Cómo cuidar los pies en verano: 8 trucos para que luzcan sanos

3 months ago

Maria Weevs

Aprende a cuidar los pies en verano para que se vean bonitos y saludables, evitando la aparición de callos, durezas, hongos o la sequedad que produce grietas.

Los pies sufren mucho en verano y por ello aparecen más molestias.
Los pies sufren mucho en verano y por ello aparecen más molestias. Fuente: Unsplash

Con la llegada del verano estamos pendientes de cuidar de nuestra cara con protección solar, hidratar aún más nuestro pelo con mascarillas y coger color en todo el cuerpo de manera responsable. Pero no debemos olvidarnos de cuidar los pies en verano.

Y es que todas queremos deshacernos de los zapatos y los calcetines que nos agobian con el calor, para lucir nuestras sandalias con unos pies hermosos, bien cuidados y saludables.

Es por ello que en verano, al estar más expuestos, debemos estar más pendientes de ellos. Para que los puedas lucir bonitos y sanos, te enseñamos esta rutina de cuidado para tus pies.

Rutina para cuidar los pies en verano

Además de cuidar la apariencia de los pies, para que las uñas estén bien y la piel hidratada y sin grietas, no debemos olvidar la parte de salud. Lo cierto es que durante el verano los pies sufren más, están más expuestos, y las altas temperaturas y la sudoración los hacen propensos a hongos y bacterias.

Es por estos dos motivos, belleza y salud, que debemos tener una rutina de cuidado de pies durante el verano, así como la tenemos para nuestra cara.

1. Higiene de los pies

La higiene es el el primer paso de esta rutina para cuidar los pies en verano y tal vez el más importante, pues queremos mantenernos alejadas de hongos y bacterias que dañan la apariencia de los pies y nos generen molestias.

Para esto, lávalos muy bien durante la ducha que tomas en la mañana. Luego sécalos prestando especial atención a los espacios y pliegues que hay entre los dedos y la planta, pues la humedad que queda allí es la que hace que los hongos proliferen.

Durante el verano nuestros pies se calientan y sudan más, así que lo ideal es que por las noches, cuando vuelvas a casa, también limpies y seques muy bien tus pies.

2. Hidrata

Los pies son nuestro soporte y nuestro medio de transporte, y aún así muchas veces nos olvidamos de hidratarlos. Así que incluye en tu rutina de cuidado de pies el paso de hidratarlos todos los días, con cremas para pies por la mañana y por la noche. Esto ayuda a que los pies se relajen, liberen tensiones y la piel se mantenga elástica y libre de callos y durezas.

3. Los pies siempre secos

Con el calor nuestros pies sudan más, se hinchan y pueden sufrir rozaduras con las sandalias. Por eso es recomendable que todos los días por la mañana apliques un poco de talco en polvo en los pies o un anti transpirante. Así podrás cuidar tus pies en verano de hongos y bacterias, así como de las molestas rozaduras y heridas de las sandalias.

4. Piedra pómez para las durezas

Las durezas son unas de nuestras mayores preocupaciones al usar sandalias y algo de lo que tenemos que cuidar los pies en verano. Para evitarlas y combatirlas existe la piedra pómez.

Esta piedra de las abuelitas y madres se convertirá en tu mejor amiga al realizar tu rutina de cuidados de pies, pues la puedes utilizar 2 o 3 veces por semana para remover la piel muerta, las durezas y los callos que se estén formando. También actúa fenomenal en los talones.

Para lucir unos pies bonitos en verano debes cuidarlos a diario.
Para lucir unos pies bonitos en verano debes cuidarlos a diario. Fuente: Unsplash

5. Los pies también hay que exfoliarlos

Nuestros pies también tienen células muertas y estas incrementan aún más durante el verano, pues utilizamos un calzado más duro para nuestros pies en cuanto a materiales, que además expone la piel al sol y a las impurezas del medio ambiente.

Es por esto que es aconsejable incluir en tu rutina de cuidado de pies el uso de exfoliante 2 veces a la semana durante el resto del año y 3 veces a la semana durante el verano.

6. Pedicura

Los podólogos recomiendan que nos hagamos pedicura cada 13 días, pero con que te hagas dos al mes es más que suficiente. Las uñas debemos mantenerlas sanas, no solo para poder lucir los mejores tonos de esmaltes de la temporada, sino para evitar complicaciones como hongos y uñas enterradas que resultan super dolorosas.

Es cierto que no todas podemos pagarnos dos pedicuras al mes, pero esto no es excusa para no cuidar los pies en verano y el resto del año, pues también podemos hacernos la pedicura nosotras mismas.

Para ello, debes cortarlas de forma recta con un cortauñas para que no sufras de uñas clavadas. Luego límalas dando una forma cuadrada, redondeando sutilmente las puntas para que no queden picos. Luego retira las cutículas e hidrata muy bien con tu crema de pies. Ya estás lista para aplicar tu esmalte favorito, pero no te olvides de la base.

7. Crema solar

Siempre se nos olvida que nuestros pies también se queman cuando estamos tomando el sol y sufren de la misma manera que cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Así que si quieres cuidar los pies en verano, no te olvides de aplicar crema solar antes de exponerte al sol, así como una crema after sun cuando termines, tal y como harías con cualquier otra parte de tu cuerpo.

8. Permite que tus pies descansen

Por último, recuerda que los días de verano son muy intensos para tu pies. Se hinchan por el calor y la retención de líquidos, tienen exceso de calor y de sudoración, están expuestos y desprotegidos al medio ambiente y a los materiales de los zapatos que utilizamos.

Así pues, el mejor final para tu rutina de cuidado de pies es dejarlos descansar. Un truco muy útil y regenerador es ponerlos en agua caliente y luego fría durante unos minutos, y luego levantar los pies contra una pared para que la sangre vuelva a las piernas. Si además quieres darles un masaje, esta también es una manera de cuidar los pies en verano y mimarlos.

Maria Weevs