18 buenas razones para dejar el café

4 weeks ago

Dolores Agüero

¿Vivir sin café? Veremos que no necesitamos tomar café para afrontar nuestro día a día

18 buenas razones para dejar el café

El café es la tercera bebida más consumida del mundo después del agua y el te. Millones de personas se levantan cada día y lo primero que hacen es utilizar la cafetera. Otras se preparan para salir de casa y toman el café en un bar.

No hay duda de que el café mueve mucho dinero. Y también muchas personas dirían que mueve el mundo, pues la frase “si no tomo café no soy persona” a salido de la boca de innumerables personas. Pero, ¿y si no es así? En este artículo veremos diferentes buenas razones para dejar el café.

Los 18 mejores motivos para evitar tomar café

Muchas personas están convencidas de que necesitan el café para activarse y completar su jornada laboral. Incluso cuando no hay obligaciones, el café se asocia a placer y descanso. Pero está comprobado que no es exactamente así.

El café es una sustancia adictiva, es decir, una droga. Tomarla o no puede significar la diferencia entre un día con o sin irritabilidad. Pero si logramos sobrepasar unos 10 días sin tomar café podemos ganar mucha calidad de vida y comprobaremos que no lo necesitamos. A continuación encontramos las mejores razones para dejar el café.

1. Estrés

La cafeína del café hace aumentar los niveles de las catecolaminas. Estas son un grupo de hormonas que provocan que la sensación de estrés se mayor y prolongada en el tiempo. Destacan la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina.

2. Autocontrol

Al ser una sustancia que asociamos a “despertarnos”, y al fin y al cabo al tratarse de una droga, no siempre es fácil tomar uno o dos al día. Hay personas que llegan a tomar más de dos cafés al día. A partir de esta medida es cuando los problemas para la salud pueden manifestarse.

3. Ansiedad

Cuando tomamos cafeína estamos más irritables. Esto es un hecho, y si somos personas ansiosas estamos con los nervios a flor de piel en algunos momentos del día. Si además aquel día no hemos podido tomar un buen café (o los que normalmente tomamos), podemos percibir arruinado nuestro día.

4. Bienestar

Es posible que al inicio de dejar el café aparezcan síntomas relacionados con el síndrome de abstinencia y hasta algún dolor de cabeza. Los primero 7 o 15 días pueden ser algo duros; nuestro cuerpo reclama la sustancia. Pasados unos días sin café nuestro cuerpo aprende a vivir sin él y se siente mejor. Estamos más tranquilos que cuando tomamos cafeína.

5. Calidad del sueño

Dejando el café se goza de mayor calidad del sueño. Quienes lo dejan no tienen dudas en alegar que su capacidad para conciliar e sueño es mayor y que logran que este sea más profundo. Eso sí, dejar la cafeína no arregla trastornos del sueño llevados durante años en un día, pero ayuda mucho en el proceso de mejora.

6. Tension arterial

El cafeína está a asociada a la hipertensión. Hace que los vasos sanguíneos se contraigan más al bloquear otras sustancia que abren los vasos sanguíneos. Si debemos realizar duros trabajos físicos tomar café no es una gran idea.

7. Taquicardias

Tomar demasiada cafeína puede originar taquicardias. Si bien también puede pasar con bebidas energizantes o de cola, el café es una de las sustancias más representativas. La cafeína aumenta el ritmo cardíaco, pero si tomamos demasiado puede originarse cierto descontrol.

8. Aumento de peso

Tomar café con azúcar, leche y otros ingredientes puede estar vinculado al aumento de peso. Más allá de que la mayoría de gente toma el café y algo más, ciertamente el café por sí solo no es causa de aumento de peso. Aún así se asocia a un estilo de vida que fácilmente puede llevarnos a sufrir sobrepeso.

9. Colesterol y triglicéridos

Tomar café regularmente hace que indirectamente el colesterol y los triglicéridos suban. En concreto, la cafeína hace que aumenten unos compuestos llamados diterpenos. Son estos los responsables de subir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

10. Cálculos renales

Estadísticamente se ha demostrado que quienes toman café tienen más posibilidades de desarrollar cálculos renales. En la orina de estas personas precipitan más minerales como el calcio y el magnesio. La formación de pequeñas formaciones sólidas puede conllevar complicaciones renales.

11. Acidificación de la sangre

Nuestra sangre debe estar en unas condiciones de pH más bien alcalinas que ácidas. Y en nuestra alimentación encontramos alimentos alcalinos y ácidos. El café es una sustancia muy acidificante, y tiene consecuencias como la descalcificación de nuestros huesos.

12. Salud digestiva

Tomar café de forma regular provoca acidez estomacal. Esto puede provocar reflujos y otros tipos de problemas gastrointestinales, y es que el café es poco agradecido para el tracto digestivo. Con el tiempo podrían aparecer úlceras.

13. Glucosa

No todos los contratiempos del café son responsables de la cafeína. El ácido clorogénico presente en el café hace que haya ciertos problemas para absorber glucosa en el intestino. Esto repercute negativamente en la enfermedad cardiovascular y la diabetes.

14. Diabetes

Hay personas que sufren una disminución de la sensibilidad a la insulina cuando toman cafeína. No toda la población lo experimenta, pero quienes sufren este problema pueden ver aumentados sus niveles de azúcar en sangre. Esto está relacionado con la aparición de la diabetes.

15. Absorción intestinal

En la lista estamos viendo problemas específicos de absorción o deficiencias, pero existen varios. El café da problemas de absorción en el intestino delgado en relación a diferentes sustancias. Esto puede conllevar a problemas nutricionales y futuras deficiencias.

16. Vitaminas

El café es una sustancia pobre nutricionalmente**. Además, hace que la absorción de ciertos nutrientes como la tiamina (vitamina B1) sea más difícil. **Tener problemas de absorción de vitaminas puede hacernos sentir más cansados.

17. Flora intestinal

Las consecuencias negativas de la ingesta del café en el intestino no quedan ahí. Tomar café de forma regular desequilibra nuestra flora intestinal. También conocida como microbiota, está compuesta por microorganismos que viven en nuestro intestino y que nos son beneficiosos.

18. Menos pesticidas

El café, al fin y al cabo, sale de plantas. Si bien existe cierta producción proveniente de plantas silvestres en Etiopía, es muy poco probable que este café llegue a nuestra taza. El café cultivado en zonas como Sudamérica usan muchos pesticidas. Destacan sustancias como el heptacloro o el clordano.

Referencias bibliográficas

  • Addicott, M. A. (2014). Caffeine Use Disorder: A Review of the Evidence and Future Implications. Curr Addict Rep, 1(3), 186-192

  • Leson, C.L., McGuigan, M.A. y Bryson S.M. (1988). Caffeine overdose in an adolescent male. Journal of toxicology. Clinical toxicology. 26 (5-6): 407-415.

  • Burchfield,C. y Hedges, D. (2006). Mind, Brain and Drug: An Introduction to Psychopharmacology. Londres: Pearson Education.

Dolores Agüero

Nutricionista