Cómo hacer tortitas americanas (pancakes), en 7 pasos

La receta definitiva para preparar los mejores pancakes.
Cómo hacer tortitas americanas

Unos pancakes perfectos son parte de un desayuno delicioso. El cuadro del típico desayuno americano no está completo sin una torre de tortitas americanas. Sin duda se han vuelto una buena opción para degustar por las mañanas.

La ventaja es que son fáciles de preparar y se pueden acompañar con muchos otros ingredientes. Eso sí, pueden ser adictivas, por esa razón es que se volvieron tan populares y todos quieren desayunar pancakes.

Receta para hacer tortitas americanas perfectas

Los pancakes deben ser redondos y esponjosos. Y aunque la práctica es importante para lograr que queden así, tampoco se necesita demasiado para lograrlo. Como ya dijimos, parte de su éxito está en la sencillez y rapidez con la que se preparan.

Basta con tener todos los ingredientes listos y a la mano para que su elaboración sea rápida. Se trata de ingredientes sencillos, los cuales seguramente son de consumo habitual en tu casa, lo que las convierten en una opción económica para desayunar.

Ingredientes para hacer tortitas americanas (pancakes)

Esta receta es para 10 o 12 pancakes aproximadamente. Necesitas 150 grs de harina de trigo o harina especial para pancakes. Si los vas a preparar con harina de trigo, necesitas:

  • 1 cucharada sopera de azúcar.
  • 8 grs de levadura en polvo
  • 1 vaso de leche (200 ml aproximadamente)
  • 1 huevo
  • Una cucharada pequeña de mantequilla.

Necesitarás una batidora o licuadora y una sartén redonda de tamaño medio. Para acompañar los pancakes hay una infinita variedad de opciones. Puedes utilizar diferentes mermeladas, natillas, crema de avellana o chocolate, chispas de chocolate, miel, leche condensada... También puedes espolvorearlas con cereales y agregarles algunas frutas.

1. Mezclar

Una parte fundamental de unos buenos pancakes es la mezcla perfecta. Si bien solamente consiste en agregar los ingredientes y mezclarlos, es aquí donde hay que tener cuidado con las cantidades exactas y agregar algún ingrediente extra que pueda darle un sabor diferente, si queremos variar la receta. El objetivo en este primer paso es lograr la mezcla y consistencia perfecta.

En un recipiente hay que agregar la harina, el azúcar, la levadura y una pizca de sal. Hay que removerlos hasta que se integren bien. En otro recipiente se agregan la leche, el huevo y la mantequilla previamente derretida. Se mezclan con la batidora o en su defecto con una licuadora. A esto se le agregan los ingredientes secos, que también se incorporan con batidora.

2. Preparando la sartén

Se necesita una sartén redonda de tamaño mediano. Como preferencia, debe ser de material antiadherente. De esta forma no tenemos que agregar más mantequilla de la que ya se incorporó a la mezcla previamente. Pero si no se cuenta con una sartén antiadherente, hay que agregar un poco de mantequilla a la sartén antes de echarle la mezcla.

La sartén debe colocarse al fuego en nivel alto por un minuto. Después hay que bajar la temperatura a nivel medio. Si lo necesitamos, se agrega un poco de mantequilla y cuando esta se haya derretido se va incorporando la mezcla.

3. Cocción de la masa

La cantidad de mezcla debe ser la adecuada al grosor que se quiera obtener. No deben quedar muy delgados, pero tampoco es buena idea que se hagan demasiado gruesos. Eso sí, deben cubrir toda la superficie de la sartén para que tengan una forma redonda perfecta. Por esta razón la sartén debe ser de tamaño mediano o pequeño.

El fuego debe estar a nivel medio para que no se queme, hay que esperar lo suficiente hasta que comiencen a aparecer burbujas en toda la superficie. Entonces con ayuda de una pala o espátula, hay que voltear el pancake y esperar alrededor de 15 segundos una vez que se ha volteado la tortita.

4. El pancake se ha cocido

Es importante no voltear el pancake antes de tiempo. Para asegurarnos que está bien cocido o que no se quemará, es importante voltearlos cuando las burbujas aparecen, y tener cuidado de no dejarlas mucho tiempo al fuego por el otro lado, para que no se quemen. El color del pancake debe ser más o menos homogéneo.

También es importante que no se vierta demasiada mezcla para que queden gruesos, pues esto podría provocar que no se cuezan bien y queden partes un poco crudas en su interior. Una vez que el pancake se ha cocido, hay que retirarlo del fuego y ponerlo en un plato. Taparlo con una servilleta o trapo hasta que esté el siguiente pancake, que colocaremos encima.

5. ¿Qué pasa si quedaron crudos o quemados?

El primer pancake es el que sirve de referencia para ajustar el nivel del fuego. Si han quedado muy quemados, hay que bajar el nivel del fuego. Si están tardando mucho en cocinarse, entonces se puede aumentar un poco el fuego. Si comienza a quemarse pero por dentro aún está crudo, hay que vertir menos mezcla.

Este es el paso en el que hay que verificar antes de continuar con los siguientes pancakes. Incluso el sabor puede comprobarse para ver si requiere acaso un poco más de azúcar. También es cierto que la experiencia aquí es importante. Seguramente la segunda ocasión que prepares pancakes, conocerás las cantidades y tiempos con mayor precisión.

6. Servir los pancakes

Una vez que la mezcla se ha terminado hay que servir los pancakes. Seguramente hayamos creado una típica torre de tortitas americanas. La costumbre es servir de dos a tres por cada plato y después acompañar con diferentes ingredientes, como los que hemos propuesto anteriormente.

Una vez que están servidos en el plato los pancakes unos encima de otros, se vierte algún ingrediente líquido espeso como la mermelada, miel, chocolate líquido o jarabe de arce. Otra estupenda idea es esparcir encima algún cereal o semillas. También alguna fruta como fresas, frambuesas, o plátano en pequeños trozos.

7. Otros ingredientes

Con los pancakes puedes ponerte creativa. Una vez que has dominado las tortitas americanas tradicionales, puedes agregarle otros elementos a la mezcla original, que además de darle buen sabor las hacen un poco más saludables. Para lograr una buena mezcla, te aconsejamos ir agregando lentamente estos ingredientes alternativos:

  • Arándanos
  • Pasas
  • Frutos secos (triturados mejor)
  • Un toque de limón una vez servidas.
Dolores Agüero

Dolores Agüero

Nutricionista

Dolores Agüero (Valencia, 1988) es graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Valencia. Es Máster en Nutrición y Salud, esta vez por la Universitat Oberta de Catalunya. Posee distintos cursos de posgrado sobre Trastornos de la alimentación, Diabetes y Dietética aplicada.