Los 6 tipos de logopedas (y cómo nos ayudan)

Vamos a ver qué especializaciones existen dentro de esta rama de la salud del lenguaje.
Tipos de logopeda

¿Conoces la figura del logopeda? Se trata de un profesional que se dedica a tratar y mejorar las alteraciones y los trastornos del lenguaje. Es decir, enseña a hablar mejor y a comunicarse mejor, a través de técnicas especializadas.

Pero la logopedia es un campo muy amplio; es por ello que existen 6 tipos de logopedas, cada uno de ellos centrado en un ámbito específico. En este artículo conoceremos en qué consiste cada especialidad y cómo nos pueden ayudar estos profesionales.

Logopedia: ¿qué es?

El término logopedia proviene del griego, y está formado por dos palabras: “logos” (que significa “palabra”) y “paideia” (que significa educación). Así, la logopedia es la “educación de la palabra”.

Se trata de la ciencia que estudia los trastornos de lenguaje y audición que aparecen tanto en niños como en adolescentes y adultos.

El lenguaje y la comunicación son dos elementos muy importantes para el desarrollo cognitivo, que tienen mucho que ver con el cerebro y el pensamiento. Es por eso que todos estos elementos están conectados, y que el logopeda deberá conocer la relación entre el cerebro y el lenguaje. Pero, ¿qué hacen los y las logopedas en realidad?

¿Qué hacen los logopedas?

La función del/la logopeda es tratar los trastornos del lenguaje, ya sean por una alteración en el desarrollo del lenguaje, por dificultades de articulación, de habla, de fluidez, de ritmo, de voz, etc.

A su vez, también interviene en los trastornos de lenguaje originados por trastornos neurológicos; estos tienen que ver con alteraciones en el lenguaje lecto-escrito y en la comunicación. Aparecen como consecuencia de un autismo, una discapacidad intelectual, otros trastornos del neurodesarrollo, etc.

Así, a grandes rasgos, este tipo de profesional desarrolla diferentes actividades que permitan prevenir, evaluar y trastornos del lenguaje, la comunicación, la audición, la voz y las funciones orales no verbales (por ejemplo la deglución). Pueden tratar a personas de todas las edades, desde neonatos (bebés) hasta personas mayores (vejez).

Los 6 tipos de logopedas (y cómo nos ayudan)

Pero, ¿cuáles son los 6 tipos de logopedas que existen? ¿Qué les caracteriza y en qué se diferencian? Vamos a conocer cada uno de ellos:

1. Logopeda clínico/a

El primero de los 6 tipos de logopedas del que vamos a hablar es el/la logopeda clínico/a. Se trata del logopeda especializado en clínica, es decir, el que trata problemas de lenguaje derivados de alguna enfermedad orgánica o mental previa (ya sea una enfermedad nerviosa, una esquizofrenia, un tumor, una demencia, una parálisis cerebral, etc).

Así, puede tratar tanto a niños como adultos; ejemplos de problemáticas que puede tratar son: problemas de lenguaje que surgen por alguna psicopatología previa (por ejemplo una esquizofrenia o ansiedad), disfemia (tartamudez), habla atropellada, problemas de articulación, etc.

2. Logopeda escolar

El/la logopeda escolar, como su propio nombre indica, trabaja en el ámbito escolar. Precisamente en este ámbito es donde antes se detectan los problemas de lenguaje y comunicación.

Este tipo de logopedas suelen tratar temas de mutismo, disfemia, dislexia, dislalia, etc. Además, sus pacientes pueden o no tener un trastorno del neurodesarrollo asociado, que cause dichos síntomas, como por ejemplo un trastorno del espectro del autismo o una discapacidad intelectual.

También trabaja con alumnos con alguna deficiencia sensorial (por ejemplo sordera), potenciando sus habilidades comunicativas. Así, este tipo de logopedas puede trabajar también en escuelas de educación especial (no solamente ordinarias).

