Las 55 mejores frases de Isabel Allende

Isabel Allende es una de las escritoras más importantes de la literatura latinoamericana.
Frases de Isabel Allende

“La casa de los espíritus” es tan solo una de sus novelas más reconocidas. Isabel Allende es de origen chileno, aunque nació en Perú y cuenta también con la nacionalidad norteamericana.

Nació el 2 de agosto de 1942, hija de Francisca Llona Barros y Tomás Allende, primo hermano del ex presidente chileno Salvador Allende. Actualmente es miembro activo de La Academia estadounidense de las Artes y las Letras.

55 frases de Isabel Allende que debes conocer

La obra de Isabel Allende pertenece al género “Realismo mágico”. Este estilo es de origen meramente latino y, sin duda, Isabel Allende es una de las máximas exponentes a través de su impresionante y aclamada obra.

De sus libros y trabajos, así como de entrevistas y memorias, hemos extraído 55 de las mejores frases de Isabel Allende. Se trata de reflexiones sobre muy diversos ámbitos de la vida que seguramente nos darán mucho para pensar, y a la vez descubriremos parte de la filosofía de vida de esta escritora inolvidable.

1. El miedo es inevitable, tengo que aceptarlo, pero no puedo dejar que me paralice.

Esta es una gran frase de Isabel Allende que nos habla sobre la importancia de no dejarse llevar por nuestros medios.

2. La verdadera amistad resiste el tiempo, la distancia y el silencio.

Si se dice que es una amistad real, el tiempo y mantenerse alejados, no son suficientes para romper el lazo de fraternidad.

3. Las experiencias de hoy son el recuerdo de mañana.

Hay que vivir intensamente y acumular experiencias.

4. Es fácil juzgar a los demás cuando uno no ha sufrido esa experiencia.

El ser humano suele tener la tendencia a emitir juicios muy a la ligera.

5. El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla.

Si estamos en búsqueda de la verdad, debemos asegurarnos si en realidad estamos dispuestos a encontrarla.

6. Bajo la piel se ocultan deseos nunca formulados, aflicciones recónditas, marcas invisibles…

Una frase poética que habla sobre las cosas que no son evidentes para los demás.

7. Con la sexualidad está sucediendo lo mismo que con la violencia: se exagera cada vez más para interesar a un público que ya está saciado. No queda nada nuevo que ofrecer, pero siempre se puede intensificar los efectos especiales.

El sexo y la violencia se han convertido en dos cosas muy explotadas para que el público siga consumiendo.

8. Es imposible cambiar los hechos, pero puedes cambiar tu forma de juzgarlos.

Los hechos están ahí y son la realidad, la forma en la que los vemos y decidimos están sujetos a nuestro mero juicio.

9. La vida es como un viaje sin meta. Lo que cuenta es el camino.

No hay que aferrarnos tanto a la meta final, es mejor disfrutar como vivimos.

10. La infancia feliz es un mito.

Aunque se dice mucho que la etapa más feliz de la vida es la infancia, con esta corta pero contundente frase, Isabel Allende rebate esta idea y nos hace reflexionar sobre si en realidad todo lo que pasa en la niñez es pura felicidad.

Isabel Allende

11. Empieza por perdonarte, si no te perdonas vas a vivir siempre prisionero del pasado. Castigado por la memoria que es subjetiva.

Para vivir en paz con nosotros y lo que nos rodea, debemos estar dispuestos a perdonar.

12. El calendario es un invento humano, el tiempo a nivel espiritual no existe.

Medir el tiempo y vivir sujetos a él va más allá de nuestra naturaleza y espíritu.

13. Acepta a los hijos de la manera que aceptas los árboles, con gratitud porque son una bendición pero no tengas expectativas ni deseos. Uno no desea que los árboles cambien, los ama tal como son.

Los hijos no deben ser sujeto donde depositemos nuestros deseos, por el contrario debemos amarlas y aceptarlos tal como son sin esperar nada especial y de regreso por parte de ellos.

14. No hay luz sin sombra. No hay dicha sin dolor.

Isabel Allende fue una mujer que sufrió varios descalabros en su vida y bien sabía que no podía haber luz sin que al mismo tiempo existiera la oscuridad.

15. Todos somos gotas del mismo océano.

Una hermosa forma de expresar que todos somos iguales y que pertenecemos al mismo lugar.

16. El temor es bueno, es el sistema de alarma del cuerpo: nos avisa del peligro. Pero a veces el peligro es inevitable y entonces hay que dominar el miedo.

Tener miedo no es algo de lo que debamos huir, Isabel Allende nos explica en esta frase cuál es la función de sentir temor y cómo hay que reaccionar a eso.

17. Escribir una novela es como bordar una tapicería con hilos de muchos colores: es un trabajo artesanal de cuidado y disciplina.

Sin duda que Isabel Allende sabía la maestría que se requería para escribir una novela.

