7 remedios caseros para el dolor de estómago

hace 2 meses

Amanda Coeting

Los remedios naturales deben ser siempre la primera opción por delante de los fármacos.

Remedios caseros para el dolor de estómago

Existen varios ingredientes naturales para aliviar del dolor de estómago. Este malestar siempre es un síntoma de que hay algún problema en el aparato digestivo, y comúnmente está acompañado de inflamación, acidez o gases.

Estos remedios caseros para aliviar el dolor de estómago son soluciones preferentes a los fármacos. Se trata de remedios naturales que no hacen ningún daño al cuerpo, y que sin embargo consiguen mejorar sus dolencias.

7 remedios caseros para el dolor de estómago

El malestar estomacal puede estar causado por diferentes razones. Comer en exceso o ingerir alimentos irritantes puede ser una de ellas, pero sea como sea hay que recurrir a algún remedio casero para aliviar el dolor de estómago.

Si el dolor persiste o se intensifica hay que acudir al médico para que revise otras posibles causas. Sin embargo, si se trata de un dolor de estómago común cualquiera de estas soluciones serán de gran ayuda.

1. Leche de arroz

Si además del dolor de estómago hay diarrea, la leche de arroz es eficaz. Con este remedio casero no solamente se combatirá el dolor, si no que es auxiliar en el restablecimiento de la flora intestinal. Además ayuda a revestir la mucosa estomacal, lo cual permite desinflamar el estómago y da alivio.

Para este remedio solamente se necesita arroz y agua. Media taza de arroz se pone a hervir 4 vasos de agua y se deja hervir durante 15 minutos. Luego see retira y se cuela, y hay que dejar enfriar antes de beber. Se puede endulzar con un poco de miel o consumirse así sola. La leche de arroz ayuda a detener la diarrea y a aliviar el dolor de estómago.

2. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene propiedades alcalinas, lo cual permite regular de forma natural el pH del estómago. Esto a su vez beneficia que el tracto digestivo se beneficie al eliminar los gases provocados por la ingesta de ciertos alimentos.

Preparar este remedio casero para aliviar el dolor de estómago es muy sencillo. Se necesita un vaso de agua, 1 cucharada de vinagre de manzana y 2 cucharadas de miel. Se pone a calentar el agua y antes de que comience a hervir, se agrega el vinagre de manzana y la miel. Una vez que esté diluido se puede consumir cuantas veces sea necesario.

3. Bicarbonato y limón

Un remedio eficaz para combatir el dolor de estómago es el bicarbonato con limón. Para malestares estomacales como la pesadez por haber comido en exceso o la acidez por alimentos irritantes va muy bien. Sus propiedades alcalinas alivian casi de forma inmediata la acidez estomacal.

Se requiere el jugo de medio limón, 1 vaso de agua y una cucharadita de bicarbonato. Simplemente hay que agregar al vaso de agua, el bicarbonato y el jugo de limón. Esto provoca una efervescencia, y una vez que esta se disuelva se puede tomar. Se puede beber hasta dos veces al día, normalmente no es necesario tomarlo más veces.

4. Jengibre y limón

Una infusión de jengibre y limón es reconfortante y alivia el dolor estomacal. Es un remedio casero para el dolor de estómago que requiere un poco más de preparación que otros, pero es una forma muy efectiva de desinflamar. También reducer los mareos además de calmar el dolor. Gracias a las propiedades de la raíz del jengibre esta infusión es muy efectiva.

Se necesita un trozo de raíz de jengibre lavado, pelado y rallado. También el jugo de medio limón y un vaso de agua. Se pone a hervir el agua y cuando este en su punto, se agrega el jengibre rallado. Cuando está lista para poderse beber se le añade el jugo de limón y listo. Se puede tomar a lo largo del día sin restricción.

5. Manzanilla

Otra infusión para aliviar el dolor de estómago es la que se hace con manzanilla. Además resulta una bebida deliciosa y relajante; tomar infusión de manzanilla como remedio casero para aliviar el dolor de estómago es una buena idea. Esta planta es muy buena para el estómago, y además ayuda a reducir la hinchazón, los gases y la tensión.

Se pone a hervir agua y cuando esta se encuentra en ebullición se agrega la planta de manzanilla y se deja reposar. Luego se cuela y se sirve. En el caso de la bolsa de té se puede poner a reposar directo en la taza.

6. Compresas calientes y masaje

Cuando el dolor de estómago es leve, unas compresas calientes pueden ser suficientes. En ocasiones los cólicos estomacales son momentáneos y aparecen por la dificultad para procesar correctamente los alimentos. Una vez que el estómago ha hecho el trabajo el dolor suele irse.

En estos casos una ayuda al aparato digestivo puede venir bien para aliviar el dolor y mejorar el tránsito intestinal. Para esto basta con aplicar una compresa o paño con agua de tibia a caliente sobre el abdomen y masajear levemente en sentido de las manecillas del reloj. Se puede también aplicar alguna pomada hecha a base de manzanilla para ayudar a la inflamación.

7. Yogurt

Si el dolor de estómago se debe a la acidez, un vaso de yogurt puede aliviar el malesta. Este alimento contiene probióticos que ayudan a restaurar la flora intestinal y a disminuir la irritación de las paredes del estómago al recubrirlo suavemente. Por esta razón, si el dolor de estómago se debe a la sensación de acidez o irritación el yogurt puede servir.

Este remedio casero eficaz para aliviar el dolor de estómago simplemente consiste en ingerir un yogurt durante tres veces al día. Preferentemente debe ser natural sin frutas o azúcares añadidos, pues esto podría producir el efecto contrario. No obstante, es importante recordar que si el malestar aumenta o persiste se debe consultar siempre con un médico.

Referencias bibliográficas

  • Aviv, J. (2018). Antiácido. Programa de 28 días para prevenir y curar el reflujo ácido. Móstoles: Gaia.

  • Craker, L.E. y Simon, J.E. (1986). Herbs, Spices, and Medicinal Plants. Recent Advances in Botany, Horticulture, and Pharmacology. Food Products Press.

  • Zin, J. y Weiss, C. (1980). La Salud por medio de las Plantas Medicinales. Santiago de Chile: Escuela Tipográfica Salesiana.

Amanda Coeting

Fisioterapeuta

Amanda nació en 1991 en Medellín. Es Graduada en Fisioterapia por la Universidad del Rosario, y sus pasiones son las terapias manuales, el cine y la escritura. Ha trabajado como fisioterapeuta y masajista en diferentes centros de fisioterapia y balnearios, y dedica gran parte de su tiempo libre a escribir. Actualmente está trabajando en su primera novela además de colaborar como redactora en La Guía Femenina.