Huaya (fruta): características, propiedades y beneficios para tu salud

Esta extraña fruta de los trópicos centroamericanos tiene varios usos medicinales.
Beneficios de la huaya

La diversidad de flora y frutos es tan amplia que parece nunca terminamos de conocerla. En cada continente existen muchas frutas típicas de cada región, que se han ido expandiendo en el resto del mundo gracias a la globalización. La huaya es una de ellas.

Conocida también como maco o mamoncillo, tiene un sabor entre dulce y ácido, es pequeña y redonda, con una cáscara verde delgada y con una pulpa anaranjada. Se trata además de un alimento con muchos beneficios para la salud.

Propiedades beneficiosas de la huaya

De la huaya se consume la pulpa y su semilla. La cáscara habitualmente no sirve para ingesta, además de que los componentes principales están en su mayoría concentrados en la “carne” de la huaya.

Esta fruta se puede comer fresca, directamente del árbol. Pero también se hacen con ellas postres, bebidas e inclusive se utiliza para ensaladas. Otra forma de comerla es en puré o mermeladas. La huaya es un gran alimento que, ya sea por su sabor o sus beneficios para la salud, no podrás dejar de consumir.

1. Acción depurativa

La huaya es una de las frutas conocidas por sus funciones depurativas. Junto con otras frutas como la piña, la huaya se ha utilizado como herramienta para limpiar el organismo. Esto se debe a que es una fuente de fibra con propiedades desintoxicantes particulares.

Se le puede dar de consumir a niños o adultos mayores, y es una forma saludable y deliciosa de ayudar al organismo a desechar lo que no necesita.

2. Fortalece el sistema inmunológico

Esta fruta es una fuente de vitamina C y B que ayuda al sistema inmune. Por esta razón el consumo de huaya se recomienda de manera diaria para aquellas personas con fácil acceso a este fruto. Gracias a que contiene vitamina C y B, esta fruta fortalece el cuerpo para atacar infecciones.

Además,la vitamina C es primordial para fijar el hierro en el organismo y que no exista riesgo de anemia. De ahí la parte de la importancia de esta vitamina para una buena salud. Durante la época invernal, ayuda a combatir enfermedades respiratorias.

3. Limpia los riñones

En la medicina tradicional de la zona, la huaya se utilizaba para limpiar los riñones. Como ya se mencionó, una de las características más importantes de la huaya es la de funcionar como depurador y desintoxicante.

Esta propiedad actúa directamente en los riñones, que son los órganos encargados de limpiar el cuerpo de toxinas. La huaya fortalece los riñones limpiándolos, de esta forma pueden llevar a cabo sus funciones de forma más efectiva.

4. Ayuda a prevenir el cáncer

Uno de los beneficios más sorprendentes de la huaya, es que podría ayudar a combatir el cáncer. Junto con el brócoli, se cree que esta fruta puede ser uno de los principales alimentos que atacan directamente a las células cancerígenas.

Si bien no se puede tomar como una cura por falta de evidencia científica, se recomienda su consumo habitual para prevenir la aparición de células cancerígenas o debilitarlas una vez que aparezcan. Aunque esto no está avalado científicamente, lo cierto es que como mínimo ayuda al cuerpo a fortalecerse una vez que aparece el cáncer.

5. Fuente de vitamina B

La huaya además de otros nutrientes, contiene vitamina B. En esta fruta se encuentran las vitaminas B1, B3, B6 y B12, por lo que es una fuente importante de estas. Esta característica de la huaya la hace un alimento ideal para fortalecer las defensas del cuerpo.

Además de proporcionar energía, consumir de forma habitual esta fruta, brinda al cuerpo protección para combatir enfermedades provocadas por virus y bacterias. Por esta razón es que se recomienda comer huaya siempre que sea posible.

6. Ideal durante la gestación

Algunos nutricionistas y doctores recomiendan la ingesta de huaya a mujeres embarazadas. Debido a los componentes que ya se mencionaron, como vitamina C y las del grupo de las vitaminas B, la huaya es ideal para mujeres en gestación.

La forma en la que ayuda al cuerpo es protegiéndolo de enfermedades, sobre todo respiratorias o estomacales. Al ser un método eficaz y natural, se recomienda que las mujeres embarazadas lo coman como parte de su dieta diaria.

7. Combate infecciones

La huaya combate infecciones provocadas por virus y bacterias. Tanto como una prevención, como cuando ya han aparecido las enfermedades, las cantidades de vitaminas que contiene esta fruta, ayudan a combatirlas.

Como ya se mencionó, la vitamina C y B tienen, entre sus múltiples funciones, la facultad de fortalecer el cuerpo. Cuando las infecciones rondan, la huaya puede ayudar a que no nos afecten, pero si ya nos hemos enfermado, comer esta fruta hace que la enfermedad desaparezca más rápido.

8. Alivia problemas intestinales

La semilla y la hoja de la huaya tienen funciones relacionadas con el funcionamiento intestinal. Por un lado se puede utilizar para detener la diarrea, y si se prepara y utiliza de otra forma, entonces es usado para aliviar el estreñimiento.

Para actuar como antidiarreico, se tuesta la semilla, se pulveriza y se combina con miel. Las hojas del árbol de huaya pueden prepararse para funcionar como un enema. Para este fin se utilizan las hojas menos frescas, ya que las más nuevas funcionan como astringente.

9. Antioxidantes

La huaya es una fruta con características antioxidantes. Debido a que es una fuente de vitamina C, se sabe que esta fruta tiene propiedades antioxidantes que benefician de muchas formas al organismo cuando se consumen.

Los antioxidantes combaten los radicales libres, lo cual permite que la regeneración celular sea eficiente. Esto tiene beneficios para la piel y el cabello, que lucirán elásticos y brillantes. También beneficia al cerebro que lleva a cabo de mejor forma sus procesos.

10. Colorante

El jugo de la pulpa de la huaya se impregna profundamente en los textiles. Por esta razón es que en algunas regiones, se utiliza el jugo de la huaya como un colorante natural para diversos usos.

Si se aplica en tela, se mancha fácilmente y con las lavadas no desaparece tan fácil. Pero si se aplica en la piel o el cabello, también se impregna de forma intensa, por lo que un uso muy eficiente es como tinte también.

Referencias bibliográficas

  • Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and Immune Function. Nutrients, 9(11), 1211. doi:10.3390/nu9111211.
  • Bystrom, L.M., Lewis, B.A., Brown, D.L. et al. Plant Foods Hum Nutr (2009) 64: 160. https://doi.org/10.1007/s11130-009-0119-y.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.