Los 8 peores dolores del ser humano

2 months ago

Amanda Coeting

La experiencia de sufrir uno de estos dolores nos puede dejar totalmente fuera de juego

Los 8 peores dolores del ser humano
Sufrir ciertos dolores es una dura experiencia

El dolor es una de las peores vivencias de nuestra experiencia vital. Cuando nos encontramos sanos a menudo no damos el valor que tiene una vida sin enfermedades. Estas nos imposibilitan en muchas maneras, pero sentir dolor puede ser algo tan duro en el momento que lo podemos pasar muy mal.

Los sondeos han dado lugar a una lista de los peores dolores del ser humano que presentamos en el presente artículo. Nótese que puede hay muchos dolores que nos afectan de mala manera, pero los que recogemos son de los más relevantes.

Peores dolores que soportamos los humanos

El umbral del dolor cambia de un ser humano a otro. Hay quien es muy sensible mientras que otros aguantan el dolor sin mucho esfuerzo. A pesar de esta subjetividad, hay dolores terribles que casi que podríamos decir que afectan por igual a cualquier ser humano.

La clasificación que encontramos a continuación nos muestra algunos de los peores dolores, los más insoportables para el ser humano.

1. Fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad crónica que provoca dolor en los músculos, ligamentos y tendones. Normalmente viene acompañada de otros síntomas como dolor generalizado, rigidez, cansancio, hormigueos, ansiedad, depresión, alteraciones del sueño, son algunos de los síntomas que experimentan las personas que sufren fibromialgia.

Es una enfermedad bastante frecuente que afecta mayormente a mujeres. El dolor impide realizar las actividades de la vida diaria; no se tiene la fuerza y el ánimo para hacer muchas cosas, y se siente mucha incomprensión en el entorno laboral e incluso familiar.

2. Cálculos renales

A veces las sales minerales que conforman la orina pueden pegarse entre sí, generando formaciones pequeñas. Estas reciben el nombre de cálculos renales o, más popularmente, piedras en el riñón.

Estas formaciones varían en tamaño, pudiendo ser como un cristal de azúcar, pero pueden llegar a ser como un hueso de melocotón. Si bien no siempre producen daño, cuando provocan una obstrucción se pueden romper, y los trozos resultantes pueden circular por los uréteres y causar un dolor muy intenso.

3. Fractura de huesos

Casi todos hemos experimentado alguna vez una fractura de hueso. Depende de si la fractura es limpia o no el dolor puede variar, pero romperse huesos puede dar lugar a un dolor muy intenso en la zona afectada.

La fractura simple es la que se produce cuando un hueso se parte de forma que no daña tejidos o músculos circundantes. Es la menos dolorosa. En cambio, la fractura abierta se caracteriza porque el hueso atraviesa la piel, rompiendo otros tejidos como músculos y tendones. También la fractura conminuta puede causar mucho dolor dependiendo del caso, pues el hueso se fractura en dos o más fragmentos pudiendo tener diferentes roturas

4. Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica que afecta principalmente al sistema musculoesquelético. Lo más destacado de esta enfermedad en la inflamación en la cápsula sinovial que produce destrucción del cartílago. De este modo se acaban produciendo deformaciones óseas y articulares.

Los pacientes van iniciándose gradualmente en esta condición sintiendo dolor en una o más articulaciones. Los músculos van presentando debilidad y atrofia, llegando hasta a producirse nódulos en la piel y lesiones en nervios periféricos. Todo junto aumenta el cuadro de dolor.

5. Neuralgia del Trigémino

El ganglio del trigémino se asocia a un cuadro de gran dolor de naturaleza neurológica. Tiene su foco en una zona interna del cráneo situada entre el pómulo y la oreja, en donde se distribuyen todas las ramas del nervio trigémino o quinto par craneal.

Se presentan en episodios de dolor múltiples a lo largo del día, alternándose con períodos libres de dolor. Este dolor puede ser más o menos recurrente y afecta generalmente a un solo lado de la cabeza.

El dolor es muy severo, y las personas que lo sufren en ocasiones han llegado a describirlo como un dolor como de descarga eléctrica.

6. Pancreatitis aguda

La pancreatitis aguda es una inflamación del páncreas de forma repentina. Por lo general implica una estancia en el hospital y es muy dolorosa, siendo el 5% de los casos potencialmente mortales.

En la pancreatitis aguda, los enzimas que el páncreas sintetiza para ayudar a digerir los alimentos en el aparato digestivo se activan antes de salir del páncreas. Son sustancias muy potentes que lo que hacen es atacar el propio tejido pancreático, provocando una autodigestión.

7. Cáncer de huesos

El cáncer de huesos es de los cánceres más dolorosos que existen. De hecho el dolor es el signo más común, el cual no aparece de forma constante, pero a medida que crece el cáncer el dolor crece empeorando mucho la actividad del paciente. Por la noche se puede llegar a sufrir un dolor peor.

El cáncer puede debilitar el hueso en el que se forma de tal manera que se pueda ocasionar una fractura, si bien no es lo más habitual. Cuando esto pasa, un dolor intenso muy agudo aparece de golpe en un hueso que por lo general ya llevaba tiempo adolorido.

8. Migraña

La migraña es un dolor de cabeza que va y viene siguiendo las pulsaciones del corazón. Se manifiesta por una segregación de químicos relacionados con procesos inflamatorios, los cuales afectan a los nervios circundantes a los vasos sanguíneos.

Normalmente se manifiesta en un lado de la cabeza, pudiendo cambiar de zona y de intensidad. La migraña puede afectar seriamente la calidad de vida de quienes la sufren, y hay componentes hereditarios y de estilo de vida que afectan a su aparición. Por suerte hoy en día se sabe prevenir y limitar sus molestias.

Referencias bibliográficas:

  • Laín Entralgo, P. (1978). Historia de la medicina. Barcelona, Salvat.
  • López Piñero, J.M. (2003). La medicina en la historia. Madrid, La Esfera de los libros.

Amanda Coeting