¿Cómo dejar de roncar? 10 remedios naturales y otras soluciones

5 days ago

Amanda Coeting

Roncar mucho cada noche es un problema de salud que impide descansar adecuadamente.

Dejar de roncar

Roncar no es algo inusual entre la población, pero comporta problemas para la salud. No obstante el 50% de los hombres y el 25% de las mujeres roncan. Se trata de una estadística elevada si se considera el hecho de que no es algo bueno.

Lo primero que se debe hacer es indagar sobre la causa. Hay que acudir al médico para una revisión que permita descubrir el mal detrás del ronquido. Afortunadamente existen remedios naturales y diversas soluciones para dejar de roncar.

¿Cómo dejar de roncar? 10 remedios naturales y otras soluciones

Cuando una persona ronca pueden haber diferentes tipos de inconvenientes. En primer lugar, quien duerme con esta persona también se ve afectado. De todos modos hay que entender que es un problema de salud, y que se debe atender y solucionar.

El ronquido puede tener su origen en una apnea del sueño. También hay otras causas como la pólipos, la sinusitis o al hecho que el tabique de la nariz se encuentre desviado. Lo primordial es encontrar la causa del ronquido e intentar paliar este problema con remedios naturales y otras soluciones para dejar de roncar.

1. Ejercicios guturales

Hacer algunos ejercicios guturales antes de dormir ayuda a reducir los ronquidos. Hay personas que roncan debido a la falta de tono muscular en la garganta. Por esta razón cantar o hacer ejercicios guturales puede ayudar a dejar de roncar.

Una forma de hacerlo es tocar algún instrumento de viento, sobre todo minutos antes de irse a la cama. Otra idea es repetir algún sonido que involucre la letra “g”, diciendo “uga”, “guga” o similar. Hay que repetirlo como si se estuviera cantando.

2. Cena especial para no roncar

Comer de cierta forma antes de ir a dormir puede ayudar a dejar de roncar. En ocasiones los ronquidos se deben a que los alimentos que se toman son muy pesados. Estos provocan que el estómago presione el diafragma y debido a esto puede haber ronquidos.

Por esta razón hay que cenar comida ligera, como ensaladas, frutas y verduras. También hay que evitar tomar bebidas gaseosas, así como reducir el consumo de lácteos. Estos producen mucosa que puede incrementar los ronquidos.

3. Gárgaras con miel y frambuesa

Con una infusión de miel y frambuesa se pueden hacer gárgaras para reducir los ronquidos. En los episodios de gripe es común que se incrementen los ronquidos, pero una infusión de miel puede ayudar a los dos problemas de salud.

En estos casos es bueno hacer gárgaras con una infusión de miel y frambuesa, pues es una solución adecuada para dejar de roncar. La mezcla de estos dos ingredientes da lugar a un eficiente expectorante que ayuda a sacar las flemas.

4. Aceite de oliva y ruda

Un remedio natural para dejar de roncar se hace mezclando aceite de oliva y ruda. Se recomienda añadir ruda en un frasco con aceite de oliva y dejarlo reposar durante dos semanas, aunque igualmente hay que visitar al médico para indagar el origen de los ronquidos.

Una vez que la mezcla está lista se cuela y se reserva el aceite solo. Se utiliza untandolo antes de dormir en la nuca, el cuello y la nariz. De esta forma la persona puede ver que sus ronquidos disminuyen o desaparecen por completo.

5. Collarín cervical

Una solución efectiva para dejar de roncar es usar un collarín cervical. La mayoría de las veces la postura al momento de dormir ocasiona los ronquidos. Por esta razón un collarín cervical puede ser de gran ayuda.

Existen collarines de espuma blanda, como los que se prescriben después de algún accidente que lesionó la columna. Estos ayudan a mantener una postura diferente a la natural al momento de dormir y con esto se consigue dejar de roncar.

6. Tratar patologías nasales

Cuando los ronquidos no mejoran hay que buscar si los conductos nasales son el problema. Los pólipos o un tabique desviado son las patologías nasales más comunes que provocan ronquidos, por lo que requieren revisión.

Existen vendas nasales de venta libre en las farmacias que prometen eliminar los ronquidos. Sin embargo no están avalados científicamente, y es muy probable que no funcionen si el origen de este problema es alguna afección en la vías nasales.

7. Agua, sal y bicarbonato

Si los ronquidos son provocados por congestión el agua con sal y bicarbonato lo pueden solucionar. Este remedio casero para dejar de roncar es muy sencillo, y además alivia si se padece un resfriado y hay congestión nasal.

En lugar de utilizar las soluciones salinas que se venden en las farmacias se puede recurrir a este remedio. Basta con mezclar un poco de sal y bicarbonato en agua y con eso lavar la nariz, lo cual alivia de forma inmediata.

8. Extracción de amígdalas

Cuando los niños roncan con frecuencia hay que realizar una revisión médica. Un otorrinolaringólogo es el encargado de revisar la razón de los ronquidos en los niños, pues hay que saber que esto nunca es normal.

Si un niño ronca muy fuerte y además padece apnea (dejar de respirar por segundos mientras está dormido) se tendrá que valorar si está provocado por que sus amígdalas sean demasiado grandes. En este caso se tendrán que extirpar para eliminar el problema y otras situaciones que derivan, como malformaciones maxilares.

9. Gárgaras con menta

Para dejar de roncar las gárgaras con menta pueden ayudar. La menta es ideal para liberar los pulmones y permitir un paso de aire correcto, por lo que puede ayudar a mejorar a que el aire circule.

Para esto solamente hay que preparar una infusión con menta. Se puede utilizar la hierba o un aceite esencial. Con este té se hacen gárgaras antes de ir a dormir, lo cual debería ser suficiente para notar una clara diferencia.

10. Cambios en los hábitos

Hay varios hábitos que podrían dificultar pode dejar de fumar. La obesidad, fumar o la ingesta de alcohol son algunos de los factores más comunes que hacen que las personas ronquen. También algunos medicamentos para dormir pueden provocar ronquidos.

Lo más importante para dejar de roncar es hacer ejercicio, dejar de fumar y no beber antes de dormir. No hay que olvidar que todo esto mejora el sistema respiratorio y el sistema vascular, lo cual permite mejorar la salud general del cuerpo y conseguir no roncar más.

Referencias bibliográficas

  • Ancoli-Israel, S. (1996). All I Want Is a Good Night's Sleep. St. Louis (Missouri) EUA: Mosby.

  • Chokroverty, S. (2007). 100 Questions & Answers About Sleep And Sleep Disorders. Burlington, (Massachusetts), EUA: Jones & Bartlett Learning.

  • Stickgold, R. y Matthew P. W (2009). The Neuroscience of Sleep, London: Academic Press.

Amanda Coeting