3. Logopeda geriátrico/a

El siguiente de los tipos de logopedas es el/la logopeda geriátrico/a, que se encarga de intervenir con personas ancianas que presentan dificultades o alteraciones en el habla (o en el lenguaje) propias de la edad o de otras afecciones médicas concomitantes.

Es por ello que suelen trabajar en contextos más residenciales y de la tercera edad (por ejemplo residencias, centros de días…), aunque también en hospitales. Las funciones que desarrolla este tipo de profesional en el ámbito de la tercera edad incluyen: evaluar e intervenir en los trastornos de la comunicación, estimular el lenguaje oral y escrito, enseñar el uso de estrategias compensatorias para encontrar la palabra adecuada, etc.

Por otro lado, el logopeda geriátrico también podrá trabajar con el paciente la comprensión y expresión de oraciones complejas que se pueden haber visto reducidas por las dificultades de memoria asociadas a la vejez.

4. Logopeda infantil

El/la logopeda infantil trabaja con niños y niñas (y a veces también con adolescentes) que presentan trastornos del lenguaje. Este tipo se puede solapar con el logopeda escolar y/o clínico, si la especialidad del profesional es la infancia.

El lenguaje en la infancia y la adolescencia recibe gran atención, sobre todo en la infancia, ya que se trata de una etapa muy importante, donde además el niño empieza a hablar por primera vez (alrededor de los 3 años).

En este caso el logopeda infantil suele tratar casos de disfemias, trastorno específico del lenguaje (TEL), alteraciones en la articulación (dislalias), sean estas últimas causadas por un factor funcional o por un factor orgánico (por ejemplo tener un labio leporino).

Por otro lado, como en casos anteriores, también suelen tratar casos de niños con autismo, discapacidad intelectual, TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad), etc. De hecho, como dato curioso y que pocos se imaginan, los logopedas infantiles pueden tratar hasta bebés, que han nacido sordos, para potenciar su comunicación, ya sea a través del lenguaje oral o de otras vías.

5. Neurologopeda

La neurologopedia es una rama de la logopedia que se centra en los trastornos del lenguaje en personas con alguna enfermedad, lesión o afectación en el sistema nervioso (por ejemplo ictus, parálisis cerebral, daño cerebral, traumatismo craneoencefálico, etc.). Es decir, el neurologopeda es otro de los tipos de logopedas, que se ha especializado en neuropsicología, y tiene nociones de neurología, de logopedia y de psicología.

Los neurologopedas tratan alteraciones del lenguaje que aparecen como consecuencia de un daño cerebral o de una enfermedad neurológica concreta. Su objetivo es diseñar intervenciones específicas para cada caso en concreto, a fin de que el paciente recupere el lenguaje (por ejemplo en un ictus), o de que pueda mejorarlo.

Suelen trabajar en un contexto clínico (por ejemplo un hospital) o en un contexto escolar.

6. Logopeda especializado en la voz

El último de los 6 tipos de logopeda es el logopeda especializado en la voz, que es un elemento del lenguaje oral. Este tipo de profesional se centra en dos elementos centrales: los trastornos de la voz y las reeducaciones de la voz.

En este caso se tratan personas con problemas respiratorios que hablan de forma dificultosa, con personas con afonía, con problemas de pronunciación, articulación, etc. Así, el logopeda de la voz tiene el objetivo, o bien de ayudar a una persona a recuperar la voz (afonía), o bien de contribuir en su rehabilitación o de potenciar sus recursos comunicativos.

También pueden tratar a profesionales para los cuales la voz es su herramienta de trabajo; por ejemplo presentadores, locutores de radio, cantantes, actores, etc.

Referencias bibliográficas

  • Gallardo, J.R. (1993). Manual de logopedia escolar. Aljibe. Málaga.

  • Peña-Casanova, J. (2001). Manual de logopedia. 3ª edición. Masson. Barcelona.

  • Rodríguez, F. Trastornos Específicos del Lenguaje. Material del Curso sobre Neuropsicología Infantil impartido por el COP Madrid 2005-2006.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.