Pastilla del día después: qué es, ventajas e inconvenientes

hace 4 semanas

Elena Montes

La pastilla del día después puede alcanzar una efectividad de hasta el 99%.

Pastilla del día después

La pastilla del dia después es un método útil para evitar un embarazo no deseado. Es un método eficaz siempre y cuando se sigan recomendaciones importantes sobre su uso. No obstante, no debe utilizarse de forma habitual para sustituir métodos de anticoncepción.

La pastilla del día después, también conocida como píldora del día después, se ha popularizado en los últimos años. Tiene muchas ventajas, aunque también hay que observar y conocer sus inconvenientes para no incurrir en posibles daños para la salud.

Todo lo que hay que saber sobre la pastilla del día después

La pastilla del día después es un método anticonceptivo de urgencia. Su nombre se debe a que debe ingerirse máximo 72 horas después de haber tenido intimidad sin protección. Aunque la efectividad aumenta si se toma el día posterior inmediato.

Es importante recordar que no se trata de un método que impida el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Es un medicamento de venta libre, incluso en algunos lugares se proporciona de forma gratuita.

¿Qué es la pastilla del día después?

La pastilla del día después es un comprimido oral. Su función es evitar la fecundación. Puede ser impidiendo que el óvulo salga del ovario, interviniendo en el moco cervical volviéndolo más espeso para impedir el paso del espermatozoide o alterando el endometrio para que el óvulo fecundado no se implante.

Debido a su función, no se trata de un método abortivo, sino anticonceptivo. Por esta razón es que debe utilizarse siguiendo cabalmente las instrucciones e indicaciones. Esto no solo para hacer más eficiente su resultado, sino para no causar ninguna reacción adversa que pueda prevenirse.

El compuesto activo en las pastillas del día después que se encuentran a la venta en el mercado son el acetato de ulipristal o el levonorgestrel. En el caso del levonorgestrel, se trata de un compuesto con progesterona. La progesterona actúa alterando las funciones en el útero para impedir la fecundación.

Por otro lado, el acetato de ulipristal no es hormonal. En este caso, la pastilla compuesta por acetato de ulipristal es en realidad un modulador selectivo de los receptores de la progesterona. Es por esta función que se logra inhibir la anticoncepción eficazmente incluso hasta por cinco días. Es la que más se comercializa en toda Europa.

¿En qué casos se recomienda?

La píldora del día después se utiliza para evitar un embarazo no deseado. Si por diversas circunstancias se ha mantenido una relación íntima sin protección, entonces se debe tomar la pastilla post-day máximo 72 horas después. Inclusosi no hay sospecha de embarazo debido a no encontrarse en período fértil, lo más recomendable es no dudar o esperar más días.

Si el preservativo se ha roto o hay sospecha de ello, o si se colocó mal, también es buena idea tomar la pastilla. Si se ha olvidado de tomar la pastilla anticonceptiva, entonces lo mejor es acudir a este método. Aunque no exista una sospecha de embarazo como tal también se puede recurrir a la pastilla post-day, pues ante la duda lo mejor siempre será prevenir, y la pastilla del día después es efectiva para esta situación.

No obstante, esta pastilla no debe utilizarse como método de anticoncepción habitual o pretender sustituir el actual. Aunque es un fármaco con muy pocas reacciones adversas o contraindicaciones, no debe abusarse de su toma. Esta recomendación es debido a que un uso prolongado o inadecuado puede causar alteraciones hormonales.

Debido a que no se trata de un método de prevención, no se debe consumir antes de tener intimidad. La pastilla del día después no funciona de esta forma, por lo que no servirá de nada proceder así. Por esta razón es que, además de no ser un método abortivo, tampoco es un método preventivo que se pueda administrar antes de mantener intimidad.

¿Cómo se debe tomar?

La pastilla del día siguiente debe ingerirse siempre después de haber tenido intimidad, y cuando los métodos anticonceptivos habituales hayan fallado. Ante la sospecha de una concepción no deseada, debe tomarse una sola pastilla durante las siguientes 72 horas. Cuanto más pronto se ingiera, se garantiza aún más la efectividad. De hecho, la recomendación sanitaria es que la pastilla se ingiera dentro de las primeras 24 horas después del coito.

Así que, posteriormente a haber mantenido relaciones íntimas, se puede adquirir la pastilla e ingerirla. No es necesario tomar más de dos dosis. Con una sola toma es suficiente para garantizar hasta con un 99% de efectividad, que no exista fecundación. Algunas pastillas, como la de acetato de ulipristal, puede ingerirse hasta 5 días después. No obstante, la recomendación de las 72 horas, sigue siendo la misma.

La efectividad de la pastilla del día después ingerida en las primeras 24 horas aumenta hasta el 99%. No hay que tomarla dos veces en un mismo ciclo, hacerlo puede causar alteraciones hormonales. Se debe tomar de forma muy puntual.

Si se están tomando anticonceptivos hormonales, entonces hay que reforzar la prevención, pues la pastilla del día siguiente puede disminuir su efecto. Por esta razón, conviene tomar medidas en las siguientes relaciones íntimas, para evitar la necesidad de volver a ingerir la píldora y disminuir su efectividad.

Ventajas

Sin duda, la gran ventaja de la pastilla del día siguiente es su efectividad. Su uso de forma adecuada y puntual, registra una eficiencia de hasta 99%, como ya hemos comentado. Es fácil de adquirir, e incluso en algunos países y zonas se proporciona de forma gratuita sin necesidad de cumplir ningún requisito, incluso ni siquiera la mayoría de edad.

Es de venta libre y se puede comprar en cualquier farmacia. Su ingesta no requiere de nada más que un poco de agua. Tiene muy pocas contraindicaciones y efectos secundarios reportados. Por lo tanto, se considera segura y eficaz. Se puede ingerir durante la lactancia y no hay daño ni para la mamá ni el bebé.

Desventajas

La píldora del día después tiene varias desventajas también. La principal es que en mujeres con un índice de masa corporal mayor a 30 es muy probable que no funcione. Además, es habitual que provoque un desajuste en el ciclo menstrual, por lo que puede haber retrasos o incluso adelantarse en el siguiente ciclo.

No es un método que pueda usarse habitualmente, por lo que no se recomienda usar más de dos veces en un solo ciclo. En caso de la pastilla levonorgestrel, su eficacia se reduce hasta un 54% si se utiliza tres días después de las relaciones íntimas. En caso de asma o insuficiencia hepática, no debería usarse tampoco.

Referencias bibliográficas

  • Black, K. I., Mercer, C. H., Johnson, A. M. & Wellings, K. (2006). Sociodemographic and sexual health profile of users of emergency hormonal contraception: data from a British probability sample survey. Contraception.
  • Gemzell-Danielsso, Kristina; Sharon T Cameron. (2011). Ulipristal acetate (ellaOne®) for emergency contraception: review of the clinical evidence. Future Science.
  • Ho, Pak Chung, et al. (2002). Mifepristone: Contraceptive and Non-Contraceptive Uses. Current Opinions in Obstetrics Gynecology.
  • World Health Organization, WHO. (1998). Emergency Contraception: a guide for service delivery. WHO/FRH7FPP798.19, Geneva.

Elena Montes

Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Elena Montes nació en Valencia el año 1996. Es Graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Valencia. Alterna su actividad de entrenadora de baloncesto con su actividad como redactora en La Guía Femenina.