Los 10 tipos de violencia (y sus causas y consecuencias)

Desgranamos las formas en las que se puede manifestar la violencia.
Tipos de violencia

La violencia es un concepto muy amplio que engloba no solo comportamientos físicos agresivos, como se suele pensar, sino también humillaciones hacia la otra persona, ridiculizaciones, insultos, amenazas, etc.

Es por ello que no existe un único tipo de violencia, sino varios. En este artículo conoceremos los 10 tipos de violencia más importantes, según dos parámetros: el tipo de manifestación y el ámbito de aplicación. Veremos en qué consiste cada una de ellas, y analizaremos sus causas y consecuencias.

Tipos de violencia, sus causas y efectos

Según cómo se manifieste la violencia, así como según sus características de presentación y tipología, encontramos 6 grandes tipos de violencia:

1. Violencia física

La violencia física es la que se ejerce sobre el cuerpo de otra persona. Las causas pueden ser variadas: baja tolerancia a la frustración, personalidad agresiva, discusiones fuertes, escaso autocontrol, abuso de sustancia (alcohol, drogas…), trastornos de conducta, trastornos de personalidad, etc.

Las consecuencias son dolor hacia la otra persona, así como daño o riesgo de producirlo. La violencia física pone en peligro la integridad física de la persona sobre la cual se ejerce. Se trata por ejemplo de golpes, patadas, empujones, etc.

2. Violencia psicológica

El segundo de los tipos de violencia, la violencia psicológica, consiste en formas de agresión verbal; éstas se traducen en acciones, insultos, comportamientos, amenazas, humillaciones, manipulación, aislamiento, descrédito, etc. Causa daño emocional a la persona que recibe dicha violencia, así como perturbación en su desarrollo personal y/o autoestima.

Las causas varían: puede darse en perfiles de maltratadores, por ejemplo, o en personas que en un momento dado pierden el control, o que han adquirido el hábito de hablar mal a la otra persona a través de insultos, etc. Las consecuencias a corto y largo plazo para el que recibe este tipo de violencia incluyen: traumas psicológicos, trastorno de estrés postraumático (TEPT), inseguridades, malestar intenso, ansiedad, depresión, etc.

3. Violencia sexual

La violencia sexual engloba aquellas acciones que vulneren el derecho de la otra persona a decidir voluntariamente si quiere realizar o no un acto sexual. Este tipo de violencia puede ser con o sin acceso genital, y puede incluir agresiones sexuales, abuso sexual y violación sexual. Se traduce en forzar a la víctima a realizar algún tipo de comportamiento sexual, como por ejemplo una felación, el coito, etc.

Suele acompañarse de amenazas y de violencia física, verbal o psicológica. También incluye las amenazas, la intimidación, etc, y puede darse entre personas desconocidas o entre personas que se conocen (incluido dentro de relaciones de pareja o de un matrimonio).

Por otro lado, la violencia sexual también incluye los casos de prostitución forzada, esclavitud, explotación y trata sexual. Las causas varían mucho, pueden darse en personas con algún tipo de trastorno mental, pero también en personas “sanas” (sin trastorno mental); suelen ser causas multifactoriales. Las consecuencias de la violencia sexual para la víctima incluyen traumas psicológicos (por ejemplo TEPT), ansiedad, depresión, adicciones, etc.

4. Violencia económica y patrimonial

El siguiente de los tipos de violencia es la económica y patrimonial. Se trata de una violencia dirigida a ocasionar un deterioro en los recursos económicos o patrimoniales de otra persona. Se emplea a través de la posesión de los bienes de la otra persona, de su sustracción, destrucción, retención, etc.

Se aplica tanto a bienes económicos y patrimoniales físicos (tangibles) como a documentos personales, derechos patrimoniales, etc. Las causas son multifactoriales; puede aparecer este tipo de violencia en relaciones “por conveniencia”, en relaciones tóxicas, en el contexto de otros tipos de violencia, en delincuentes, etc. Las consecuencias para los que reciben este tipo de violencia incluyen desahucios, ruina económica, etc., y sus consiguientes consecuencias: malestar, depresión, etc.

5. Violencia simbólica

La violencia simbólica se ejecuta a través de estereotipos, mensajes, valoros, signos, símbolos, etc. que son de desigualdad y que fomentan la discriminación de la persona. Suelen subordinar o menospreciar el valor de la otra persona dentro de la sociedad (por ejemplo en la violencia de género contra las mujeres).