18. Cuanto más grande es la herida, más grande es el dolor.

Las heridas que nos deja la vida, también nos traen gran dolor.

19. Cuando sientes que la mano de la muerte se posa sobre el hombre, la vida es iluminada de otra manera y descubres en ti misma cosas maravillosas que apenas sospechabas.

Una frase de profunda reflexión acerca de lo que significa la muerte y cómo en realidad es una oportunidad para descubrir cosas de nosotros mismos, cuando nos enfrentamos a ella.

20. El escritor escribe de lo que lleva dentro, de lo que va cocinando en su interior y que luego vomita porque ya no puede más.

Isabel Allende describe en estas palabras cómo es el oficio del escritor.

21. La música es el lenguaje universal.

Sin duda muchos estamos completamente de acuerdo con esta afirmación.

22. La felicidad que se vive deriva del amor que se da, y más tarde ese amor será la felicidad de uno mismo.

La felicidad está más en el amor que damos a otros que en el que recibimos.

23. La realidad es un revoltijo, no alcanzamos a medirla o descifrarla porque todo ocurre al mismo tiempo.

No deberíamos perder demasiado tiempo en descifrar la vida pues es muy compleja y ocurre muy rápido.

24. Mi vida está hecha de contrastes, he aprendido a ver las dos caras de la moneda. En los momentos de más éxito no pierdo de vista que otros de gran dolor me aguardan en el camino, y cuando estoy sumida en la desgracia espero el sol que saldrá más adelante.

Isabel Allende fue una mujer muy fuerte que enfrentó situaciones complicadas y siempre tuvo la sabiduría de salir adelante.

25. Escribir es como hacer el amor. No te preocupes por el orgasmo, preocúpate por el proceso.

Más que estar enfocados en las metas finales, siempre hay que disfrutar del camino.

26. El afecto es como la luz del mediodía y no necesita la presencia del otro para manifestarse. La separación entre los seres también es ilusoria, puesto que todo está unido en el universo.

Cuando amamos a alguien, no importa que no tengamos cercanía física, el amor trasciende más allá de la presencia.

27. Me arrepiento de las dietas, de los platos deliciosos rechazados por vanidad, tanto como lamento las ocasiones de hacer el amor que he dejado pasar por ocuparme de tareas pendientes o por virtud puritana.

Siempre hay que estar atentos a lo verdaderamente importante de la vida.

28. La muerte no existe, hija. La gente solo se muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo.

Cuando alguien está en nuestra mente y en nuestro corazón, nunca morirá.

29. Tal vez sería conveniente que no trataras de dominar tu cuerpo con la mente. Debes ser como el tigre del Himalaya, puro instinto y determinación.

En ocasiones no hay que guiarse de la mente sino de la intuición que todos llevamos dentro.

30. Lo que más temo es el poder con impunidad. Le temo al abuso de poder y al poder de abusar.

Isabel Allende fue una mujer reflexiva sobre la naturaleza humana y su repercusión en la sociedad.

31. La realidad no es sólo cómo se percibe en la superficie, también tiene una dimensión mágica y, si a uno se le antoja, es legítimo exagerarla y ponerle color para que el tránsito por esta vida no resulte tan aburrido.

Con esta frase Isabel Allende nos regalaba su cosmovisión y nos invita a reflexionar sobre la importancia de entender que la realidad nos es solo una y que nosotros podemos recrearla.

32. Cuánto más tiempo vivo, más desinformada me siento. Sólo los jóvenes tienen una explicación para todo.

Esto es una reflexión sobre cómo el paso de los años nos regala la sabiduría de la humildad y de entender que son más las dudas que certezas las que tenemos, en contraste con la soberbia de la juventud que dice dominarlo todo.

33. Silencio antes de nacer, silencio después de la muerte: la vida no es más que ruido entre dos silencios insondables.

Una frase hermosa acerca de la paz que hay antes y después de la propia vida.

34. La biblioteca está habitada por espíritus que salen de las páginas en las noches.

Isabel Allende siempre tuvo frases en sus textos que nos invitaban a pensar en un mundo etéreo.

35. La felicidad no es exuberante ni bulliciosa, como el placer o la alegría. Es silenciosa, tranquila, suave, es un estado interno de satisfacción que empieza por amarse a sí mismo.

En ocasiones creemos que la algarabía y la efusividad son la muestra clara de la felicidad, pero en realidad la tranquilidad y suavidad es la verdadera muestra de una persona feliz.

36. Nadie puede pertenecer jamás a otro… El amor es un contrato libre que se inicia en un chispazo y puede concluir del mismo modo.

El amor y las relaciones de pareja no tienen que ver con posesividad.

37. El seguro de vida de cualquier especie es la diversidad...la diversidad garantiza la supervivencia.

Con esta frase podemos reflexionar sobre la importancia de que exista y se respete la diversidad en todos los ámbitos.

38. “Nunca más” es mucho tiempo.

