Orzuelo: causas, síntomas y tratamiento para curarlo

2 months ago

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Tener un orzuelo provoca un fuerte dolor, además de que es muy desagradable e incómodo.

Orzuelo

Un orzuelo es un bulto rojo cerca del borde del párpado que parece una espinilla o un grano. Es relativamente común que aparezca, aunque hay personas más propensas que otras a que les broten orzuelos con mayor frecuencia.

Aunque son dolorosos y molestos, no representan ningún riesgo serio para la salud. Hay que tener ciertos cuidados para que no se infecten y se ocasione un problema mayor, y existen algunas soluciones para aliviar las molestias y facilitar su desaparición.

¿Qué es un orzuelo?

Un orzuelo es una protuberancia del párpado que causa dolor. Esta aparece debido a que las glándulas sebáceas se hinchan a causa de una infección provocada por la bacteria estafilococo.

Cuando esta bacteria se aloja en alguna de las zonas del párpado se produce esta hinchazón que da lugar al molesto orzuelo. Si este aparece en el borde de los párpados, entonces se trata de un orzuelo externo, mientras que si aparecen por dentro se le llama orzuelo interno.

Sin embargo, cualquiera de los dos tipos de orzuelo requieren los mismos cuidados y precauciones. Tienen características similares en cuanto a síntomas y posibles complicaciones, en realidad sólo cambia el nombre según el lugar en el que se ubican.

Causas

La bacteria estafilococos es la culpable de la aparición del orzuelo. Esta bacteria afecta directamente a las glándulas sebáceas que se encuentran en los párpados. Puede alojarse en la zona donde nacen las pestañas y provocar una infección.

Hay otros factores que podrían desencadenar la aparición de un orzuelo más allá de una infección por bacteria. Aunque no son causas tan comunes, hay conocimiento de que existen otras causas que provocan la aparición de este molesto grano.

Estas causas son cambios hormonales, estrés y contagio por una infección (cercana al ojo, nariz u oídos). Si bien es menos probable que esto suceda, no hay que descartar que su aparición pueda deberse a alguno de estos síntomas.

Síntomas

Los síntomas del orzuelo son muy claros. Lo primero que ocurre antes de que apareca es que se manifiesta dolor en el párpado, dando enrojecimiento e hipersensibilidad en la zona.

Después de que aparezcan estos primeros síntomas comienza a aparecer un grano rojo. Este puede ir acompañado de inflamación en todo el ojo, y en algunos casos se presenta un intenso lagrimeo.

Los orzuelos no causan daño en la visión ni la afectan de ninguna forma. Si aparece algún otro tipo de molestia en la visión o se ve dañada de alguna manera es importante acudir al médico; esto no debería estar relacionado con la aparición de un orzuelo.

Lo que hay que evitar

Existen mitos acerca de cómo aliviar un orzuelo, la mayoría están desaconsejados por los médicos. Uno de los más comunes es apretar o explotar el orzuelo como si se tratara de una espinilla común. Esto no debe hacerse bajo ninguna razón pues puede extender la infección y agravar algo que en un inicio no representa ningún riesgo.

Un mito muy sonado es que se frote con la ropa cualquier metal (principalmente un anillo) y se ponga sobre el orzuelo. Esto se popularizó porque el calor que produce la fricción del metal con la ropa, podía curar el orzuelo. Pero no es buena idea y puede empeorar la infección.

Mientras dure la aparición del orzuelo, no se debe utilizar ningún tipo de cosmético en esta zona. Lo más recomendable es deshacerse de los cosméticos que se estaban utilizando pues podrían encontrarse ya infectados y repetir el círculo una y otra vez.

¿Cuándo acudir al médico?

La aparición de un orzuelo no requiere atención médica urgente, aunque es bueno poder acudir a un profesional para revisar el caso sin demorarse demasiado. Un orzuelo no debería derivar en complicaciones, pero el médico debe examinarlo.

Hay que acudir al médico si después de 48 horas de su aparición parece empeorar. Si el enrojecimiento o la hinchazón se extienden hacia las mejillas u otras zonas cercanas debe examinarse por un profesional. También si la visión se ve afectada de cualquier forma

Igualmente es recomendable acudir al médico si la aparición de orzuelos es muy frecuente. En este caso se puede recomendar algún tratamiento o rutina de limpieza, pues esto ayuda a disminuir la frecuencia con la que brota un orzuelo.

Tratamiento

Los orzuelos tienen un ciclo de vida que hay que dejar que transcurra. La realidad es que no hay mucho más que hacer al respecto. El tratamiento médico para el orzuelo básicamente consiste en una serie de cuidados para evitar complicaciones.

Lo primero que hay que hacer es extremar las medidas de higiene y no tocarse los ojos con las manos sucias. Aplicar compresas calientes sobre los ojos puede ayudar a disminuir la inflamación. Además, puede ser recomendable llevar gafas de sol si se sale a la calle para prevenir que entre cualquier partícula de suciedad en el ojo.

En algunos casos el médico puede prescribir cremas antibióticas. Este recurso siempre debe ser a criterio del especialista médico y bajo su supervisión. Se trata de una medida a la que se puede recurrir en algunos casos ante las apariciones recurrentes de orzuelos.

¿Cómo prevenir la aparición de un orzuelo?

Con algunas medidas de prevención se puede evitar la aparición de un orzuelo. Algunas personas son mucho más propensas que otras a padecer de esta molestia, y ante esta situación se pueden tomar precauciones para disminuir el riesgo de aparición.

La medida de prevención más importante es no tocarse o frotarse los ojos con las manos sucias. Este es un factor de riesgo muy alto sobre todo en personas a las que les aparecen orzuelos con frecuencia.

Otra medida importante es usar productos de maquillaje para los ojos que sean de calidad y desmaquillarse diariamente. También es importante no usar cosméticos de otras personas.

Referencias bibliográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga