Gestación subrogada: qué es, cómo funciona y los 4 tipos que hay

4 months ago

Maria Weevs

Se la conoce como 'vientre de alquiler' y se trata de una alternativa a la adopción que causa polémica.

Los conocidos como vientres de alquiler son una alternativa a la adopción.
Los conocidos como vientres de alquiler son una alternativa a la adopción. Fuente: Unsplash

Hay personas que a pesar de sus grandes deseos e intentos por ser madres y padres no logran serlo por sí mismos; la adopción para ellos no es una opción, por lo que acuden a la gestación subrogada como el camino para tener sus propios hijos.

Pero ¿qué es la gestación subrogada? Es una práctica conocida como “vientre de alquiler”, y se trata de un método de reproducción asistida. En este artículo te contamos todo sobre este tema, un tanto polémico para algunas personas.

¿Qué es la gestación subrogada?

Cuando una mujer acepta gestar en su vientre el bebé de otra pareja u otra persona que no lo ha podido hacer por sí misma, hablamos de gestación subrogada. Es un método de gestación asistida que también podemos llamar como gestación por sustitución, maternidad subrogada, o la forma más popular de todas: vientre de alquiler.

Lo cierto es que tener hijos no es tan fácil como podríamos creer y no depende solamente de las ganas y el amor que sintamos por la maternidad y paternidad. Somos una sociedad muy diversa en nuestros tipos de sexualidad y la adopción no es la opción para todo el mundo. Es por esto que parejas heterosexuales, parejas homosexuales, hombres y mujeres solteras se deciden por la gestación subrogada.

¿Cómo funciona la gestación subrogada?

Para que lo entiendas mejor, la manera en la que funciona la gestación subrogada es a través de la creación de los embriones mediante la técnica de fecundación in vitro, que se hace en un laboratorio. Cuando los embriones están listos, se insertan en el vientre de alquiler, es decir, en el vientre de la mujer que ha aceptado ser la gestante para ese bebé.

La mujer del vientre de alquiler tendrá como función gestar al bebé durante los aproximadamente 9 meses que dura un embarazo y dar a luz. Pues en ese momento, tras el parto, el bebé es entregado a sus verdaderos padres y en este momento termina su función.

Antes de continuar, debes saber que el embrión que es implantado en la mujer gestante es creado por los futuros padres de ese bebé; esto quiere decir que tanto los óvulos como los espermatozoides utilizados son de los futuros padres y, en el caso de que no se pueda aportar alguno de ellos, se opta por utilizar óvulos o semen de un donante.

Es cierto que en algunos países se permitía utilizar los óvulos de la mujer encargada de la gestación, pero muchas legislaciones dejaron de permitirlo por el vínculo que se podía crear entre la mujer y el bebé.

La aceptación que tienen los vientres de alquiler en nuestra sociedad

Es justamente por este vínculo que al fin y al cabo la maternidad puede generar, independientemente de que se trate de un vientre de alquiler y no de su verdadera madre, que se firma un contrato de gestación subrogada con la mujer que ha aceptado alquilar su vientre, para garantizar el derecho de los futuros padres sobre el bebé.

Pero es precisamente por esto mismo, el vínculo que se forma entre la mujer gestante y el bebé, que la gestación subrogada no es aceptada ni es legal en todos los países, y que se ha convertido en fuente de polémica.

Quienes apoyan la gestación subrogada consideran que es un derecho reproductivo para quienes no han podido tener hijos propios y que el que una mujer quiera alquilar su vientre, hace parte de su libertad individual. Del otro lado están sus opositores, que lo ven como una forma de explotación, pues por lo general son mujeres de bajos recursos quienes acceden a formar parte de este método.

Hay diferentes tipos de gestación subrogada

En todo caso, debes saber que hay dos factores por los que podemos clasificar en tipos de gestación subrogada. El primer factor, tiene que ver con la procedencia de los óvulos para que sea una subrogación parcial o gestacional; el segundo factor tiene que ver con la compensación económica, haciendo que la subrogación sea comercial o altruista.

1. Gestación subrogada parcial o tradicional

Como te comentamos, este tipo de subrogación tiene que ver con la procedencia de los óvulos. En este caso, es la misma mujer que ofrece su vientre para gestar el embrión quien también aporta el óvulo, lo que la haría su madre biológica.

En este sentido no es necesario hacer una fecundación in vitro, sino que basta con una inseminación artificial para incluir la esperma del futuro padre. Este tipo de subrogación es cada vez más obsoleto y menos aceptado por las leyes de los diferentes países, pues les preocupa el vínculo que se forma entre la madre y el bebé.

2. Subrogación gestacional o total

En este tipo de subrogación los óvulos provienen de la futura madre o de la donante de óvulos, por lo que el proceso que se hace es el de la fecundación in vitro para que el embrión que haya surgido del proceso quede dentro del vientre de la mujer gestante, quien dará a luz al bebé y se lo entregará a sus padres.

3. Gestación subrogada comercial

En este tipo de subrogación ya no clasificamos por la procedencia de los óvulos sino por la compensación económica. En este sentido, cuando la subrogación es comercial, una mujer alquila su vientre y recibe un pago o compensación económica por parte de los futuros padres por gestar el embrión y dar a luz al bebé.

4. Gestación subrogada altruista

En el caso contrario, hablamos de subrogación altruista cuando la mujer que presta su vientre para gestar al embrión y dar a luz al bebé no recibe ningún tipo de pago o compensación económica por hacerlo. Si bien no es el más común de los casos, lo vemos cuando por ejemplo, una mujer se ofrece a gestar el hijo de su hermano y su pareja homosexual.

En todo caso, la gestación subrogada es todavía muy costosa independientemente de que esta sea altruista, pues se debe incurrir en los gastos médicos para la fecundación in vitro, cuidar de la mujer que ha prestado su vientre y dar a luz al bebé.

Hay quienes piensan que solo los millonarios pueden acudir a este método, pero lo cierto es que muchas parejas y personas acuden a préstamos monetarios para pagar el proceso, pues ven a su bebé como la mejor inversión de su vida.

Maria Weevs

Tags
maternidad