Una joven sufre este terrible abuso en un autobús a manos de un anciano (vídeo)

1 year ago

Amanda Coeting

Una joven de 25 años denuncia a través de su perfil de Facebook este abuso que ha sufrido en un autobús

Poca gente acudió a ayudar a la joven
Poca gente acudió a ayudar a la joven Fuente: Youtube

Cada día miles de mujeres sufren acoso sexual y son muchas las historias que se están viralizando con este tipo de sucesos. Y aún así sigue sin ser suficiente para que no se repitan.

Una de las últimas en suceder fue la terrible historia que compartió en su Facebook una joven de 25 años en Argentina, que denunciaba que un hombre había eyaculado en su brazo mientras viajaba en un autobús.

Cómo ocurrió el suceso

Mica Alvarez, una joven de 25 años de Buenos Aires, se encontraba viajando en el autobús 160 de su ciudad. Escuchaba música tranquilamente cuando advirtió algo extraño. Según nos relata en su cuenta de Facebook, la joven notó algo húmedo en su brazo izquierdo. Cuando miró, se percató de que había un hombre mayor a su lado con la bragueta bajada y con el pene en su brazo, que trataba de taparse con una chaqueta.

Nada más verlo, la joven se levantó y lo empujó. Comenzó a insultarlo a gritos, pero de nada parecía servir, porque el hombre apenas se defendía y nadie más acudía en su ayuda. El hombre quiso bajar del autobús, así que la joven lo agarró para evitar que saliera. Pidió al conductor que no le dejara bajar y que lo llevara a una comisaría para interponer una denuncia.Y así hizo. El conductor consiguió llevar el autobús hasta la comisaría más cercana, y con la ayuda de algunos pasajeros la joven pudo denunciar el suceso.

En su perfil de Facebook, Mica agradece así el esfuerzo a los pocos pasajeros que acudieron en su ayuda, así como lamenta que otros simplemente miraran hacia otro lado: “Agradezco también a los pocos pasajeros y al chofer que intervinieron y me salieron de testigos comiéndose un montón de horas en la comisaría, me hace pensar que no todo esta perdido. A los demás que no se metieron, no dijeron ni A, que lo único que les importaba era irse rápido, espero que nunca les toque vivir lo que yo pase y mucho menos alguien de su familia, porque es HORRIBLE, ASQUEROSO Y ES SIN DERECHO ALGUNO!”.

Una sociedad que gira la cara

Que la mayoría de las personas del autobús no se levantaran a ayudar a la joven tras oír sus increpaciones al acosador no es más que una muestra de que la sociedad suele preferir girar la cara ante este tipo de problemas. Muchas de las reacciones en su facebook son también un claro ejemplo de lo que tienen que vivir las mujeres que denuncian este tipo de acosos.

 

En el post en el que denuncia los hechos son muchos los que le increpan que la historia es “una exageración y tampoco hay para tanto”, que “ella se lo buscó” o que se toman la publicación y el suceso a modo de broma.

Mel Musso fue uno de los pasajeros testigos del suceso y el que grabó el vídeo que podemos ver en Youtube. En él denuncia que “Todo esto pasaba ante la mirada de un bondi lleno de gente, la chica sola sujetándolo miraba alrededor buscando ayuda y nadie hacia nada para contenerla aunque sea [...].”

En su relato, publicado por el usuario Alberto Albertos, continúa quejándose diciendo que “lo que mas indigna es la indiferencia ante estas cosas, el niunamenos y todo eso solo queda en palabras”, refiriéndose a la campaña de “Ni una menos” en el que se denuncian las agresiones sufridas por mujeres a diario y que terminan muchas veces en tragedia. En el mismo vídeo pide también que “por favor difundan, quizás no sea la primera vez q lo hace”.

Amanda Coeting