Los 11 errores de estilo que estropean tu look (y te harán ver descuidada)

1 year ago

Ingrid Dalmau

Los detalles cuentan y algunos pueden acabar perjudicando nuestro aspecto.

Los detalles cuentan en nuestro estilo.
Los detalles cuentan a la hora de darnos una imagen. Fuente: Unsplash

¿Tienes una entrevista de trabajo o una cita y quieres aparecer impecable? Por mucho que hayas escogido la ropa perfecta, debes prestar atención a ciertos elementos que podrían acabar desluciendo tu elección.

A veces unos pocos errores de estilo pueden estropear un look perfecto y hacerlo parecer desaliñado. En este artículo te explicamos cuáles son y cómo evitarlos.

¿Cuáles son los errores de estilo que estropean tu look?

Si quieres ir siempre perfecta, toma nota de las cosas que debes evitar.

1. No planchar la ropa

Llevar la ropa sin planchar o con arrugas es uno de los puntos que más contribuye a que tu look se vea descuidado. Puede que no te disguste planchar, pero que simplemente no veas necesario hacerlo con nada que no sean tus camisas: ¡error!

Acostúmbrate a planchar también las camisetas y pantalones, éstos se verán siempre como nuevos. Asegúrate de llevar todas tus prendas lisas y sin arrugas para un look impecable. Mantenerlas correctamente en el armario será también clave para tenerlas siempre a punto.

2. Llevar ropa desgastada o deshilachada

El uso continuado de tu ropa la acaba desgastando con el tiempo. Si bien es cierto que las prendas rasgadas o deshilachadas están de moda, estos son errores de estilo que estropean tu look.

Lo mismo ocurre con los colores o tejidos desgastados. Aunque las prendas se mantengan limpias e intactas, los colores pueden perder la viveza de cuando los compraste y pasar a tener un aspecto deslucido. Este hecho destaca más cuando se trata de prendas blancas. Prueba a utilizar los productos correctos para blanquearlas. De este modo, parecerán como nuevas y tu look lo agradecerá.

3. Restos de pelos de animales o fibras

Tener animales en casa es muy agradecido, pero si tu mascota es de las que suelta pelo… ¡Tienes un problema! Los restos de pelo se adhieren a tus prendas, dándoles un aspecto desaseado. Lo mismo ocurre con las pelusas, los hilos u otro tipo de fibras, especialmente si provienen de prendas con tejidos y colores distintos.

Para evitarlo, ten siempre a mano rodillos para tejidos, para deshacerte de los pelos o de las pequeñas fibras que puedan sobrar en tu ropa. En el caso de las pelusas que se forman en los jerséis, se pueden quitar fácilmente con una cuchilla.

4. Ropa demasiado grande o demasiado pequeña

Otro de los errores que estropean tu look es el de llevar prendas demasiado grandes o demasiado ajustadas. Lucir chaquetas excesivamente anchas o pantalones demasiado largos se va a acabar.

Cuidar que la prenda te siente bien y se ajuste correctamente a tu cuerpo es uno de los detalles que definitivamente cambiarán tu estilo, así que procura escoger bien la talla o lleva a arreglar la prenda para que te sienten fenomenal.

5. Llevar tejidos que transparentan

Puede que te haya ocurrido aquello de encontrar una camiseta o falda ideal, pero al llegar al probador descubres que transparenta. Y eso si no corres la mala suerte de descubrirlo una vez en la calle.

Algunos tejidos pueden parecer opacos, pero una vez puestos y ensanchados con las curvas del cuerpo, se estiran dejando ver todo lo que hay debajo. También hay determinados tejidos que transparentan bajo el foco de ciertos tipos de luz. ¡Cuida estos detalles antes de salir a la calle si no quieres desvelar más de lo que toca!

6. Tiras del sujetador visibles

Este es uno de los errores de estilo que más estropean tu look. Las tiras de sujetador transparentes tampoco son una opción. Hoy en día, por suerte, los avances en ropa interior nos permiten adquirir sujetadores con todo tipo de tiras o sin ellas, que se adaptan cómodamente a nuestro estilo de vestir.

La clave es tener un sujetador para cada ocasión o tipo de prenda. Tampoco puedes olvidar el color, puesto que llevando ropa blanca lo conveniente es utilizar un sujetador a tono con tu piel para evitar que resalte.

7. Llevar los zapatos sucios

El aspecto de los zapatos puede decir mucho de la persona que los lleva, ya sean estos para vestir o deportivas. Si quieres un look impecable, será importante mantenerlos limpios y cuidados. Además de parecer como nuevos, evitará que se desgasten antes y podrás usarlos mucho tiempo.

Si se estropean, puede que valga la pena llevarlos a reparar para mantenerlos. Fijarte en los detalles también cuenta. Por ejemplo, si prefieres llevar deportivas, será importante llevar los cordones bien atados y desenmarañados.

8. Abuso o errores en los accesorios

El uso de demasiados accesorios puede cargar tu aspecto. Si bien son clave para acabar de definir tu outfit, un abuso de complementos acabará por estropearlo. Además será más fácil acabar mezclando accesorios arriesgados y que no combinen. Aplica la regla de cuanto más simple, mejor.

Evita también llevar accesorios del mismo color que tu ropa, siempre es mejor aportar un poco de contraste. Y sobre todo abandona ciertas costumbres como la de llevar gomas de pelo a modo de pulsera o bolsos demasiado grandes.

9. Uñas descuidadas

La clave está en cuidar los detalles. Aunque las lleves limpias, unas uñas excesivamente largas o mal despintadas pueden darte un aspecto descuidado y acabar de estropear un look perfecto.

Por lo tanto, si ves que el esmalte se está empezando a estropear, acaba de limpiarlo y deja tus uñas al natural. Por otro lado, procura no llevarlas muy largas o ir manteniéndolas con una lima. ¡Cada detalle cuenta!

10. Cabello mojado

Si no estás desfilando en una pasarela o en la playa, evita llevar el cabello húmedo. Llevar el pelo efecto mojado fue tendencia durante una temporada, dando un aire desenfadado y moderno. Pero la realidad es que este peinado hará que parezca que has salido de casa con prisa y te dará una imagen de persona descuidada. Por otro lado, llevar un pelo bien cuidado y peinado ayudará a que tu look se vea más esmerado.

11. Cuidar el maquillaje

Por último, si usas maquillaje, es importante mantenerlo bien cuidado. Procura desmaquillarte y limpiar bien la cara antes de volver a usar otros productos. Evita dejar restos de rímel cerca de los ojos y ve cuidando que tu rostro se mantenga limpio durante el día.

Utiliza además bálsamos para mantener tus labios perfectamente hidratados y lipsticks de larga duración. Eso evitará la aparición de molestas pieles y que tu labial se acabe difuminando.

Ingrid Dalmau