8 recetas con garbanzos fáciles de preparar

hace 3 meses

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Los garbanzos son un tipo de legumbres con muchas posibilidades culinarias.

Recetas con garbanzos

Incluir garbanzos en la dieta es una medida muy saludable. Estas legumrbes tienen un alto valor nutricional, y además resultan muy fáciles de preparar. Es un alimento muy común en los países árabes, pero en general pertenece a todas gastronomías propias de la zona mediterránea.

En México y partes del sur de Estados Unidos también es un ingrediente habitual. Este alimento fue introducido a través de los colonizadores, los cuales lo dieron a conocer también en esas regiones de América. En este artículo se muestran algunas recetas con garbanzos muy recomendables.

8 recetas con garbanzos fáciles de preparar

Actualmente queremos poder cocinar rápido, rico y saludable. Afortunadamente esto es posible y está al alcance de todas las personas. La buena noticia es que los garbanzos son uno de los ingredientes ideales para conseguir ese objetivo, pudiéndose usar garbanzos de bote para facilitar aún más la elaboración.

Los garbanzos son ricos en carbohidratos de absorción lenta, y son bajos en sodio y ricos en fibra. Por esta y otras razones son un alimento ideal para toda la familia y cualquier edad. En combinación con diferentes ingredientes se pueden lograr recetas con garbanzos muy buenas y fáciles de preparar.

1. Sopa de garbanzos con espinacas y coco

La sopa de garbanzo con espinacas y coco es un plato delicioso. Se necesita una lata de garbanzos, ajo, aceite de oliva, espinacas baby, caldo de pollo, leche de coco, curry, soya, azúcar, sal y pimienta al gusto.

Primero de todo hay que pasar por la sartén los ajos y el jengibre. A la que han perdido su intensidad hay que añadir los garbanzos y las espinacas para saltear.

En otra olla se añade el caldo de pollo y la leche de coco. Se pone a calentar hasta hervir para agregar pasta de curry, jugo de limón, salsa de soya y azúcar. Al final se añaden los garbanzos y se deja calentar durante 10 minutos. Después de esto está listo para servir.

2. Crema de garbanzos con chorizo

La crema de garbanzos con chorizo podría parecer una receta más sofisticada de lo que es. Para esta receta se necesita una lata o bote de garbanzos, chorizo desmenuzado, tomate, cebolla, ajo, sal y pimienta.

Para empezar hay que freír el chorizo y dejarlo aparte sin eliminar el aceite que suelta. Luego se pone el tomate, la cebolla y los ajos para freirlos con la grasa del chorizo. Se ecurren por separado los garbanzos y se añaden entoncer al tomate frito.

Hay que dejar hervir y revisar para que tenga la consistencia deseada, ni muy espesa ni muy aguada. Al servir hay que esparcir el chorizo por encima.

3. Garbanzos con tomate y atún

Garbanzos con tomate y atún son una receta rápida y muy nutritiva. Se necesita un bote de garbanzos cocidos, dos latas de atún, tomates cherry, dos cebollas, sal y pimienta.

Antes de comenzar hay que enjuagar y escurrir los garbanzos, pues al ser de lata o bote pueden tener demasiada sal. Después hay que escurrir también el atún.

Posteriormente hay que mezclar con los tomates cherry, la cebolla en juliana y sal y pimienta al gusto. Se puede aderezar con aceite de oliva, añadir aceitunas negras o huevo cocido.

4. Hummus casero de garbanzos

El hummus casero de garbanzos es muy sencillo de preparar. Un hummus se puede acompañar con pan de pita o ser la guarnición de otras recetas, y gusta a todo el mundo.

Para empezar se necesita haber dejado en remojo los garbanzos desde el día anterior. Entonces se cocen durante una hora para que se vuelvan más blandos. Posteriormente hay que batirlos con un poco de agua hasta que tomen la consistencia deseada.

Además, se agrega un poco de tahini y comino molido, y junto todo se bate hasta que está n los ingredientes perfectamente mezclados. Se puede servir solo con un poco de vinagre encima o unas pocas semillas de sésamo y un chorrito de aceite.

5. Garbanzos con bacalao

Esta receta de garbanzos con bacalao es fácil de preparar y es muy buena. Se necesitan garbanzos cocidos, espinacas baby, bacalao y huevos de codorniz. Si los garbanzos son de lata hay que enjuagarlos bien antes de usarlos.

Para preparar la receta se empieza mezclando los garbanzos con las espinacas, las tiras de bacalao y un huevo de codorniz. Es una de las recetas con garbanzos y pescado más ricas, y se puede usar bacalao fresco pero es mejor quitar la sal de uno en salmuera (realizarlo unos días antes).

El resultado se sirve en un plato en forma de rodajas. Se puede aderezar pero la combinación y el sabor de esta receta es más que suficiente. Un poco de aceite es suficiente.

6. Risotto de garbanzos

Preparar un risotto de garbanzos es una buena opción para impresionar a alguien. Se trata además de una receta con garbanzos muy nutritiva y sencilla. Se necesitan garbanzos cocidos, cebada lavada, cebolla picada, ajo, mantequilla, vino blanco, caldo de pollo y queso parmesano.

Para empezar hay que cocer la cebada en agua hirviendo con sal hasta que el grano reviente. Después se deja escurrir y ya se fríe la cebolla con ajo, mantequilla y un poco de vino blanco.

Cuando está todo dorado se añade la cebada, los garbanzos y el caldo de pollo. Para finalizar se salpimenta y se esparce el parmesano. Se trata de una receta con una muy buena cantidad de proteína.

7. Sopa de garbanzos con verduras

La sopa de garbanzos con verduras es una opción nutritiva y deliciosa. Se necesitan zanahorias, calabacín y ramas de apio, y es una receta ligera, ideal para cenar.

Primero hay que comenzar por pelar y cortar en daditos las verduras. Seguidamente, en una cazuela se saltea la zanahoria y el calabacín en daditos, y luego se añade el agua o el caldo de pollo.

Después se cuece durante unos 15 minutos, y posteriormente se añade una lata de garbanzos cocidos y se salpimenta. Hay que dejarlo liego durante 5 minutos más para que los ingredientes adquieran sabor. Después se puede servir y decorar con tiras de calabacín.

8. Garbanzos tostados

Los garbanzos tostados son una excelente opción para añadir a las ensaladas. Los garbanzos pueden prepararse tostados, y pueden añadirse también otros ingredientes para crear una fantástica ensalada.

Para realizar esta receta hay que saltear garbanzos cocidos primero de todo. Luego se enjuagan con un poco de aceite y hierbas aromáticas, y hay que mover un poco la mezcla hasta que adquiera un color dorado.

Por otro lado, se pueden dorar rodajas de cebolla morada, tomate asado y servirse con brotes verdes y nueces en trozos. Esto da un toque de color y sabor muy bueno.

Referencias bibliográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga