Ginseng: 5 propiedades y beneficios de esta planta

El ginseng es una planta medicinal con múltiples beneficios para la salud.
Ginseng

El ginseng es una planta que la medicina tradicional china conoce muy bien. Además, ha sido objeto de estudio por la ciencia científicos, la cual confirma y avala sus capacidad para ayudar mejorar algunas afecciones o enfermedades. El ginseng tiene muchas propiedades y beneficios.

En las últimas décadas el ginseng se ha popularizado más allá de su país de origen, extendiendo su uso por muchos países de Europa, Asia y América. Si bien esta planta ya se encuentra comercializada como cápsulas o té, también se puede consumir directamente.

Ginseng: 5 propiedades y beneficios de esta planta

Las propiedades y beneficios del ginseng se deben en parte a su alto contenido de ginsenósidos. Estas sustancias estimulan y revitalizan el organismo humano. Sin embargo el ginseng tiene más sustancias beneficiosas para el organismo.

El ginseng se puede consumir en infusión, cápsulas o tintura, y en cualquiera de estas presentaciones se pueden obtener los mismos beneficios. Al igual que con cualquier terapia alternativa, lo importante es la constancia para poder disfrutar de las bondades del ginseng.

1. Brinda energía

Una de las propiedades más efectivas del ginseng es que combate la fatiga. Los ginsenósidos estimulan directamente el sistema nervioso central aportándole energía, pero además tiene relación directa con el estímulo de los procesos cognitivos.

De este modo el ginseng es un suplemento ideal para estudiantes o personas que requieran de concentración y energía. También se conocen sus beneficios para mejorar la memoria, así que consumirlo habitualmente puede ayudar a personas que quieran reforzar estos procesos cognitivos.

Los beneficios del ginseng para son estudiados con interés. Actualmente el ginseng es objeto de investigación para descubrir posibles tratamientos para demencias como el Alzheimer, aunque aún no hay resultados muy concluyentes.

Una opción para tomar el ginseng es por las mañanas para disfrutar del día. Otra manera es hacerlo por las tardes, lo cual permite aumentar el rendimiento hasta llegar la noche. Sus propiedades de energizante natural pueden aprovecharse mejor antes de que se tenga que empezar una actividad demandante.

2. Fortalece el sistema cardiovascular

El ginseng es una planta muy eficaz para combatir problemas cardiovasculares. Están científicamente comprobadas las propiedades del ginseng en lo que se refiere a la reducción de la presión arterial y la regulación de la frecuencia cardiaca.

Otro beneficio para el sistema cardiovascular es que tiene propiedades antiplaquetarias. Su uso habitual puede ayudar a reducir el riesgo de formación de trombos y a evitar la arteriosclerosis.

Aunque el ginseng no resulta tóxico en ninguna cantidad, es mejor moderar su consumo para no causar alguna contraindicación si se toman fármacos. Hay que tener en cuenta la medicamento habitual que se usa para tratar alguno de estos padecimientos.

Para beneficiarse del ginseng y sus propiedades fortaleciendo el sistema cardiovascular, se recomienda consumir en cápsulas con una dosis menor. Junto con una alimentación equilibrada y actividad física leve, el colesterol y las afecciones cardiovasculares pueden mantenerse bajo control.

3. Eleva el sistema inmunológico

El consumo frecuente de ginseng ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Los ginsenósidos promueven la proliferación de linfocitos, lo cual ayuda a mejorar el sistema inmunológico. Lo que se consigue es mejorar la capacidad de respuesta del organismo ante virus y bacterias.

Por esta razón consumir todos los días una cierta cantidad de ginseng tiene muchos beneficios. Sobre todo está indicado para los adultos mayores y personas estresadas, los cuales pueden tener un sistema inmunológico deprimido.

Sin embargo, su uso se recomienda a todas las edades para prevenir gripes o catarros. Además se ha comprobado que potencializa los efectos de la vacuna antigripal. Se puede consumir junto con un zumo verde o de naranja y para potenciar más sus beneficios.

Esta propiedad inmunológica del ginseng es la más eficaz, reconocida y avalada por la ciencia. Para ello se puede consumir en cualquiera de sus presentaciones, ya sea en infusión, cápsulas, polvo o como tintura.

4. Incrementa el nivel de insulina

El ginseng puede usarse como complemento al tratamiento de la diabetes. De hecho, una de las propiedades de los ginsenósidos es que son hipoglucemiantes. Esto quiere decir que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Si bien no debe sustituirse el tratamiento prescrito por el médico, se ha comprobado que consumir ginseng potencializa los efectos de los fármacos. Además, en la etapa de pre-diabetes puede funcionar como un método de prevención.

El uso del ginseng para disminuir los niveles de insulina se recomiendan en cápsulas o infusiones preferentemente 30 minutos antes de consumir cualquier alimento. No puede sustituirse un estilo de vida sano y saludable, pero el ginseng contribuye a regular los niveles de azúcar.

Debido a que el ginseng también se relaciona con una mejora de la actividad metabólica, puede ayudar a la quema de grasa. Esto a su vez ayuda a mantener una buena salud y a reducir las cantidades altas de azúcar en la sangre.

5. Auxiliar en padecimientos comunes en el envejecimiento.

El ginseng puede ayudar a reducir problemas como la disfunción eréctil. Con el avance de la edad es inevitable que algunas funciones del organismo se vean disminuidas o afectadas severamente. Aunque esto es normal, hay alternativas para combatirlo o reducir los efectos.

Gracias a los efectos directos que tiene sobre el sistema inmune, el ginseng es ideal para que las personas de la tercera edad se fortalezcan sobre todo en época invernal.

Otro hallazgo importante sobre las propiedades y beneficios del ginseng es que tiene un efecto vasodilatador. Además hay que recordar que tiene efecto estimulante en el sistema nervioso central, lo cual es ideal para combatir la disfunción eréctil o la eyaculación precoz.

Se recomienda su consumo por vía oral todos los días. Si bien los efectos no son inmediatos, se ha demostrado una clara respuesta del organismo después de una temporada de consumo constante.

Referencias bibliográficas

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.