Los 12 tipos de pene (y sus características)

No todos los penes son iguales, descubre los 12 tipos que hay.
12 tipos de pene

Así como no todos los cuerpos son iguales, los penes tampoco lo son. Además de las diferencias de tamaño, color y forma, hay otras características que permiten clasificarlos en 12 tipos de pene que quizás no sabías que existían.

En general, un pene saludable funciona de forma óptima sin importar sus características, así que no hay ningún problema en encontrarte con uno o con otro, lo importante es sacarle el máximo provecho para el placer.

Los 12 tipos de pene que existen

Un pene puede entrar en varias categorías. Lee con atención los 12 tipos de pene que hay y encuentra entre uno o varios el tuyo o el de tu pareja. Como ya hemos mencionado, ninguno de ellos tiene un impedimento para una vida normal, mucho menos para una relación sexual normal.

Así que lejos de tabúes sobre el tamaño o la forma, ubica cuál es tu tipo de pene y conoce sus características y las ventajas que puede tener durante el sexo. No hay excusas para encontrar más placer.

1. Circuncidado

El pene circuncidado es aquel en el que el prepucio ha sido retirado quirúrgicamente. El prepucio es la piel que recubre al pene. De forma natural desde el nacimiento lo cubre totalmente, pero por diversas causas sociales y religiosas es retirado de forma definitiva.

Este tipo de pene suele ser menos sensible al no tener esta piel que recubre al glande, ya que este se endurece ligeramente para evitar daños. En algunas culturas es prácticamente obligatorio que a los niños se les realice estar circuncisión, pero no todos los hombres lo tienen así.

2. No circuncidado

El pene no circuncidado es el que mantiene el prepucio. Es decir que la capa de piel que recubre al glande no fue retirada nunca. Esto no es un impedimento de ningún tipo al momento de tener intimidad.

Solo requiere un poco más de cuidado en la higiene, pero fuera de esto no hay ninguna indicación especial. Cuando el pene se encuentra erecto, el prepucio se retrae por sí solo, dejando al descubierto al glande, por lo que no hay ningún tipo de problema en la penetración.

3. Estándar

Un pene estándar no tiene excesivas diferencias de tamaño estando en reposo o erecto. No existe una razón precisa de por qué ocurre esto, pero tampoco resulta en impedimento para tener una relación íntima satisfactoria.

Lo único que ocurre con un pene estándar es que su tamaño en estado de reposo es muy similar al que alcanza estando erecto.

4. Pequeño

Un pene pequeño tiene una medida por debajo de la media mundial. Si al estar en erección el pene mide menos de 6 cms, se considera un pene pequeño. A pesar de los mitos alrededor de los penes pequeños, lo cierto es que esto no es impedimento para una vida sexual satisfactoria.

Algunos penes lucen pequeños en reposo y cuando alcanzan la excitación total, alcanzan un tamaño más allá del considerado pequeño. Puede ocurrir que en ciertas posiciones haya menos estimulación, pero se puede compensar con otro tipo de posturas y caricias.

5. Grande

Un pene grande es aquel que está por arriba de la media mundial. La media mundial es de entre 14 y 16 cms en excitación. Esto quiere decir que si mide 17 cms o más, es considerado un pene grande.

Esto no agrega más estimulación, aunque favorece algunas posturas. Por otro lado, si supera los 25 centímetros, podría ser necesaria lubricación extra e ir con mucho cuidado. Un pene demasiado grande, lejos de ser más placentero, podría llegar a lastimar si no se tiene cuidado y prudencia.

Tipos de pene

6. Curvado

Un pene curvo mantiene esta forma aun en estado de erección. Al haber alcanzado una excitación plena, este pene se encuentra curvado hacia un lado u otro. Esto no supone ningún problema durante una relación íntima, pero hay que tener cuidado si la curva es muy pronunciada y causa dolor.

La relativa ventaja del tipo de pene curvado es que podría favorecer la estimulación del punto G de la mujer. Para aprovechar esta característica, hay que probar diferentes posturas según la curvatura que tiene el pene.

7. Lápiz

El pene en forma de lápiz es totalmente recto, delgado y alargado. Suelen ser los penes con mayor longitud y al llegar a la erección total consiguen mucha firmeza.

Al ser muy alargado, suele estimular de forma homogénea toda la pared de la vagina. Por lo regular es delgado, lo que puede facilitar el sexo anal. Si es demasiado largo, debemos recurrir a lubricación extra.

8. Hongo

El pene hongo es el que tiene un glande muy sobresaliente en comparación con la base. Es decir que la base y el cuerpo del pene se ven estrechos y alargados mientras que el glande se nota prominente.

Este tipo de pene no tiene ningún tipo de problema para la penetración y la excitación, aunque si la vágina es muy estrecha podría requerir un poco de lubricación. No obstante, el pene hongo es igual de excitante y funcional.

9. Cono

El pene en forma de cono tiene una base ancha y un glande más pequeño. Tampoco tiene ningún tipo de restricción en el momento de tener intimidad. Por el contrario, puede favorecer una penetración lenta.

Al ensancharse en la base, puede haber más estimulación en la entrada de la vagina. Por esta razón es que una penetración gradual podría resultar más excitante. También favorece a posiciones donde el pene alcance una penetración profunda.

10. Voluble

El pene voluble es impredecible. Aunque no lo creas, este tipo de penes existen. Puede ser que en una ocasión alcance cierto tamaño y en otras ocasiones su medida en erección sea menor. Esto además puede no tener ninguna relación con algún tipo de problema.

Simplemente sucede y es normal. Por eso se le llama impredecible, ya que no hay una forma de predecir qué tamaño alcanzará cada ocasión. Aunque hay que decir que la diferencia en realidad es poca y en ocasiones imperceptible.

11. De carne

Por la forma en la que alcanzan la erección, los penes pueden ser “de carne”. Lo que ocurre es que este órgano tiene un tejido esponjoso que, cuando ocurre una excitación sexual, se llena de sangre para aumentar el tamaño y la rigidez.

En el caso de los llamados penes de carne, lo que ocurre es que el tejido esponjoso es más pequeño, y las paredes son más anchas. Esto causa que este tipo de pene en reposo se vea grande y no crezca mucho al erigirse.

12. De sangre

Los penes de sangre son otro tipo de pene. Las paredes cavernosas de este tipo de pene son más estrechas en reposo, mientras que el tejido esponjoso es capaz de acumular mucha sangre. Esto provoca una visible diferencia con el pene de carne.

El pene de sangre puede lucir más pequeño en estado de reposo, pero cuando hay erección suele alcanzar tamaños mucho más grandes. También puede ocurrir que un pene de sangre no luzca tan pequeño, pero que aun así aumente mucho en tamaño al conseguir la erección.

Referencias bibliográficas

  • Chen, J., Gefen, A., Greenstein, A., Matzkin, H., Elad, D. (December 2000). «Predicting penile size during erection.» International Journal of Impotence Research 12 (6): 328-33.

  • Dickinson, R. L. (1940). The Sex Life of the Unmarried Adult. New York: Vanguard Press.

  • Wessells, H., Lue, T. F., McAninch, J. W. (September 1996). «Penile length in the flaccid and erect states: guidelines for penile augmentation.» The Journal of Urology 156 (3): 995-7.

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.