No deberíamos atrevernos a pronunciar un “nunca más” con tanta facilidad, por ejemplo cuando hemos sido lastimados y prometemos nunca más volver a enamorarnos, porque un “nunca más” es mucho tiempo.

39. Solo tendrás el presente. No pierdas energía llorando por el ayer o soñando con el mañana.

Siempre es bueno recordar que solo tenemos el ahora, por lo que no hay que preocuparnos por el futuro ni por el pasado.

40. Nadie desea terminar la vida con un pasado banal.

Todos tenemos el deseo interno de trascender.

41. Si nada me duele, es que amanecí muerte.

Vivir duele, y es algo que debemos entender para transitar de mejor forma por este camino.

42. Al final, solo se tiene lo que se ha dado.

Una mejor forma de vivir es dándole más valor a lo que otorgamos que lo que recibimos.

43. La vida se hace caminando sin mapa y no hay forma de volver atrás.

No hay dirección segura para transitar en esta vida, así que hay que vivirla sin temores.

44. A pesar de las distancias, la gente es parecida en todos lados. Las similitudes que nos unen son mucho más que las diferencias que nos separan.

Si todos entendiéramos que son más las cosas que nos unen entre todos, la armonía y la convivencia serían la norma.

45. Debían ver al enemigo como un maestro que les daba la oportunidad de controlar sus pasiones y aprender algo sobre sí mismos.

Un enemigo o una adversidad debería ser una forma de aprender algo sobre nosotros mismos.

46. Ya todos estamos en edad de tirar por la borda los sentimientos que no nos sirven para nada, y quedarnos sólo con aquellos que nos ayudan a vivir.

Debemos llegar a un momento de nuestra vida donde tengamos la capacidad de desechar aquello que no nos hace bien.

47. Los años pasan sigilosamente, de puntillas, burlándose en susurros, y de repente nos asustan en el espejo, nos golpean las rodillas o nos clavan una daga en la espalda.

Una forma divertida de expresar cómo llegan de forma repentina a nuestras vidas, el cúmulo de los años

48. La vida está llena de ironías. Mejor gozar lo que se tiene ahora, sin pensar en un mañana hipotético.

Pensar demasiado en el futuro que no sabemos cómo ni cuándo llegará, mejor gozar lo que tenemos el día de hoy.

49. El amor nos vuelve buenos. No importa a quién amemos, tampoco importa ser correspondidos o si la relación es duradera. Basta la experiencia de amar, eso nos transforma.

El amor es una fuerza poderosa que nos hace bien a nosotros mismos por el solo hecho de sentirlo.

50. Me gustan las personas que tienen que luchar por obtener algo, los que teniéndolo todo en contra, salen adelante. Esta es la gente que me fascina. La gente fuerte.

Isabel Allende valoraba el esfuerzo y el ímpetu de las personas por ir tras sus sueños.

51. Todos tenemos una reserva de fuerza interior insospechada, que surge cuando la vida nos pone a prueba.

Cuando creemos que no podremos enfrentar algo, una fuerza interior sale y nos hace poder con todo lo que se nos pone enfrente.

52. La lectura es como mirar a través de varias ventanas que se abren a un paisaje infinito. Para mi la vida sin leer sería como estar en prisión, sería como si mi espíritu estuviera en una camisa de fuerza. La vida sería un lugar oscuro y estrecho.

Isabel Allende, al igual que muchos escritores, insisten en la importancia de leer como un elemento vital.

53. La edad, por sí sola, no hace a nadie mejor ni más sabio, sólo acentúa lo que cada uno ha sido siempre.

En ocasiones se cree que los años nos hacen más sabios, pero con esta frase Isabel reflexiona sobre si no es acaso que la edad solamente nos permite ser más nosotros mismos.

54. Hay que dar bastante guerra. Con los perros rabiosos nadie se atreve, en cambio a los mansos los patean. Hay que pelear siempre.

Hay que ser personas de batalla para no dejar que nadie nos pisotee.

55. Tal vez estamos en este mundo para buscar el amor, encontrarlo y perderlo, una y otra vez. Con cada amor, nacemos de nuevo, y con cada amor que termina recogemos una herida nueva. Estoy cubierta de orgullosas cicatrices.

Una hermosa reflexión sobre la aventura de amar y la desventura del desamor. Quizá si entendiéramos que todo el sufrimiento en cada ruptura nos ayuda a reinventarnos, podríamos vivir estos pequeños fracasos de una mejor forma.

Ingrid Dalmau

Ingrid Dalmau

Traductora e intérprete

Ingrid nació en 1990 en Barcelona. Es Graduada en Traducción e Interpretación por la Universitat Autònoma de Barcelona, y habla español, inglés y francés con soltura. Trabaja como traductora en diferentes medios digitales, algunos relacionados con el mundo de la moda, que es uno de sus grandes intereses. Es una de las redactoras con más experiencia en La Guía Femenina.