¿Qué es la Psoriasis y cómo aliviar sus síntomas?

Todo lo que debes saber sobre esta enfermedad cutánea.
Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel. Se forman escamas y manchas que provocan picor y requiere la revisión de un médico para diagnosticar correctamente. Es una enfermedad crónica, con diferentes niveles de gravedad.

Existen algunos factores de riesgo que predisponen al desarrollo de la psoriasis: fumar, tener sobrepeso, antecedentes familiares, estrés y las infecciones frecuentes. Pero ¿Qué es la psoriasis y cómo se pueden aliviar las molestias que provoca?

Psoriasis: Qué es, síntomas y tratamiento

La psoriasis es una afección de la piel que puede aparecer prácticamente a cualquier edad. Esta enfermedad se presenta indistintamente en la infancia o en la vida adulta. Aunque en ocasiones las molestias son leves, siempre conviene acudir al médico.

Cuando aparecen escamas, irritación y comezón excesiva en alguna zona del cuerpo, es conveniente observar y mantenerse atentos a la evolución. Si las cremas de uso cotidiano no logran combatir esta resequedad, entonces hay que hacer la revisión pertinente para descartar o confirmar alguna enfermedad dérmica, como podría ser psoriasis.

¿Qué es la psoriasis exactamente?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel. Se trata de un padecimiento crónico, incurable y no contagioso, siempre y cuando se lleve a cabo el tratamiento adecuado. Lo que ocurre es que las células cutáneas tienen un ciclo de vida acelerado, lo que provoca que se acumulen y formen escamas y manchas rojas. Estas manchas pueden ser desde unos puntos pequeños hasta erupciones en zonas grandes del cuerpo.

Cuando esta descamación produce picores, molestias, dolor en articulaciones o inflamación, es imperante acudir al médico. Puede ocurrir que aun con tratamiento, las molestias continúen o aumenten, en cuyo caso podría ser necesario modificar el tratamiento. La supervisión médica es necesaria para evitar que el proceso evolucione a enfermedades como la artritis psoriásica, enfermedades oculares, parkinson o enfermedades cardiovasculares.

Hasta el momento no se conocen las causas de la psoriasis. Se cree que está relacionada con una deficiencia del sistema inmunológico, pero se desconocen las causas exactas que llevan al sistema inmune a tener esa deficiencia. Sin embargo se ha detectado que hay factores que lo desencadenan, como haber padecido infecciones cutáneas, lesiones en la piel o la insuficiencia de vitamina D.

Tipos

Existen diferentes tipos de niveles de psoriasis. La mayoría de ellos tienen ciclos que duran entre algunas semanas y hasta meses. Y aunque parecen desaparecer, pasado algún tiempo vuelve a surgir regularmente en la misma zona.

También hay personas a las que les aparece la psoriasis en algunas ocasiones y después entran en remisión sin que vuelva a aparecer nunca más. El grado de molestias depende en gran medida del tipo de psoriasis, ya que existen diversas formas en las que esta enfermedad aparece.

1. Psoriasis en placas

La psoriasis en placas es la más común. Son lesiones rojas, secas y como su nombre indica, en forma de placas. Aparecen en cualquier parte del cuerpo y provocan mucho picor, y en ocasiones pueden ser dolorosas.

2. Psoriasis en gotas

La psoriasis en gotas afecta principalmente a niños y jóvenes. La descamación se presenta en forma de pequeñas gotas esparcidas en áreas muy amplias. Suelen aparecer como un brote único, para después desaparecer sin dejar ninguna secuela.

3. Psoriasis en las uñas

La psoriasis en las uñas aparece en manos y pies. Es un tipo de psoriasis peculiar que afecta únicamente a las uñas. Provoca descamación y en casos graves la uña llega a astillarse. Se da un crecimiento anormal y cambio en la coloración de la uña.

4. Psoriasis inversa

La psoriasis inversa se presenta después de una infección por hongos. Este tipo de psoriasis aparece en axilas, ingle, alrededor de los senos y los genitales. Se presenta como grandes manchas rojas y lisas, sin escamas.

5. Psoriasis pustulosa

La psoriasis pustulosa es la menos frecuente. Aparecen de forma súbita manchas y ampollas llenas de pus sobre manchas rojas y con escamas. Estas ampollas van y vienen, pero la mancha roja no desaparece fácilmente.

6. Psoriasis eritrodérmica

La psoriasis eritrodérmica afecta a gran parte del cuerpo. También se trata de un tipo de psoriasis poco frecuente, donde además de la erupción hay desprendimiento de piel, por lo que causa muchas molestias, ardores y picores.

7. Artritis psoriásica

Este tipo de psoriasis causa dolor en las articulaciones. Se trata más bien de un tipo de artritis con la presencia de psoriasis acompañante. Por suerte, este tipo de artritis no llega a provocar tanto dolor y molestia como otros tipos.

Cómo aliviar sus síntomas

El diagnóstico de la psoriasis es sencillo y la mayoría de lasa veces poco invasivo. En una primera visita y protocolo de tratamiento, el médico examinará la aparición de la psoriasis en la piel. De esta observación puede recomendar el protocolo a seguir para eliminar las molestias.

Puede suceder que el médico requiera una biopsia, en cuyo caso aplicará un poco de anestesia para tomar una muestra de la piel de la zona afectada, que examinará bajo el microscopio para determinar qué tipo de psoriasis está afectando al paciente.

Una vez que se ha hecho este diagnóstico, el médico recomendará el mejor tratamiento a seguir. Existen diversas opciones a las cuales acudirá y en su mayoría se trata de medicamento o productos que requieren receta médica para adquirirse.

1. Tópicos

Cuando la psoriasis es de leve a moderada, basta con aplicar un tratamiento tópico. Ya sea en pomada, ungüento o crema, existen diversas alternativas de medicamento para tratar la psoriasis. Pueden ser corticoides, retinoides, antralina o análogos de la vitamina D.

2. Fototerapia

Si el diagnóstico lo amerita, se puede combinar el medicamento tópico con alguna fototerapia. En algunos casos será suficiente con la exposición controlada a la luz natural. Sin embargo la luz ultravioleta A y B, y los láser de excímeros también son una alternativa.

3. Medicación oral

En caso de que la psoriasis se de moderada a grave, seguramente se recurrirá a medicamento oral. Normalmente se combinan con el resto de los tratamientos. Los retinoides, la ciclosporina o medicinas que fortalecen el sistema inmunológico, son las opciones más recurridas.

4. Alternativas naturales

Para la psoriasis leve en placa, las alternativas naturales pueden resolver el problema. Aunque muchos médicos no aseguran el éxito de estos tratamiento, lo cierto es que son inocuos para psoriasis leve. Aloe Vera y aceite de pescado, son una alternativa natural que resulta de gran ayuda.

Referencias bibliográficas

  • Kim, W. B., Jerome, D., & Yeung, J. (2017). Diagnosis and management of psoriasis. Canadian family physician Medecin de famille canadien, 63(4), 278–285.
  • Smith, C. H., & Barker, J. N. (2006). Psoriasis and its management. BMJ (Clinical research ed.), 333(7564), 380–384. doi:10.1136/bmj.333.7564.380.
María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en La Guía Femenina semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.