5 beneficios (saludables y ecológicos) de la copa menstrual

1 year ago

Rosa Bengall

Esta alternativa a compresas y tampones cada vez cuenta con más adeptas por sus numerosos beneficios.

Son muchos los beneficios de la copa menstrual.
Son muchos los beneficios de la copa menstrual. Fuente: Unsplash

Si saliéramos a la calle a preguntar a las mujeres de diferentes edades cuáles son las diferentes opciones con las que cuentan para los días de la regla probablemente las más repetidas serían tampones y compresas. Sin embargo, nos sorprendería descubrir que cada vez más de nosotras mencionamos una tercera alternativa, ya que son pocas las que no han escuchado hablar sobre los beneficios de la copa menstrual.

Se trata de un pequeño recipiente de silicona muy suave y flexible que se introduce en la vagina para contener el flujo. Y ya sea por haberla probado o por lo que se dice sobre ella, en cualquier caso suele venir acompañada de elogios en un primer caso o una curiosidad muy positiva en el segundo.

Lo que está claro es que no ha pasado desapercibida y parece que la mayoría de quienes la prueban no sólo descartan volver a utilizar otro método para la menstruación que no sea éste, sino que se convierten en auténticas ‘followers’. Por si aún no te has animado a probarla, en este artículo te contaremos algunos de los beneficios de la copa menstrual.

Beneficios de la copa menstrual

Éstas son las ventajas que más se repiten entre quienes se han decantado por su uso habitual y también entre sus incondicionales.

1. Más económica

Aunque inicialmente su adquisición supone un desembolso que ronda entre los 15 y los 25 euros (puedes encontrarla tanto en tiendas online como en herbolarios), no tendrás que preocuparte de volver a comprar ningún otro tipo de protección femenina, pues dura hasta 10 años.

Si se hiciera el cálculo del gasto derivado de la compra durante ese mismo tiempo de tampones y compresas, nos daríamos cuenta de que en los primeros meses la tendríamos más que amortizada.

Otro tema que suele ser asunto de debate son los elevados impuestos que se aplican a un artículo que para nosotras, las mujeres, resulta de primera necesidad, ya que durante los más de 30 años que dura nuestra etapa fértil supondrá un gasto del que no tendremos la opción de poder prescindir. Teniendo esto presente, con más motivo se le otorgaría valor a este beneficio de la copa menstrual.

2. Más ecológica

Ayuda al medio ambiente al evitar que se viertan al mar o se incineren compresas y tampones. Casi todos los accesorios de higiene (toallitas, tampones, compresas, etc) de las firmas convencionales tardan cientos de años en descomponerse, pues llevan infinidad de sustancias sintéticas bastante tóxicas, para ti y para el medio ambiente. Usar la copa menstrual es una manera de contribuir a la salud del planeta.

3. Versátil para utilizarla

Otro de los beneficios de la copa menstrual es la versatilidad que ofrece para su uso, ya que se puede utilizar discretamente y sin que ocasione problemas para nadar, para ir a la playa o practicar ejercicio; una vez bien colocada, su forma se adapta al interior de la vagina y realiza un cierre hermético que impide que se produzcan escapes indeseados, razón por la cual, resulta perfectamente válida para los casos que mencionamos.

Además, la copa menstrual puede contener bastante más cantidad de flujo del que puede absorber un tampón, además de que no se nota que se lleva puesta. Y para quien tuviera dudas, resiste perfectamente bien las posturas de la noche sin que te debas preocupar de que pueda manchar tu ropa interior.

4. Respetuosa con la salud

Para quienes optan por el uso de la copa menstrual, una de las principales razones para apostar por ella es el convencimiento de que su salud saldrá ganando con ese cambio. Por lo pronto, su material hipoalergénico la hace perfecta para las mujeres de piel sensible.

Tanto en el caso de las compresas como en el de los tampones se recurre a blanqueadores y, en algunos casos, también aromatizantes de origen químico que se asocian a problemas de alergias entre sus usuarias, algunas molestias derivadas de la sequedad vaginal que suelen producir o la tediosa candidiasis: El uso de las compresas favorece un ambiente favorable para este hongo debido al calor y la poca transpiración que permiten.

Y en el caso de los tampones, al estar directamente en contacto con la mucosa vaginal, por el contacto con todos estas sustancias contenidas en sus fibras, puede además convertirse en un mal recurrente.

Afortunadamente, ninguno de estos inconvenientes preocuparán a las mujeres que ya disfrutan de los beneficios de la copa menstrual.

5. Práctica y fácil de transportar

Para mayor comodidad e higiene, la copa menstrual suele venir acompañada de una bolsita de tela o estuche que puedes llevar cómodamente dentro de tu bolso. No necesitarás preocuparte de reponer recambios para la higiene íntima, sólo de volver a guardarla después de dejarla lista de nuevo al terminar la menstruación.

La copa resulta realmente práctica y es incluso más útil que los tampones, pues tiene la capacidad de contener el flujo durante bastantes horas, incluso para mujeres con menstruación abundante, ya que hay distintos tamaños para elegir la que tenga la capacidad que más se adecúe a cada una.

Acabando con los falsos mitos

Existen ciertos mitos negativos acerca de la copa menstrual que nos pueden echar para atrás a la hora de optar por esta alternativa. Te desmontamos algunos de ellos.

1. Es complicado de poner y quitar

Quítatelo de la cabeza. ¿Recuerdas la primera vez que utilizaste un tampón? Si a día de hoy es prueba superada, ponerte o quitarte una copa menstrual no supone una dificultad mayor. En la propia tienda donde la compres estarán encantados de explicarte cómo se doblar para colocarla con un sencillo gesto. Y por si necesitases verlo para convencerte, puedes encontrar multitud de vídeos explicativos en internet.

2. Creo que me puede molestar

En absoluto. No sientes que la lleves puesta. Sí que es importante prestar atención en un detalle, y es la forma de su tirador, que debe ser redondeado (ni liso ni rugoso aunque sean más fáciles de extraer).

3. Resulta desagradable

En realidad es exactamente igual de poco agradable que te puede resultar utilizar una compresa o un tampón, ya que en todos los casos te encontrarás con la sangre de tu propio flujo. Ni más ni menos.

Como puedes comprobar, incluso esos aspectos que se podrían ver como una desventaja, realmente no lo son. Esto no implica que con la copa menstrual todo sean ventajas, pero en la mayoría de los casos, las reticencias a usarla se deben más a la desinformación y los prejuicios que a la realidad. Con estos datos seguro que ahora puedas tener una idea más clara a la hora de decidirte a probarla.

Rosa Bengall