Lactancia materna: 10 beneficios para el bebé y para la madre

hace 3 meses

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

La lactancia materna es verdaderamente recomendable tanto para el bebé como para la madre.

Lactancia materna

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Los médicos recomiendan que desde el momento en el que el bebé llega al mundo este sea alimentado con leche materna, preferentemente de forma diracta desde el pecho.

De hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia como forma de alimentación exclusiva en los primeros 6 meses de vida. Luego si es posible es mejor extenderla hasta los 2 años de edad, y es que la leche materna tiene muchas beneficios para el bebé (y también para la madre).

5 beneficios de la lactancia materna para el bebé

Después de décadas de investigación se ha concluído que no hay nada como la leche materna. La lactancia materna tiene muchos beneficios para el bebé, y esta debería empezar ya en la primera hora de vida del neonato.

Siempre que sea posible el primer alimento del bebé debe ser la leche materna. No es necesario darle ningún otro alimento hasta introducir ciertos alimentos más adelante, y a continuación se exponen las mejores razones para ello.

1. Es el alimento perfecto

La leche materna es el alimento perfecto para el bebé y no existe nada parecido. A la leche de estos primeros días se le nombra calostro, y éste líquido es rico en nutrientes y anticuerpos. Promueve así el desarrollo del sistema inmunológico, y además es de fácil digestión.

A lo largo de los siguientes meses el contenido se adapta según las necesidades del bebé en cada etapa. De este modo siempre es un alimento adecuadamente nutritivo, y aporta una gran cantidad de anticuerpos para prevenir afecciones tales como la diarrea y la neumonía.

2. Facilita el vínculo madre-hijo

La lactancia materna tiene beneficios emocionales para el bebé. En los primeros meses de vida el bebé tiene la necesidad fisiológica de tener contacto físico y cercanía con sus principales figuras de apego, siendo la madre la figura central.

La lactancia materna favorece esa proximidad, proporcionando al bebé una sensación de seguridad. Dejar el cálido vientre de la madre salir al mundo puede resultar abrumador, y el contacto con la madre le brinda calma.

3. Favorece el correcto desarrollo de la mandíbula

La succión que el bebé realiza al tomar leche materna favorece el desarrollo de la mandíbula, así como de los dientes y los músculos de la boca. Estos intervienen en el trabajo de succionar, y comienzan a desarrollarse y fortalecerse en esta etapa.

Tomar la leche del biberón no requiere tanta fuerza, y el bebé tiene que realizar movimientos más pasivos. La propia inclinación del biberón puede facilitar la salida de la leche.

4. Previene la obesidad en el bebé

Un bebé alimentado exclusivamente con leche materna difícilmente tendrá sobrepeso. La razón es que la lactancia materna es de libre demanda, es decir, existe un mecanismo de autoregulación durante los primeros meses por parte del bebé. Este raramente pide más de lo que requiere.

Además, el componente de la leche siempre es el correcto aun si la alimentación de la madre no es la más equilibrada. La leche materna siempre es nutritiva y tiene la cantidad precisa de grasas que requiere el lactante.

5. Proporciona anticuerpos

Uno de los mayores beneficios de la lactancia materna para el bebé son los anticuerpos. Durante todo el tiempo que dura la lactancia la leche brinda al bebé los anticuerpos específicos que necesita.

Esto ayuda a fortalecer el sistema inmunológico del bebé. Y no solo durante esta etapa, también para los años siguientes. Gracias a esta propiedad los bebés presentan menos infecciones, alergias y problemas estomacales.

5 beneficios de la lactancia materna para la madre

La lactancia materna también favore a la madre en múltiples aspectos. Muchos de estos beneficios no se conocían, y sin duda son razones poderosas que representan argumentos potentes para apostar por la lactancia materna.

Este artículo pueda ser de ayuda a las futuras madres que tengan algunas dudas sobre el tema. Desde La Guía Femenina esperamos que pueda ayudar a convencer a muchas mujeres de que la lactancia materna es beneficiosa tanto para ellas como para su bebé.

1. Previene el cáncer de mama y de ovario

La lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de ovario. Cuanto más tiempo se prolonga la lactancia menos probabilidades hay de desarrollar cáncer de mama y ovario.

Esto se debe a que durante la lactancia hay cambios en las mamas y en los ovarios. Estos órganos quedan protegidos frente al desarrollo de células precancerosas, incluso tiempo después de que la lactancia se haya terminado.

2. Reduce el peso ganado durante el embarazo

En la mayoría de los casos la lactancia ayuda a perder peso. Esto se debe a que la energía y los recursos que se requieren para la producción de leche hacen que el cuerpo absorba grasa acumulada, y como resultado hay una disminución del peso.

La mayor pérdida de peso se produce después del tercer mes, y se puede seguir perdiendo peso cuanto más sea el tiempo en el que se amamanta. Por esta razón no es recomendable seguir una dieta para bajar de peso después del parto, lo mejor es mantener una alimentación equilibrada.

3. Reduce el riesgo de depresión post parto

La lactancia materna puede ayudar a eliminar la depresión post parto. Es muy reconfortante para la madre vivir esta experiencia, y puede ayudarle a subir el ánimo en estos momentos delicados.

Durante este proceso se segrega una enorme cantidad de oxitocina que favorece que la madre se sienta tranquila, y esto va disminuyendo la posibilidad de una depresión.

4. Retrasa la aparición de períodos menstruales

Durante el tiempo que dura la lactancia puede desaparecer la menstruación. Esto es completamente normal. Aunque no es un método totalmente efectivo de anticoncepción, las posibilidades de un embarazo durante los primeros 6 meses son bajas y no hay la regla.

Eso sí, esto pasa siempre y cuando se haga la lactancia materna exclusiva y a libre demanda del bebé. En algunas mujeres puede presentarse una menstruación irregular y en otras simplemente no aparecer. Esto se atribuye a los procesos fisiológicos vinculados a la lactancia materna.

5. Comodidad y ahorro

La lactancia materna es cómoda y permite ahorrar tiempo y dinero, o al menos si se le compara con una alimentación artificial. No hay que pagar nada para la leche materna, y es que no se requiere comprar leche ni biberones.

Además no hay necesidad de ninguna preparación previa, pues siempre está disponible y a la temperatura exacta. Aunque el inicio puede ser complicado, una vez que se dominada la técnica es mucho más práctico que tener que levantarse a preparar el biberón.

Referencias bibliográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.