Las 10 mejores mascotas para un hogar con niños

Siempre que sea posible, hay que fomentar la convivencia de los niños con los animales.
Mejores mascotas hogar con niños

A los niños les encantan los animales, y a muchos animales les gusta convivir con ellos y ofrecer su cariñosa compañía.

Una mascota en casa es una oportunidad para que los más pequeños aprendan sobre la responsabilidad, el cuidado del reino animal y conozcan sobre el amor incondicional y la amistad.

Las mascotas suelen responder muy bien al cariño que los niños les tienen, siempre y cuando se les explique sobre el respeto y se les motive a cuidarlos y atenderlos adecuadamente. Pero no todos los animales deben ni pueden convivir con niños. Aquí te damos una lista de las 10 mejores mascotas para niños.

¿Cuáles son las mascotas ideales para un hogar con niños?

Adquirir una mascota es una gran responsabilidad, y hay que asumirla completamente. Antes de elegir un animalito para tenerlo en casa hay que considerar varios factores. ¿Con qué espacio cuentan? ¿Quién se va a hacer cargo? ¿Hay tiempo y disposición de pasearlo fuera de casa, si es necesario?

También es bueno considerar los gastos extra que conlleva tener una mascota. No solamente su alimentación, sino acondicionar un espacio adecuado y prevenir gastos para imprevistos veterinarios.

En esta lista con las 10 mascotas ideales para una casa con niños encontrarás una o varias alternativas.

1. Perro

Sin lugar a dudas, el perro es la mejor mascota por excelencia. Existen muchas razas de animales de las que se puede elegir según el espacio con el que se cuente. Pero también es importante conocer las características generales de las razas para poder tomar una decisión.

Hay razas de perros que son más recomendables para convivir con niños, en cambio algunos tipos de perros pueden ser más nerviosos o intolerantes. Además de comprar un perro, hay que considerar la posibilidad de adoptar un peludo que ande en búsqueda de un hogar. Así, daremos una oportunidad a un perro que esté pasando sus días en una protectora de animales.

Perro

2. Gato

Los gatos son animales independientes y juguetones. Una ventaja de tener un minino es que, casi sin necesidad de entrenarlos, instintivamente buscan su arenero para defecar. Además suelen requerir menos espacio, aunque eso sí, hay que tener muchos juguetes para ellos.

Conviene revisar que ningún miembro de la familia sea alérgico al pelo de gato. Esto es importante porque resulta ser una de las alergias más comunes. Los gatos necesitan tener lugares donde brincar y poder descansar “en las alturas”.

Gato

3. Conejo

Un conejo es una de las mejores mascotas para un hogar con niños. Al igual que los gatos, son animales juguetones, cariñosos y de tamaño pequeño. Pueden llegar a crecer al tamaño de un perro chico, y no necesitan salir a pasear, con una casa de tamaño mediano es suficiente.

Eso sí, quizá no sea buena idea que haya más de dos conejos en casa. Cuando son dos machos, pueden ser agresivos unos con otros. Si se trata de una hembra y un macho, es mejor esterilizarlos inmediatamente pues se reproducen muy rápido y de forma exponencial.

Conejo

4. Peces

Los peces son una de las mascotas preferidas por los niños. Aunque parezca que no es tan atractivo tener un pez por mascota, la realidad es que también llegan a ser muy entrañables. Desde peces muy pequeños hasta especies grandes, un pez es buena opción.

Los peces más pequeños necesitan peceras pequeñas y en realidad pocos cuidados. Pero si se piensa en uno o varios peces, hay que considerar el costo de tener una pecera de dimensiones e instrumentos adecuados, para que la vida de este animal de agua sea lo más entretenida y orgánica posible.

Pez

5. Hámster

Un hámster es una mascota ideal sobre todo para hogares pequeños. Son pequeños, esponjosos, juguetones y escurridizos. Para que vivan cómodamente lo mejor es tener una jaula especial para ellos, hay unas muy grandes que seguro le encantarán.

Eso sí, es mejor tener dos porque puede suceder que si pasa mucho tiempo solo, se deprima. Su ciclo de vida es mucho menor que un gato o perro, pero con los cuidados necesarios tendrán una mascota para mucho tiempo.

Hámster

6. Conejillo de indias

Los conejillos de indias son animales muy fáciles de cuidar. Aunque en general suelen ser nerviosos o asustadizos, por lo que hay que tener paciencia y procurarles un ambiente tranquilo.

Antes de adquirir un conejillo de indias, hay que informarse sobre los cuidados y la alimentación ideal para estas pequeñas mascotas. También requerirá una jaula, y hay que tener cuidado con las temperaturas demasiado bajas.

Conejillo de indias

7. Hurón

El hurón proviene de la familia de la comadreja y la nutria. Pero, a diferencia de éstas, el hurón está domesticado y se puede tener como mascota sin ningún problema. Son mascotas muy sociables y juguetonas, y además requieren poco espacio.

Duermen mucho, alrededor de 18 horas al día. Son escurridizos y aventureros, por lo que hay que revisar y acondicionar muebles o espacios por donde pueda meterse o escapar de la casa. Es fácil enseñarles a hacer sus necesidades en un lugar específico como en una caja de arena.

Hurón

8. Jerbo

El jerbo es un animal pequeño muy parecido a una ratita. A muchas personas puede no agradarles mucho un jerbo como mascota por su apariencia, pero se trata de animales muy curiosos, divertidos y limpios.

Por ser demasiado pequeños, pueden meterse en casi cualquier lado. Es mejor tener una jaula especial para ellos y sacarlos de ahí ocasionalmente y tenerlo siempre en la mano. Un jerbo puede estar en su jaula mucho tiempo sin que esto sea un problema para él.

Jerbo

9. Iguanas o lagartijas

Un reptil es también una buena alternativa de mascota para un hogar con niños. A muchos niños les encantan, así que una iguana, una lagartija o serpiente doméstica, puede ser muy atractiva para ellos.

La mayoría no requiere demasiados cuidados. En el caso de las iguanas o reptiles existen ya pequeñas correas para poder salir a dar un paseo con ellas colgadas al hombro. Hay que investigar muy bien sobre su alimentación y tener un espacio ideal para que vivan.

Iguana

10. Minipigs

Un cerdito pequeño es una mascota adorable para los más pequeños. Estos minipigs se han puesto muy de moda y podrían ser una buena mascota. Sus cuidados y convivencia son más o menos parecidas a las de un perro.

El riesgo de adquirir un minipig es que no todos los que se ofrecen son en realidad cerdos pequeños. Se sabe de muchos casos en los que estos cerditos terminan siendo de raza normal y crecen como tal. Además, los minipig reales, tienen un ciclo de vida muy corto.

Minipig

Carlota nació en Girona en 1995. Es Graduada en enfermería por la Universitat de Girona y actualmente trabaja en un centro privado de trastornos mentales. Es una de las colaboradoras más prolíficas en La Guía Femenina, espacio donde comparte sus conocimientos e intereses sobre temas relacionados con la salud.