¿El coco engorda? Mitos y realidades sobre esta fruta tropical

El coco tiene múltiples beneficios y propiedades, pero hay cosas que hay que saber antes de consumirlo.
Coco

El coco es una fruta tropical que refresca al instante. En un día muy caluroso o descansando en la playa, no hay como disfrutar de un rico coco y del agua que contiene. Es una fruta muy popular por lo deliciosa que es y por los múltiples beneficios que tiene para nuestra salud.

Sin embargo, hay quienes prefieren no consumirla ante el mito de que el coco engorda. ¿Qué tan cierto es esto? En el artículo de hoy os presentamos un listado de los mitos y realidades alrededor del coco y la mejor forma de consumirlo.

¿El coco engorda? Mitos y realidades

El coco nace del cocotero, una palmera común en la zonas tropicales. Como en todos los frutos, existen diferentes niveles de maduración. Un coco en buen estado para consumirse es muy duro y al agitarlo se puede escuchar el movimiento del agua dentro.

Del coco se consume el agua, la pulpa del coco y el aceite. También se obtiene leche de coco al triturar la pulpa hasta extraer su jugo. La pulpa puede comerse aunque se encuentre gelatinosa, pero su punto exacto de maduración es cuando se encuentra totalmente dura.

Coco mitos

Realidades sobre el coco

El coco y todo lo que se puede consumir de él tiene múltiples usos y beneficios. Del coco se puede beber el agua y es un hidratante inmediato para días de mucho calor. La pulpa se come entera, cruda, rallada, asada o triturada para obtener leche de coco.

Se cree que esta fruta tropical tiene beneficios para la salud y que su uso cosmético ayuda a la piel y el cabello, sin embargo también se dice que el coco engorda y no es recomendable consumirla en exceso.

1. El agua de coco es alta en nutrientes

El agua de coco es tan refrescante como alta en nutrientes. Para obtener el agua del coco hay que hacer dos perforaciones y simplemente beberla. Es altamente hidratante y además proporciona energía.

Todo esto debido a que el agua de coco tiene un alto contenido de potasio, hierro y calcio, por lo que ayuda al cuerpo a recuperar rápidamente la hidratación. Además es diurético, por lo que ayuda a no retener líquidos en el cuerpo que provocan hinchazón en época de calor.

2. El coco es bueno para la salud intestinal y estomacal

El coco tiene propiedades que ayudan a mantener una buena salud estomacal e intestinal. El coco tiene un muy alto contenido en fibra, sobre todo en la pulpa. Esto contribuye a una buena digestión y es excelente para aliviar la acidez estomacal.

Además, esta propiedad en el coco permite una buena salud intestinal, por lo que se recomienda su consumo habitual para regular problemas de estreñimiento. La leche de coco también contiene este beneficio.

3. El coco puede provocar aumento de peso

La respuesta a si el coco engorda es... sí. Si bien el coco tiene un alto contenido en fibra por lo que se le ha atribuido como un fruto que puede contribuir a perder peso, por otro lado es verdad que tiene un altísimo aporte calórico.

El coco aporta alrededor de 350 calorías por cada 100 grs. Debido a esto, el coco está considerado como una de las frutas con más calorías por porción. Así que la realidad es que su consumo debe limitarse y acompañarse de una dieta saludable y ejercicio regular.

4. El aceite de coco es bueno para la piel y el cabello

El aceite de coco es alto en Vitamina E, por lo que es muy bueno para la piel y cabello. La vitamina E es un poderoso antioxidante que aplicado en la piel la hidrata y suaviza de forma inmediata y perdurable.

El coco proporciona brillo al cabello, además de hidratación intensa, por lo que usarlo en forma de aceite también es una buena forma de aprovechar los beneficios del coco. También se puede aprovechar el agua de coco y aplicarlo junto con el champú para mejores resultados.

Mitos sobre el coco

En las últimas décadas, el coco y sus múltiples usos se han popularizado. Se consume la pulpa, el agua, se usa el aceite para cocinar, se extrae su jugo para beberlo como leche y tiene incluso también usos en el área cosmética.

Pero cabe decir que existen muchos mitos y falsas ideas alrededor del coco. Para saber si esto es verdad o no, hay que analizar las propiedades de este fruto. Existen muchos mitos y realidades acerca de las propiedades, beneficios y perjuicios del coco, veamos cuáles son ciertos y cuáles no.

1. El aceite de coco es mejor que el aceite de oliva

Se cree que en la cocina se puede sustituir al aceite de oliva por el de coco. Últimamente se ha comenzado a utilizar en diversas recetas el aceite de coco como una alternativa al aceite de oliva, por creerlo más saludable o con mayor cantidad de nutrientes.

Esto no es necesariamente cierto. Si bien el aceite de coco es alto en el llamado colesterol bueno, en realidad no proporciona ningún beneficio diferente o extra al uso del aceite de oliva. En cambio, sí puede lograr una ligera variación en los sabores de los platos.

2. El aceite de coco debe consumirse en ayunas y en grandes cantidades

Un mito común es el de que para gozar de sus beneficios hay que consumirlo en altas cantidades. Algunas personas recomiendan consumir aceite de coco en ayunas y a cucharadas para poder percibir un beneficio inmediato de sus propiedades.

Sabemos que todo en exceso puede ser perjudicial, y esto no exenta al coco. El consumo habitual y moderado del coco es benéfico para la salud. Sin embargo, consumirlo en exceso no es lo más recomendable, precisamente por su alto aporte calórico.

3. El aceite de coco provoca problemas cardiovasculares

El aceite de coco ha sido contraindicado por muchos médicos por elevar el colesterol. Por lo tanto, se cree que el aceite de coco y todos los derivados del coco pueden provocar problemas cardiovasculares ocasionados por un alto nivel de colesterol.

Si bien el consumo de aceite de coco sí puede elevar el colesterol, esto solo sucedería aunado al consumo de otras grasas. Además, el resto del coco no tiene ningún tipo de daño ni contiene colesterol, por lo que la pulpa y el agua son totalmente ajenos a este mito.

4. El coco ayuda a bajar de peso

Un mito muy popular es que el coco ayuda a perder peso. Este mito es de los más extendidos acerca de las propiedades de este fruto y está basado en el alto contenido de fibra que contiene por lo que podría ayudar a reducir la grasa.

Sin embargo aunado a este contenido de fibra, el coco tiene un alto contenido calórico por lo que su consumo habitual sin una actividad física regular y hábitos alimenticios saludables podría provocar el efecto contrario por la cantidad de calorías que contiene.

Referencias bibliográficas

  • del Cañizo, JA. (2002). Palmeras. Ediciones Mundi-Prensa.
  • Werth, E. (1933). Distribution, Origin and Cultivation of the Coconut Palm (in periodical: Ber. Deutschen Bot. Ges.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.