Las propiedades de la sandía, y sus beneficios para la salud

hace 2 semanas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

El verano trae consigo una de las frutas más deliciosas: la sandía.

Sandía

La sandía es una de las frutas más refrescantes por su alto contenido de agua. Pero además de esto, tiene otros varios beneficios y propiedades que ayudan a la salud. La naturaleza es muy sabia y nos ha dado las frutas para comer algo delicioso y nutritivo.

Esta gran fruta, como la gran mayoría, es mejor consumirla mientras sea de temporada, pero si se llega a encontrar en otra época del año, también es bueno comerla y gozar de sus beneficios. Además de comerla cruda, se puede elegir tomarla en bebidas.

Conoce las propiedades y beneficios de la sandía

La sandía es una fruta con múltiples vitaminas y otros componentes saludables. Contiene vitamina A, B y C, además de fibra, agua en un alto porcentaje y minerales como fósforo, potasio, magnesio y manganeso entre otros.

Por todas estas razones, la sandía es una excelente alternativa para refrescarse y nutrirse, sobre todo durante el verano. Las propiedades y beneficios de la sandía la hacen una excelente opción, y en este artículo te explicaremos por qué.

1. Antioxidante

La sandía es una fruta con una buena cantidad de antioxidantes. Como todos los frutos rojos, la sandía contiene licopeno, que es la que da el color rojo a estas frutas. Este componente es el que le brinda las propiedades antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. Entre los beneficios de los alimentos que lo contienen está la de proteger el sistema circulatorio.

Esto se debe a que los antioxidantes ayudan a contrarrestar los efectos de los radicales libres en el cuerpo. De esta forma el corazón y las arterias se mantienen jóvenes y funcionan de una mejor forma.

Estos antioxidantes también ayudan a la piel protegiéndola de factores externos que aceleran el proceso de envejecimiento, que unido a la cantidad de agua que la sandía contiene, hacen de esta fruta una buena aliada para tener una piel hidratada y joven.

2. Diurético

Su gran cantidad de agua hace que la sandía funcione como diurético. La sandía está compuesta en un 90% por agua, por lo que favorece la eliminación de toxinas. De esta manera se puede ayudar a riñones, vías urinarias y próstata a funcionar de forma adecuada. Además, esto ayuda a evitar la retención de líquidos, que provoca hinchazón.

Por otro lado la sandía tiene una cantidad importante de fibra. Así que también ayuda a mantener una buena limpieza en intestinos y en general un óptimo funcionamiento del sistema digestivo. Esta combinación de agua y fibra, hacen que la sandía ayude a una buena eliminación de toxinas por medio de orina y heces. Consumirla de forma habitual seguramente te hará sentir ligera y te ayudará a eliminar lo que tu cuerpo no necesita.

3. Dolor muscular

Una propiedad poco conocida de la sandía es la de ayudar a aliviar el dolor muscular. La sandía contiene L-citrulina, este aminoácido es muy utilizado, sobre todo de forma sintética, en personas que realizan deporte que involucra un esfuerzo muscular extremo. Este compuesto proporciona alivio para dolores después de una rutina de ejercicio.

Una forma efectiva de consumir sandía para gozar de este beneficio, es hacerlo por medio de bebidas. La recomendación es que se prepare este zumo con aparatos electrodomésticos que aprovechen incluso la cáscara y dejan una bebida lista para disfrutarse sin necesidad de colar. Esta recomendación se debe a que un jugo de sandía que elimine la fibra no estará proporcionando todos los nutrientes que esta fruta ofrece.

Aun así, un zumo clásico de sandía en el que hemos descartado la cáscara mantendrá sus propiedades positivas sobre nuestra recuperación muscular.

4. Hidratación

La sandía está compuesta en un 90% por agua. Como ya se ha mencionado, el elemento fundamental de esta fruta es el agua, lo que hace de la sandía una excelente fuente de hidratación natural, además de ser deliciosa.

Durante la época de verano, cuando la temperatura aumenta y el cuerpo requiere una mayor cantidad de agua, las frutas de la estación nos proporcionan una gran hidratación, además de múltiples vitaminas. La sandía es una de las frutas con mayor contenido de agua de entre todas las frutas típicas del verano.

5. Baja en calorías

Su contenido de fibra y agua hacen de la sandía una fruta muy baja en calorías. Aunque esta fruta también tiene un sabor muy dulce, en realidad su contenido calórico y de azúcar es realmente bajo. Si tienes necesidad de comer algo con azúcar, podrías consumir sandía para saciar el antojo sin arruinar tu dieta.

Uno de los alimentos que se pueden incluir a una dieta baja en calorías para mantener o bajar el peso, sin duda es la sandía. Como ya se ha hecho mención, su cantidad de agua y fibra, más las vitaminas que contiene, hacen de esta fruta una excelente opción para incluirla en un régimen que persigue este objetivo. Si bien un jugo de sandía resulta delicioso y refrescante, comerla crudo puede ayudar a tener mayor saciedad.

6. Controla los niveles de azúcar

La cáscara de la sandía es una aliada para mantener los niveles de azúcar en nivel óptimo. Un jugo de sandía donde se incluya también la cáscara incluye un alto contenido de licopenos, que ayudan a mantener un equilibrio del azúcar en la sangre e incluso a reducirlo. Sin duda esto lo convierte en una fruta recomendada para pacientes diabéticos.

Para prevenir o como auxiliar en el tratamiento del síndrome metabólico, este jugo de sandía con cáscara también resulta muy benéfico, que además ayuda a metabolizar las grasas acumuladas.

Gracias a que normalmente la sandía tiene un sabor muy dulce, se convierte en una alternativa saludable y favorecedora para personas que sufren de altos niveles de glucosa en sangre y que reportan tener ansiedad por comer algo dulce, sobre todo por las tardes.

7. Compuestos anticancerígenos

La sandía contiene licopeno, un compuesto que se considera anticancerígeno. Se trata de un antioxidante que según diversos estudios, se ha demostrado que podría estar involucrado en la prevención de distintos tipos de cáncer. Debido a que los antioxidantes combaten los radicales libres, se considera que algunos de ellos ayudan a reducir la posibilidad de desarrollar cáncer.

El licopeno que contiene la sandía podría disminuir la aparición de cáncer de mama, próstata y pulmón. Debido a esta razón es que la sandía se encuentra entre los alimentos que se recomiendan para prevenir la aparición de cáncer. Ya sea que se consuma cruda, de forma directa en rebanadas, o como ya se ha recomendado, se realice un jugo que incluya preferentemente la cáscara, para de esta forma aprovechar todos los nutrientes.

Referencias bibliográficas

  • Naz, A., Butt, M. S., Sultan, M. T., Qayyum, M. M., & Niaz, R. S. (2014). Watermelon lycopene and allied health claims. EXCLI journal, 13, 650–660.
  • Lum, T., Connolly, M., Marx, A., Beidler, J., Hooshmand, S., Kern, M., … Hong, M. Y. (2019). Effects of Fresh Watermelon Consumption on the Acute Satiety Response and Cardiometabolic Risk Factors in Overweight and Obese Adults. Nutrients, 11(3), 595. doi:10.3390/nu11030595.
  • Shanely, R. A., Nieman, D. C., Perkins-Veazie, P., Henson, D. A., Meaney, M. P., Knab, A. M., & Cialdell-Kam, L. (2016). Comparison of Watermelon and Carbohydrate Beverage on Exercise-Induced Alterations in Systemic Inflammation, Immune Dysfunction, and Plasma Antioxidant Capacity. Nutrients, 8(8), 518. doi:10.3390/nu8080518.

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.