Las 7 diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia

Estas tres afectaciones pueden tener síntomas en común, pero no son lo mismo.
Diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia

La mayoría de nosotros se ha puesto enfermo alguna vez, o incluso tiene alguna alergia o intolerancia a algún alimento (por ejemplo los celíacos).

Pero, ¿es lo mismo una cosa que la otra? ¿Cuáles crees que son las diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia? ¿Crees que sus síntomas son similares o que difieren?

En este artículo conoceremos las 7 diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia alimentaria. Primero explicaremos en qué consiste cada uno de estos conceptos y después analizaremos sus diferencias más importantes.

Definiciones: alergia, resfriado e intolerancia

Antes de conocer las diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia, vamos a ver en qué consiste cada una de estas enfermedades o alteraciones a continuación.

1. Alergia

El cuerpo humano se defiende de posibles agentes nocivos y externos mediante diferentes barreras protectoras y mecanismos de defensa. Principalmente, actúa a través del sistema inmune y mediante la síntesis de anticuerpos.

Los agentes que desencadenan los anticuerpos se denominan antígenos. Sin embargo, este sistema de defensa natural del cuerpo puede fallar, cuando no solamente responde ante agentes realmente nocivos, sino también ante agentes no nocivos (por ejemplo el pelo de gato). Es entonces cuando aparece la alergia.

Así, la alergia es una respuesta desproporcionada del sistema inmune ante agentes externos (o sustancias) considerados no peligrosos; es decir, se trata de un mecanismo de defensa que resulta excesivo e ineficaz, ya que acaba originando síntomas diversos, como el picor de ojos, los estornudos, la mucosidad, el lagrimeo, etc.

Los agentes que nos producen alergia son los alérgenos, y pueden ser muchísimos: pelo de gato o de perro, plantas, polvo (ácaros), ciertos alimentos (alergias alimentarias), flores, polen, etc. Se puede tener alergia a una cosa o a varias.

De esta manera, la alergia conlleva una serie de alteraciones a nivel respiratorio, nervioso y/o eruptivo. El cuerpo reacciona con extremada sensibilidad ante sustancias que en realidad no resultan nocivas, y a las que ya había sido expuesto. En personas sin alergia, estas sustancias no causan dichos síntomas y alteraciones.

2. Resfriado

Un resfriado es una enfermedad temporal muy común, que produce síntomas como: mucosidad, estornudos, congestión nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, tos… El resfriado raras veces provoca fiebre, aunque puede ser que lo haga (fiebre muy baja). Además, también ocasiona una sensación general de malestar y de cansancio.

Suele aparecer como consecuencia de un virus que penetra en la boca, orejas o nariz. Existen muchos tipos de virus que causan el resfriado. El resfriado más frecuente es el “resfriado común”, que dura entre 5 y 10 días.

3. Intolerancia

La intolerancia alimentaria se produce cuando el cuerpo reacciona mal ante la ingesta de un alimento. El síntoma principal que suele ocasionar es un intenso malestar, normalmente estomacal, aunque pueden aparecer otros síntomas (como por ejemplo síntomas dermatológicos: acné, eczemas, picores, etc.).

Algunas intolerancias típicas (o al menos, de las más frecuentes) son la intolerancia a la lactosa (un componente de la leche) y la intolerancia al gluten (también llamada enfermedad celíaca). Sin embargo, existen muchas más. A cada persona le afectan de una manera u otra, aunque los síntomas suelen ser similares.

Diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia

Ahora que ya hemos visto de forma resumida en qué consiste cada uno de estos conceptos, vamos a enumerar las diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia.

1. Gravedad de los síntomas

Las alergias alimentarias y las intolerancias alimentarias suelen ocasionar síntomas de malestar en la persona; pero además, las alergias alimentarias pueden generar reacciones de más gravedad en el organismo (a diferencia de las intolerancias).

Es decir, que aunque la persona haya presentado síntomas leves ante una alergia alimentaria, es probable que en ocasiones posteriores presente reacciones más graves (hasta de riesgo vital). Por otro lado, en el caso de los resfriados, aunque estos pueden causar mucho malestar y cansancio, no suelen ser graves.

2. Aparición de los síntomas

Siguiendo con las diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia, encontramos el siguiente: mientras que los síntomas de la alergia suelen aparecer al momento, o inmediatamente después de que la persona haya estado en contacto con el antígeno (o de que haya ingerido el alimento), los síntomas de la intolerancia alimentaria pueden aparecer un poco más tarde.

3. Causa

La causa del resfriado suele ser un virus. Generalmente se trata de un virus concreto, el rinovirus, el que causa el resfriado común. Somos más propensos a coger resfriados cuando pasamos frío. El virus entra a través de la boca, ojos o nariz. En cambio, la causa de la alergia es un antígeno o alérgeno, y la causa de una intolerancia alimentaria es la incapacidad del organismo para procesar o diferir algún compuesto de los alimentos.

4. Síntomas

Aunque tanto alergia como resfriado e intolerancia pueden compartir algunos síntomas, lo cierto es que estos están bastante diferenciados; en el caso de la alergia, los síntomas típicos son congestión nasal, lagrimeo, estornudos y mucosidad (en las alergias alimenticias, también pueden aparecer otros síntomas más graves).

En el resfriado los síntomas son similares a los que aparecen con una alergia, pero también aparece un malestar generalizado, además de sensación de cansancio excesivo.

Finalmente, en el caso de la intolerancia, los síntomas son más gastrointestinales, produciéndose un malestar estomacal, así como gases, diarrea, estreñimiento,náuseas, dolor abdominal, reflujo, etc. En este último caso también aparecen trastornos o síntomas dermatológicos, tales como acné, eczemas, psoriasis, urticaria, picor...

5. Duración

Las alergias suelen durar toda la vida (aunque pueden desaparecer o disminuir sus síntomas con el tiempo), y ocurre lo mismo con las intolerancias alimentarias. Sin embargo, en el caso de los resfriados, estos son temporales (sus síntomas duran entre 3 y 10 días).

6. Grado de interferencia en la vida

Mientras que se puede vivir con total normalidad con una intolerancia alimentaria (evitando ingerir los alimentos a los que se les tiene intolerancia), no ocurre lo mismo con un resfriado y con una alergia.

En el caso de que se trate de una alergia alimentaria, ocurre lo mismo que en la intolerancia (aunque se deba vigilar más), pero en el caso del resfriado, aunque este dure poco, la persona suele quedar limitada para realizar su vida diaria, ya que está enferma y siente malestar.

7. Desencadenantes (cantidad/tipo)

Otra de las diferencias entre alergia, resfriado e intolerancia, es que en el caso de la alergia alimentaria, una cantidad mínima de la comida a la que se le tiene alergia es suficiente para desencadenar los síntomas; en la intolerancia alimentaria, en cambio, las personas suelen poder comer cantidades pequeñas del alimento al que le son intolerantes, sin que esto les cause ningún síntoma.

En el caso del resfriado, no es tanto la “cantidad” de virus que nos infecta, sino el tipo de virus de que se trata, lo que determina la aparición y gravedad de los síntomas.

Referencias bibliográficas

  • Font, E. (2002). Etiología, diagnóstico, profilaxis y tratamiento del resfriado común. Offarm.

  • Hirsch, L. (2015). ¿En qué se diferencia una alergia alimentaria de una intolerancia alimentaria? KidsHealth para Padres.

  • Valencia, D.V., Parrilla, MCG y Gómez, M.L.M. (2012). Alergia alimentaria: Toxicología alimentaria.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.