El desayuno detox que te ayudará con los excesos de Navidad

11 months ago

Rosa Bengall

Sobrevive a los excesos navideños con este desayuno detox, que te permitirá empezar ligera cada mañana.

En cualquier caso es importante que incluya fruta.
En cualquier caso es importante que incluya fruta. Fuente: Unsplash

Hay para quien hablar de las Navidades es pensar directamente en toda la comida que estará tentándole durante estos días, las delicias con las que sucumbirá a más de un atracón y la mezcla de empacho y culpabilidad que le embargará después pensando en cómo quitarse los kilos de más.

Para todas nosotras (sí, también me incluyo) descubramos los beneficios del desayuno detox con el que darnos tregua, tanto al cuerpo como a nuestra conciencia.

El desayuno detox que te ayudará a compensar excesos

Ya contamos con el magnetismo y el poder de atracción de los platos suculentos que invadirán nuestras mesas, pero recuerda que no está todo perdido: además de contar con la función compensatoria del desayuno detox para después de que caigamos en la tentación, también tenemos algunas estrategias con las que minimizar los daños de los excesos navideños con anterioridad.

Puesto que además de cada una de las cenas y almuerzos emblemáticos, también cuentan todas y cada una de las comidas que realizamos a lo largo de todos esos días, pongamos atención a nuestra forma de comer el resto del tiempo y recurramos a “algunos trucos”.

Por ejemplo, es de gran ayuda recurrir a una pieza de fruta fresca veinte minutos antes de sentarnos a la mesa; cuando comemos una manzana, pera o naranja con el estómago vacío, no solo nos permitirá aprovechar mucho mejor sus propiedades saludables, sino que también contaremos con la saciedad que nos comenzarán a proporcionar sus azúcares naturales para cuando tengamos el plato principal delante de nosotras. Además, ocupará un espacio en nuestro estómago que nos hará comer menos sin pasar hambre.

Otra opción que tenemos es reducir el tamaño de la comida del mediodía el día que tengamos cena familiar al llegar la noche, incluso podemos prescindir de la merienda esa tarde para dejar que descanse nuestro sistema digestivo y permitirle trabajar mejor después.

Pero esta medida no es recomendable para todas, ya que se corre el riesgo de llegar con excesivo apetito a la hora de la cena y comer más cantidad de los platos más contundentes.

De la misma forma también puede ser aconsejable para las que tienen mayor autocontrol recurrir a pequeños ayunos entre comidas principales durante el máximo número de horas posible, especialmente después de las cenas más copiosas. Piensa que tras el atracón de Nochebuena tu organismo estará pidiendo descanso para poder funcionar en condiciones y ser capaz de eliminar toxinas.

Nuestro sistema digestivo necesita depurarse tras los atracones navideños.
Nuestro sistema digestivo necesita depurarse tras los atracones navideños. Fuente: Unsplash

Por esa razón, puedes prescindir del desayuno a la mañana siguiente para conseguir normalizarte, pero descarta esta opción si eres de las que se levanta con apetito. Siempre será mucho mejor contar con una alternativa antes que optar por saltarte la primera comida del día, así que te contamos cómo hacer un desayuno detox con el que compensar excesos sin dejar de comer.

Qué debe incluir este tipo de desayuno

Con esta opción no solamente compensarás el exceso de calorías diarias que consumes en estas fechas, sino que ayudarás a tu cuerpo a no verse agotado por tener que procesar demasiadas grasas, azúcares y alcohol en tan poco tiempo. Piensa que tanto tu intestino como tu hígado estarán asumiendo un trabajo extra durante varias semanas, por eso la función del desayuno detox es también la de favorecer su desintoxicación y mejorar su estado.

1. Agua mineral o infusión

Para comenzar el desayuno detox se necesita incorporar la suficiente cantidad de agua para poder proporcionar un buen estado de hidratación al organismo. Sólo así podemos estar seguras de estar proporcionando el medio adecuado para verter en él aquellas toxinas y residuos que sobrecargan nuestro cuerpo y que queramos eliminar.

