moretones no son dolorosos, pero hay que dejar que la piel se recomponga.

El tratamiento con criolipólisis es un procedimiento a nivel dermatológico. Por lo que no requiere de entrada a quirófano, ni de cuidados extremos antes o después de su aplicación. No hay anestesia global como por ejemplo pasa con la liposucción.

Es realmente una alternativa a la liposucción, con la ventaja de que no es invasiva, dolorosa ni peligrosa. No requiere reposo posterior a su aplicación ni se necesitan cuidados, pues no existe una herida.

Los resultados comienzan a percibirse a partir de la tercera sesiòn. Si se le da la continuidad requerida a las sesiones de criolipólisis, los resultados podrán ser notables y perdurables.

Los resultados de la criolipólisis pueden ser permanentes, siempre y cuando se combine con una dieta equilibrada y se haga ejercicio. Afortunadamente no existe ningún "efecto rebote" como sucede con muchas "dietas milagro" dañinas para el cuerpo.

¿Para quiénes es recomendable la criolipólisis?

El procedimiento con criolipólisis se recomienda en casos extremos. Pueden recurrir a él personas que tienen dificultad para eliminar la grasa de ciertas zonas del cuerpo a pesar del ejercicio o la buena dieta.

Hay que tener en cuenta algunos requisitos importantes para poder someterse a éste tratamiento para no poner en riesgo la salud. A continuación se comentan las características necesarias para ser una persona candidata a al sometimiento de la criolipólisis.

1. Edad

La personas debe ser mayor de edad, los menores no pueden someterse a esta técnica bajo ningún concepto. En cambio, la edad máxima depende del estado de salud de la persona. Es recomendable hacer una valoración y un exámen médico previo en el caso de las personas mayores de 60 años.

2. Condiciones físicas y de salud

Las personas con hipertensión, diabetes o con problemas cardiovasculares no son candidatas Estas personas no pueden someterse a un procedimiento de criolipólisis. Tampoco las personas con grandes acumulaciones de grasa.

3. Condiciones especiales

Las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia no deben considerar la criolipólisis. También se desaconseja durante los días de menstruación de toda mujer. Es mejor consultar con el especialista y realizar las sesiones en los días en los que no coincida la regla.

Referencias bibliográficas

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.