Razones para tener (o no) un cerdo como mascota

1 month ago

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

¿Te has planteado nunca tener un cerdito? Antes es bueno hacer ciertas reflexiones.

Razones para tener (o no) un cerdo como mascota

demás de gatos y perros, existen otros animales con la posibilidad de ser domesticados. Obviamente, esto es así siempre y cuando se haga con respeto a la especie y de forma correcta. Existen temporadas en las que algunos animales se vuelven populares y son más deseados para tenerlos como mascota.

Uno de los animales “de moda” para llevarse a casa, son los cerditos comunes y los vietnamitas. Si bien son una especie muy simpática y adaptable, tener uno en casa requiere de mucho cuidados y conocimiento sobre ellos para darle una buena calidad de vida. ¿Sabes lo que se necesita para tener un cerdo como mascota?

Las 4 buenas razones por las que no es bueno idea tener un cerdo como mascota

Aunque son adorables y puede ser tentador tener uno en casa, los cerdos requieren cuidados diferentes a los de un perro o gato. Hay algunas buenas razones para considerarlo antes de tener un cerdo como mascota.

1. Hay que tener cuidado con el fraude

Debido a que los cerditos vietnamitas y los cerdos pequeños se pusieron tan de moda, hay gente que se ha aprovechado de la situación y comercializa puerquitos ofreciéndolos como miniatura cuando en realidad no lo son.

Si decides adquirir un cerdito debes tener mucho cuidado y asegurarte que sea realmente de una raza pequeña que no crecerá. De lo contrario debes saber que pueden alcanzar hasta los 200 kilogramos y ser realmente grandes.

Es muy común que esto suceda, por lo que aun revisando y pidiendo referencias del criador es probable que al paso de los meses te lleves una sorpresa no demasiado agradable.

2. Es costoso

Para que un cerdito crezca sano es importante que se le cuide de forma correcta, y esto puede llegar a ser costoso. Los cerditos necesitan una dieta variada de frutas, verduras y cereales. El alimento que ofrecen en algunos lugares no es el adecuado, pues sirve para engordarlos pero no los mantiene saludables.

Además, estos animales necesitan espacios muy amplios. Necesitan correr y ejercitarse, pues tienen mucha energía. Es necesario velar para que no adopten comportamientos peligrosos para él y para sus propietarios o personas que lo rodean.

3. Es una gran responsabilidad

Los cerditos no solo requieren un espacio y una alimentación adecuados, sino también compañía y entrenamiento. No son comúnmente una mascota, pero en caso de que decidas tener uno en casa la responsabilidad es muy grande.

Se requieren tiempo y disposición para jugar con ellos, enseñarles cosas, pasear y en general pasar tiempo con ellos. Si no se hace se pueden volver agresivos o que tenger conductas inadecuadas. Se trata de animales sociales que con la soledad y el aislamiento lo pasan mal.

4. Falta de apoyo en su cuidado

En algún momento vas a necesitas estar fuera de casa por muchos días sin posibilidad de llevarte a tu cerdito. En estos momentos será difícil encontrar un lugar o una persona que acepte cuidar adecuadamente a tu mascota.

Existen pensiones y hoteles para perros y gatos, pero no es común encontrar lugares similares para cerdos donde además te garanticen un cuidado amoroso y respetuoso, por lo que si eres una persona que acostumbra salir de casa por placer o trabajo, tener un cerdo mascota no es buena idea.

Las 4 buenas razones para tener un cerdo como mascota

Los cerdos son adorables, limpios, sociables y muy inteligentes. Si tienes la conciencia total de los cuidados que estos animales necesitan y aun así te planteas tener un cerdo mascota, hay buenas razones para animarte a hacerlo.

1. Son de carácter dócil

Los cerditos tienen en general un buen carácter si reciben cuidados respetuosos y amables de quien los críe. Les gusta jugar, correr e interactúan muy bien con humanos y con otras razas.

A la que se han adaptado a su nuevo lugar y sienten un ambiente amoroso y de buenos cuidados, establecen una relación afectiva profunda con sus propietarios. Pueden incluso llegar a pedir mimos y salir a pasear igual que un perro.

2. Son higiénicos y no sueltan pelo

Contrario a la creencia generalizada, a los cerdos les gusta estar limpios y no les agradan los ambientes sucios. Con un adecuado entrenamiento, pueden ser cuidadosos al momento de comer, y si con las condiciones óptimas no deberían causar ningún desastre cada vez que se acerquen a sus platos.

Otra ventaja es que casi no tienen pelo a comparación de un perro o gato. Pueden llegar a soltar pelo, pero seguramente nunca será un problema como lo es en ocasiones con otras especies.

3. Atraen la atención de todos

Cuando salgas a pasear con él o llegue gente a tu casa acaparará toda la atención. Eso sí, recuerda que una mascota no debe ser un objeto decorativo o algo que se adquiere por moda, y si te decides a tener un cerdo en casa como mascota hay que asumir ciertas responsabilidades que hemos visto..

Lo más importante es que lo trates con respeto y cariño y le des los cuidados adecuados para que su carácter sea amable y dócil. Será uno más de la familia, y no hay que permitir que nadie no lo trate bien o lo lastime.

4. Tendrás un amigo durante muchos años

Si decides comprar o adoptar a un cerdito como mascota, debes estar consciente que tendrás un amigo por muchos años. En general viven entre 12 y 20 años, adquieriendo una amistad (y una responsabilidad por mucho tiempo.

Una vez que llegue un mini cerdo a tu vida, puedes crear con él un vinculo fuerte. Infinidad de personas han llegado a disfutar de amistades con sus perros o gatos, pero los cerdos también pueden ser excelentes compañeros de viaje en el camino de la vida.

Aline Beatriz Suárez del Real Islas

Comunicóloga