Las infusiones te serán de gran ayuda para depurar el organismo.
Las infusiones te serán de gran ayuda para depurar el organismo. Fuente: Unsplash

Para ello podemos optar por beber un vaso grande de agua mineral a temperatura ambiente nada más despertar y esperarnos unos diez minutos antes de comenzar a comer ninguna otra cosa. Así también le daremos a nuestros órganos la oportunidad de despertarse tras una noche de descanso o de excesivo trabajo intentando digerir los turrones de la cena.

Pero si en su lugar prefieres tomar una infusión, recurre al té verde con menta (por su acción depurativa y antioxidante a la vez que tonifica), a la manzanilla con anís (la primera calma las mucosas digestivas y el segundo evita los gases) o el boldo (la planta amiga del hígado que te ayudará a recuperar también tu energía).

2. Fruta fresca

En un buen desayuno detox no puede faltar la fruta fresca, principalmente los frutos rojos (también llamadas frutas del bosque) cargadas de vitaminas y ricas en minerales a la vez que aporta muy pocos azúcares.

Tienen la capacidad de inyectarte energía y muchos antioxidantes sin sumar casi nada de calorías a tu dieta. Así que prepara un buen bol donde las fresas, arándanos, frambuesas y moras sean los protagonistas absolutos.

3. Cítricos

La acción de las frutas cítricas ayuda a tu hígado a rendir más y mejor hasta en aquellas épocas en las que se sobrecarga especialmente, como es el caso de las Navidades y sus famosos excesos gastronómicos.

Mandarina, naranja, pomelo (ojo, evita este último si estás tomando algún tipo de medicación porque puede potenciar su efecto), incluso el limón son perfectos para aportar alcalinidad a tu sangre. Si te decantas por este último, puedes exprimir su zumo y añadirlo al vaso de agua que te mencionamos antes: de esta forma la vitamina C que contiene será mucho mejor recibida por tu cuerpo al entrar como el primer alimento del día que recibe.

Con este desayuno dejarás de temer las consecuencias de los excesos navideños.
Con este desayuno dejarás de temer las consecuencias de los excesos navideños. Fuente: Unsplash

4. Proteínas y grasas de alta calidad

Para poder contar con un desayuno detox lo suficientemente completo, se necesitan incorporar también aquellos nutrientes que nos proporcionan la vitalidad y energía que necesitamos para afrontar la mañana, y con la adición de cierta cantidad de proteínas y grasas lo conseguimos.

Sin embargo, son éstas precisamente las que más sobrecargan nuestro hígado durante estos días. Así que buscaremos incluirlas en su versión más ligera, ya que aportará menos residuos a nuestro organismo sin privarnos de sus beneficios; las proteínas y grasas de origen vegetal.

Así podemos contar con lácteos fermentados (como el yogur o el kéfir), bebidas vegetales como la de arroz o avena, algún paté vegetal como el hummus o la olivada, rico en proteínas y grasas de alta calidad, así como los frutos secos, donde las nueces y anacardos son dos grandes opciones.

¡Tienes varias opciones a la hora de prepararlo!

En definitiva, un buen desayuno detox cuenta con variedad de nutrientes pero sin excesos calóricos y una forma de crear este tándem nutricional sería combinando las opciones de forma que todos esos bloques estén representados. Te damos algunas ideas.

1. Para las que se levantan sin hambre

Si eres de las que con poco tiene suficiente para empezar el día:

  • Infusión de regaliz, jengibre y escaramujo.
  • Un bol de fresas con el zumo de una naranja recién exprimida.
  • Un yogur natural con nueces

2. Para las amantes de los batidos

Si necesitas que esté todo triturado o tienes prisa:

  • Un vaso de agua mineral natural con el zumo de un limón recién exprimido
  • Un batido de leche de soja con un par de cucharadas soperas de avena, un par de cucharadas de semillas de lino (remojadas durante toda la noche), medio plátano, una manzana y un poco de canela en polvo.

3. Para las que no pueden vivir sin pan

Si necesitas algo más consistente:

  • Infusión de salvia.
  • Un bol de arándanos
  • Una rebanada de pan de centeno (típico alemán) untado con hummus, con un poco de pipas de calabaza por encima, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de comino espolvoreado.

Disfruta de este desayuno con el que te llenarás de energía sin tener que cargar con los kilos de más de las Navidades.

Rosa Bengall