Vientre hinchado: 10 causas posibles y soluciones

2 months ago

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Muchas personas padecen diariamente el problema de tener el vientre hinchado.

10 causas de tener el vientre hinchado (que no son sólo gases)

No debería ser normal tener el vientre hinchado con regularidad. Desafortunadamente hay quienes se han acostumbrado a vivir con esto y no debe ser así. Todas las personas pueden tenerlo así en algún momento de su vida el vientre hinchado, pero no contínuamente.

Si después de comer o más de dos veces a la semana se presenta distensión abdominal, es momento de resolver el problema. Hay que acudir al médico cuando se perciba que la barriga no vuelve a la que sería su posición natural, pues no son siempre gases las causas de tener el vientre hinchado.

10 causas de tener el vientre hinchado

Los gases son una de las primeras cosas en las que se piensa cuando se tiene el vientre hinchado. Aunque es uno de los factores que incide en este problema, no es el único ni el más común. Por esta razón hay que conocer las diferentes causas que provocan una hinhazón de este tipo.

Lo que hay que hacer primer es cambio de hábitos alimenticios por unos más saludables. Se debe consultar con el nutricionista o el médico si el problema no remete; es el profesional sanitario quien sabe identificar el origen del vientre hinchado y buscar el mejor tratamiento.

1. Sindrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es una de las causas más comunes del vientre hinchado. Es un trastorno que afecta al intestino grueso, y sus síntomas son dolor e hinchazón abdominal, diarrea o estreñimiento y exceso de gases.

No es una enfermedad grave, pero hay que vigilar que se cuida la alimentación evitando las grasas, los irritantes y no dejar pasar muchas horas sin comer. Además el estrés es un factor determinante en el desarrollo de éste trastorno.

2. Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es muy común en adultos. La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en los lácteos. El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa para digerir la lactosa, y si el intestino delgado no produce esta enzima se presenta intolerancia a la lactosa.

Aunque esta enfermedad no tiene cura tampoco es grave. Los síntomas son distensión abdominal y diarrea después de haber consumido algún tipo de lácteo. Basta con eliminar de la dieta todos los productos lácteos o sustituirlos por productos sin lactosa.

3. Sindrome premenstrual

El síndrome premenstrual afecta de diferentes formas a las mujeres. Aunque la mayoría padece de vientre hinchado justo de dos a tres días antes del comienzo de la menstruación, hay algunas mujeres que no lo sienten.

Durante la menstruación es todavía más común, y uno o dos días después la inflamación desaparece. Esto puede ser normal y basta con tomar algún analgésico o colocar compresas calientes. Sin embargo una revisión ginecológica nunca esta de más.

4. Obstrucción intestinal parcial

La obstrucción intestinal es, como su nombre lo indica, un bloqueo en el intestino. En este caso el contenido del intestino no puede pasar, lo cual causa dolor e hinchazón en el vientre. Una obstrucción intestinal debe ser revisada por un médico.

La causa de esta obstrucción puede deberse a infecciones, torsión del intestino, toma de drogas o enfermedades graves como tumores. Regularmente la hinchazón viene acompañada de un fuerte dolor.

5. Miomas uterinos

Los miomas uterinos son tumores que crecen en la matriz. Aunque estos tumores no son frecuentes, es relativamente normal que aparezcan en alguna etapa de la vida y regularmente son benignos.

Son ocasionados por desajustes hormonales y existe una predisposición genética. Uno de los síntomas es la hinchazón en el vientre, pero además se presentan desajustes en la menstruación.

6. Deglución de aire

La deglución de aire se refiere a una ingesta excesiva de aire en el tracto digestivo. Se debe a malos hábitos alimenticios y a consumir bebidas gaseosas o azucaradas. También lo provoca el hábito de comer demasiado rápido.

Además de la distensión abdominal, la deglución de aire provoca un ligero dolor, gases, eructos y ruidos intestinales. También se le relaciona con la ansiedad y el estrés. Este padecimiento no es grave y basta con cambiar los hábitos para reducir los síntomas.

7. Embarazo

En el primer trimestre del embarazo puede ya presentarse una distensión abdominal. Aunque el crecimiento más notorio del vientre comienza a partir del segundo trimestre, algunas mujeres lo presentan desde el inicio sin que esto sea un problema.

Tener el vientre hinchado puede ser signo de un embarazo. Además, lo frecuente es que aparezcan algunos de los síntomas típicos de un embarazo como mareos, náuseas, retraso en la menstruación, dolores de cabeza o dolor en los senos.

8. Ascitis

La ascitis es la acumulación de líquido en el abdomen. Esto puede ser un síntoma de un problema grave de salud. Si además de una hinchazón excesiva del vientre se presenta ictericia, crecimiento del hígado e intenso malestar quizá se trate de ascitis.

Pueden presentarse también hernias umbilicales y dificultad respiratoria. En este caso se trata de un crecimiento muy importante del vientre que es mucho más notorio en personas delgadas. Además hay que tener presente que la ascitis puede estar provocada por enfermedades graves como la cirrosis.

9. Estreñimiento

El estreñimiento provoca el vientre hinchado. Si la alimentación es pobre en fibra, no se consume suficiente agua, y además se realiza poco o nuelo ejercicio, es probable que se desarrolle estreñimiento. En casos graves puede volverse crónico.

El estreñimiento provoca distensión abdominal, pesadez y dolor, además de que se pueden pasar varios días sin ir al baño. Para solucionarlo hay que tomar suficiente agua, ejercitarse y comer frutas y verduras ricas en fibra. Si esto no fuera suficiente hay que acudir al médico.

10. Apnea

La apnea del sueño puede llegar a provocar un vientre hinchado. La apnea es una patología respiratoria, y las personas que lo padecen habitualmente roncan y tienen paradas en la respiración mientras duermen.

Debido a este problema, la persona afectada respira por la boca durante la noche. Esto hace que entre aire en el estómago. Como si fuera un globo, el estómago se infla y al despertar puede sentir la hinchazón del vientre y ligero dolor. En este caso se debe acudir al médico para tratar directamente la apnea.

Referencias bibliográficas

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga