Gente tóxica: 5 características para detectar a estas personas

La gente tóxica aporta negatividad a nuestra vida y nos pueden llegar a hacer daño. Aprende cómo detectar las conductas tóxicas para que no afecten a tu vida.
Las personas tóxicas pueden pasar desapercibidas, pero nos aportan negatividad.
Las personas tóxicas pueden pasar desapercibidas, pero nos aportan negatividad. | Unsplash

 

No siempre las personas que tenemos a nuestro alrededor tienen efectos positivos sobre nosotras; a veces, nos llevan a tener conductas o sentimientos que no hacen más que hacernos daño debido a su negatividad y su manera tóxica de enfrentar la vida.

Si bien lo mejor sería evitarlas siempre, hay personas que desafortunadamente no puedes sacar de tu vida fácilmente, porque son compañeros de trabajo o familiares, por ejemplo. Existen formas de lidiar con la gente tóxica y no permitir que sus efectos negativos lleguen a ti para amargarte la vida.

Gente tóxica: qué son y cómo detectarlas

Si tenemos en cuenta la definición de la palabra tóxico como ‘cualquier rasgo o comportamiento de una persona que es perjudicial para sí misma y/o para las personas que la rodean’, podemos comprender de qué va esto de las gente tóxica.

La gente tóxica son aquellas personas que básicamente nos complican la vida a través de las emociones y sentimientos que nos generan con sus actitudes, palabras y comportamientos. En este sentido, algunas podrían decir que entonces todas las personas somos tóxicas, y en algo tienes razón, pues cuando hacemos daño a los demás con nuestros actos estamos siendo tóxicas.


¿Todos somos personas tóxicas?

En realidad, todas las personas tenemos uno que otro rasgo tóxico, sin embargo esto no va más allá de una salida acalorada en medio de una discusión que podamos haber tenido, o de una reacción inmadura frente a algo; por el contrario, la gente tóxica es tóxica y actúa de forma tóxica siempre.

Cuando hablamos de rasgos tóxicos, nos referimos a esas partes de nuestra personalidad en la que somos inmaduras (porque nadie en esta vida es maduro al 100%), seguramente por algún aspecto de nuestra infancia que no hemos superado aún. La diferencia con las personas tóxicas es que, para ellas no se trata de un rasgo o un aspecto a mejorar, sino que se convierte en el fundamento de su forma de vida, su forma de actuar y de sus pensamientos.

Lo que sucede es que, en general las personas somos conscientes de nuestras falencias, de aquellos rasgos que vemos como negativos y que al final son rasgos tóxicos que de una u otra manera intentamos mejorar.

Esto es lo que nos diferencia por completo de las personas tóxicas, el tener conciencia de las falencias y querer mejorarlas. La gente tóxica en cambio funciona a partir de estos rasgos negativos porque ni siquiera es capaz de reconocer que los tiene, los niega y prefiere culpar por sus problemas a los demás.

5 características de la gente tóxica y cómo superarlas

Ya te hemos contado una de las principales características de la gente tóxica y es la falta de reconocimiento de sus rasgos tóxicos y el culpar a lo demás de sus problemas. Pero para que te sea más fácil reconocerlos, Bernardo Stamateas, psicólogo y sexólogo argentino con varias publicaciones acerca de este tema, nos da unas claves para poder identificar cuando las personas que nos rodean son tóxicas consciente o inconscientemente para nosotras.

Te sorprenderá darte cuenta que a veces incluso nuestros amigos más cercanos, hermanos, pareja y hasta padres pueden ser personas tóxicas, que se disfrazan por el vínculo que tenemos y por el amor que sentimos hacia ellas. Ten presente en todo caso que hay diferentes tipos de gente tóxica y de ahí que no necesariamente presenten todas las características reunidas, a veces puede ser solo una.


1. Te hacen sentir culpable

Una de las características de las personas tóxicas es que te hacen sentir culpable todo el tiempo por lo que haces o dejas de hacer en relación a ellas. Es un sentimiento que generan en ti totalmente autodestructivo y negativo, como una especie de condena que te hace sentir mal contigo misma por tus actos y hasta por tus pensamientos así no existan culpas de nada.

Ahora bien, cuando te des cuenta que estás frente a una situación de estas, supera el sentimiento de culpa del que estas personas te han cargado y del que tú probablemente estás prolongando, volviéndote tu misma tóxica hacia ti misma debido a ellos.

Empieza por eliminar los autoreproches y las culpas ajenas, pues cada uno es responsable de su propia vida y acciones; no te encierres en normas rígidas autoimpuestas que pueden resultar en auto reproches (porque no las has cumplido), cuando te equivoques, pide perdón y acepta a todos tal cual como son y sobre todo, convéncete de que cada cual es responsable de su propia felicidad y que tú tienes derecho a ser feliz.

2. Usan máscaras y manipulan

La gente tóxica utiliza máscaras para conseguir lo que quieren. Unos utilizan una máscara de superioridad, otros se aprovechan del poder y muchos otros se pasan por víctimas. Por si esto no fuera poco, en muchos casos son totalmente conscientes de la máscara que se están poniendo para manipularte y hacerte actuar de alguna manera inconciente de tu lado.

La mejor manera de combatir a este tipo de personas tóxicas es con amor propio y buena autoestima; estar segura de quién eres y confiar en ti para tomar tus propias decisiones sin sentirte inferior o superior a alguien y lo mejor de todo, libre de culpas.

3. Personas que normalmente te descalifican

¿Has tenido alguna amiga al lado que parece estar interesada por ti, por lo que haces, por como estas, pero al final siempre responde con ironía, te tira para abajo y te saca en cara tus defectos? Pues este es un comportamiento típico de las personas tóxicas, atacar constantemente tu autoestima desde su papel de amiga.

Lo importante si das con este tipo de personas es que no caigas en su juego y no te involucres cuando salga con alguno de sus ataques y envidias; tras un defecto que te diga, míralo a la cara y sonríe, no le contradigas y mucho menos entres en discusiones con esta persona en público. Más bien, sé asertiva en la forma en la que dejas pasar el comentario y asegúrate de no darle el papel de amistad verdadera ni de tener mucha cercanía con ella.

4. Personas envidiosas

Las personas tóxicas están insatisfechas con ellas mismas y esto hace que sientan envidia y actúen guiadas por este sentimiento, por lo que juzgan a los demás, tienen opiniones negativas acerca de todo lo que tiene que ver con otras personas y descalifican las motivaciones de los demás.

En este caso, lo importante también es que sepas separarte de sus comentarios y preocuparte nada más que por ti, por tu sueños, tus objetivos, tus logros y tu vida. Al final del día cada uno hace con su vida lo que puede, así que no permitas que la gente tóxica a tu alrededor te limite para hacer grandes cosas con la tuya.

5. Si se queja por todo entonces es tóxica

Por lo general, la gente tóxica piensa que el mundo está en contra de ellas y las quejas se convierten en su manera de vivir. No son capaces de ver nada de manera positiva y todo lo reciben desde el punto de vista negativo, nada les agrada, nada los hace felices, nada es suficiente porque siempre tienen que quejarse por algo.

La única manera de enfrentarse a este tipo de personas tóxicas es, por un lado, no entrar en detalle de sus inconformidades e intentar solucionar sus problemas y, del otro lado, no tomes su lado cuando se queje, no te pongas de acuerdo con ellas porque solo te vas a enganchar en algo en donde te aseguramos, no quieres estar.



Comentarios

envía el comentario