Así, suele tratarse de un tipo de violencia que padecen especialmente las mujeres. Las causas, como en todos los casos, también varían mucho, y se relacionan con otras formas de violencia, con la herencia de una cultura machista, etc.

6. Violencia de género

La violencia de género consiste en un tipo de violencia (física, psicológica…) que se ejerce contra alguna persona (o grupo de personas) por ser de una determinada orientación sexual, identidad sexual, sexo o género. Sin embargo, se emplea también esta terminología para hacer referencia a la violencia contra las mujeres, por su altísima prevalencia en la sociedad a nivel mundial.

Las causas de la violencia de género “en general” se relacionan con intolerancia a la diferencia, prejuicios… y las de la violencia de género en contra de las mujeres, se relacionan con el machismo, fundamentalmente.

Clases de violencia

Clasificación según el ámbito donde se aplique

Hemos visto los diferentes tipos de violencia según sus diferentes formas de manifestación; ahora vamos a ver los 4 tipos de violencia según el ámbito donde ésta se aplique:

1. Violencia doméstica

La violencia doméstica o intrafamiliar es la que ejerce un integrante del grupo familiar a otro miembro de la familia (por ejemplo su pareja); el requisito para considerarla como tal es que hayan convivido juntos previamente (o en la actualidad). Por grupo familiar se entiende una relación de pareja, de matrimonio, de parentesco (por afinidad o consanguinidad), etc. Puede ocurrir en cualquier sitio, no tiene por qué ser el hogar.

Las consecuencias implican un daño a la dignidad de la persona, a su integridad física, a su bienestar, etc., y se traduce en violencia psicológica, sexual y/o física. Así, puede incluir agresiones de todo tipo. A menudo la violencia doméstica se asocia a la violencia contra las mujeres, porque es la que se produce con más frecuencia, pero en realidad por violencia doméstica entendemos violencia contra hombres y contra mujeres.

2. Violencia institucional

Se trata de un tipo de violencia empleada por profesionales, funcionarios, agentes de cualquier órgano o institución pública, etc., que tiene como finalidad obstaculizar, retardar o impedir que ciertas personas tengan acceso a sus derechos previstos según la ley, así como a las políticas públicas. También se da con más frecuencia en contra de las mujeres, según las estadísticas. Las causas se fundamentan en prejuicios, estereotipos, una cultura patriarcal, etc.

3. Violencia laboral

La violencia laboral es aquella que discrimina a los hombres o a las mujeres en los ámbitos de trabajo público o privado. Las consecuencias son obstáculos y dificultades para que estas personas puedan acceder a un empleo, a un ascenso, a una contratación, a permanencia en el puesto de trabajo, etc.

Un ejemplo de violencia laboral es la desigualdad de salarios entre hombres y mujeres (la llamada “brecha salarial”) en beneficio de los hombres. Otro ejemplo sería el maltrato psicológico sistemático que se le puede hacer a un trabajador con el fin de que abandone la empresa (mobbing o acoso laboral).

4. Violencia mediática

La violencia mediática implica la publicación o difusión de imágenes o mensajes estereotipados a través de algún medio masivo de comunicación (por ejemplo la televisión, la prensa…). Las consecuencias incluyen que se promueva la explotación hombres o mujeres y sus imágenes; estas personas acaban recibiendo injurias, discriminación, difamaciones, humillaciones, etc., por el contenido de estas imágenes o mensajes.

En el caso de la violencia mediática hacia las mujeres, la causa sigue siendo el machismo (como en la mayoría de los casos de violencia contra las mujeres).

Referencias bibligráficas

  • Higonnet, E. (2007). "My Heart is Cut": Sexual Violence by Rebels and Pro-government Forces in Côte D'Ivoire, Volumen 19(en inglés). Human Rights Watch. p.133.

  • Kilmartin, Christopher; Allison, Julie A. (2007). Men's Violence Against Women: Theory, Research, and Activism (en inglés). Routledge. p.278.

  • Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Presidencia de la Nación. (2009). Violencia de género. Tipos y modalidades de violencia (Ley Nº 26.485).

  • OMS (2002). Informe mundial sobre la violencia y la salud. Washington, DC: OPS.

María González Sanz

María González Sanz

Médico de cabecera

María nació en Terrassa en 1992. Es Graduada en Medicina por la Universitat de Barcelona, y actualmente está realizando el periodo de residencia como especialista en Medicina Familiar. Escribe en La Guía Femenina semanalmente enriqueciendo nuestro contenido con temas médicos de gran interés.