¿Por qué estudiar Estudios de Género? 15 buenas razones

Los estudios de género son cada vez más demandados en la actualidad.
¿Por qué estudiar Estudios de género?

Los Estudios de Género engloban una serie de cursos, grados, másters… relacionados con la perspectiva de género. Por poner un ejemplo actualmente existe un grado (carrera universitaria) con esa nomenclatura en España. Una de las universidades públicas que oferta dicho grado es la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona).

Antes de mencionar 15 buenos motivos para estudiar esta carrera, vamos a responder a las siguientes preguntas: ¿qué son los estudios de género? ¿dónde permiten trabajar? Después, expondremos cada una de estas 15 razones, de origen muy diverso.

¿Qué son los Estudios de Género?

Los Estudios de Género, como su propio nombre indica, están enfocados a tratar la perspectiva de género. La perspectiva de género, también denominada “enfoque de género”, recoge los diferentes mecanismos que permiten estudiar cómo se han construido culturalmente (y socialmente) las categorías de “masculino” y “femenino”.

Es decir, cómo se ha construido aquello que se identifica como masculino y aquello que se identifica como femenino; esto hace alusión a la ropa, complementos, itinerarios profesionales, categorías sociales, profesiones, objetos, cualidades, etc. Esta diferente categorización esconde, en realidad, una desigualdad entre géneros real, y que existe en todas las clases sociales y prácticamente en todas las culturas del mundo.

¿Dónde permiten trabajar?

Los Estudios de Género permiten trabajar en instituciones públicas o privadas, en empresas, organismos internacionales, asociaciones, medios de comunicación, etc., donde la perspectiva de género sea un tema central, a desarrollar y a tener en cuenta.

El título permite diseñar e implementar planes de igualdad en dichas instituciones, así como desarrollar protocolos de igualdad de género, etc.

15 razones por las que cursar Estudios de Género

Vamos a ver 15 razones para estudiar Estudios de Género, útiles en el caso de que estés barajando esta opción y te surjan dudas.

1. Novedad

Los Estudios de Género engloban una serie de formaciones académicas (ya sean oficiales como no oficiales) muy nuevas, es decir, que llevan poco tiempo vigentes.

Ese grado de novedad puede despertar el interés de muchos estudiantes, ya que también se relaciona con que el hecho de que los Estudios de Género constituyen una fuente de conocimientos muy actual, es decir, muy conectada con el entorno político y social del momento. Vamos a tratar esta última razón en el siguiente punto.

2. Actualidad

Es decir, además de tratarse de un conjunto de conocimientos novedosos, también son muy actuales. Es decir, la situación actual a nivel social y político, ya sea en España como en tantísimos otros países, es la de una situación de lucha contra las desigualdades de género.

Estas desigualdades se pueden tratar a través de los Estudios de Género, que permiten diseñar planes de actuación que eliminen dichas desigualdades.

3. Vocación

Otra razón para estudiar estos estudios es la vocación. La vocación es una pasión que uno/a siente dentro en relación a alguna profesión. Si sientes que tu vocación son los estudios de género, tienes una muy buena razón para embarcarte en este camino.

4. Igualdad

Los Estudios de Género promueven valores como la igualdad y la libertad de las personas, entre otros. Concretamente, esta igualdad que se potencia es entre hombres y mujeres. Estos valores son muy positivos para la sociedad, y pueden conectar con el punto anterior (vocación).

5. Respeto

Otro de los valores que promueven este tipo de estudios es el respeto hacia hombres y mujeres, independientemente de su orientación o condición sexual. Si este valor forma parte de nuestro sistema de valores, también estamos ante otra razón para iniciar los Estudios de Género.

6. Diversidad de contenidos

Los contenidos proporcionados a través de los Estudios de Género son muy diversos (ya sea en el grado, carrera…).

Así, se tratan temas de antropología, lenguaje, sexualidad, derecho, comunicación, identidad, trabajo, estereotipos, historia, economía, educación, familia, etc. Como vemos, son temas pertenecientes a muchos ámbitos, que les otorgan un plus de interés a este tipo de formaciones.

7. Salidas profesionales

Las salidas profesionales también son diversas. Como hemos visto al inicio, con los Estudios de Género (el grado en concreto), se puede trabajar en empresas públicas o privadas, organismos públicos o privados (vinculados al mundo económico y laboral, por ejemplo), consultorías de políticas públicas y sociales, organismos internacionales (por ejemplo Cruz Roja, Naciones Unidas, ONG’s…), etc.

Es decir, los campos de trabajo son muy diversos, ya que se trata de una carrera muy polivalente.

8. Ayudar a los demás

Si tu manera de ser implica ayudar a los demás, esta carrera (o estudios relacionados) también puede ser una buena opción, ya que te permitirá implementar proyectos que fomenten la igualdad de género, entre otros.

Estudios de género - Colectivos LGTBI

9. Tratar con las personas (colectivos diversos)

Muy ligada a la razón anterior, tenemos el hecho de tratar con las personas; esta es otra de las cosas que permiten los Estudios de Género, dependiendo del ámbito laboral y/o de la salida profesional que escojamos.

Además, estos estudios permiten trabajar con colectivos muy diversos, más allá de “hombre o mujeres” (por ejemplo el colectivo LGTBI+; lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, interesexuales y otros).

10. Tipo de trabajo

El objetivo de los Estudios de Género, entre otros, es formar a una persona que aprenda a diseñar e implementar políticas (y protocolos) que promuevan una mayor igualdad entre hombres y mujeres. Esto se puede desarrollar tanto en el ámbito público (por ejemplo oficinas de igualdad) como privado (por ejemplo un centro educativo).

11. Empoderamiento de las mujeres

Los Estudios de Género también permiten empoderar a las mujeres y fomentar su desarrollo como profesionales. El empoderamiento implica que la persona sea consciente de su poder y de sus capacidades para afrontar todo aquello que se proponga.

12. Evolución de los derechos

Otra de las razones para estudiar Estudios de Género es que te permiten conocer cómo han evolucionado, a nivel histórico, los derechos de hombres y mujeres, lo que proporciona una visión global de la situación.

13. Promueve la reflexión

Debido a sus temáticas diversas, y a los conocimientos específicos que aporta este tipo de estudios, se puede decir que estamos ante una fuente de reflexión. Es decir, los Estudios de Género permiten que reflexionemos acerca de temáticas como la desigualdad, el respeto, las leyes, las libertades individuales, etc.

14. Parte práctica

Otro aspecto positivo de los Estudios de Género es que además de disponer de una amplia parte teórica, también proporcionan su parte práctica, lo que permitirá al estudiante desarrollar y aprender metodologías de análisis de la realidad, de creación de protocolos y políticas, etc.

15. Investigación

Finalmente, otra razón para estudiar Estudios de Género es que también tiene su ámbito investigativo, si te gusta la investigación. Es decir, te permitirán iniciarte en este campo para que puedas adquirir, promover y difundir los nuevos conocimientos relacionados con la perspectiva de género y sus desigualdades.

Referencias bibliográficas

  • De Barbieri, T. (1992): “Sobre la categoría de género. Una introducción teórica-metodológica” en ISIS Internacional N° 17, Santiago de Chile.

  • Scott, J.W. (1990). “El género: una categoría útil para el análisis histórico”, en J. Amelang y Mary Nash (comp.): Historia y género: las mujeres en la Europa moderna y contemporánea, Ed. Alfons el Magnanim, Barcelona.

  • Universidad de Murcia. (2017). Por qué estudiar (Máster Universitario en Género e Igualdad). Facultad de Derecho.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.