¿Cómo quitar manchas de tinta de la ropa? 4 trucos efectivos

Una de las manchas en la ropa más difíciles de quitar es la de la tinta, pero afortunadamente si hay forma de quitarla.
Cómo quitar manchas de tinta

Existen manchas que no queremos ver nunca en nuestra ropa. Cuando una de ellas aparece en nuestra ropa favorita, en muchas ocasiones pensamos que es irremediable y damos por perdida esa prenda que ha sido dañada.

Una de esas manchas es la de la tinta, que es de las más comunes, pues en el día a día usamos bolígrafos y fácilmente podemos manchar nuestra ropa sin poder evitarlo. Pero no hay que temer demasiado, existen algunos trucos para quitar manchas de tinta.

¿Cómo quitar manchas de tinta? 4 trucos que funcionan

Quitar una mancha de tinta de una tela blanca o de color sí es posible. Cuanto más rápido actuemos, más fácil será eliminar la mancha de tinta en su totalidad. Si la mancha se queda por demasiado tiempo en la tela, entonces podría resultar no tan sencillo lograrlo.

Al momento que la tinta se derrame en la ropa hay que tomar una servilleta o algodón y presionar ligeramente sobre la mancha para que absorba la mayor cantidad posible de tinta. Después, se pueden aplicar alguno de los siguientes trucos para eliminarla por completo.

1. Leche

La leche es un poderoso quitamanchas útil para algunos tipos de tinta. Lo primero que hay que hacer es presionar ligeramente con un algodón o servilleta para absorber la mayor cantidad de tinta, posteriormente hay que sumergir la prenda en leche.

Se calienta un poco de leche tibia en un bol y se sumerge la prenda sacándola de vez en cuando para tallarla y volverla a introducir. Si la leche se tiñe también con la tinta, entonces hay que sustituirla, pero es importante que sea leche tibia.

Hay que tener ciertos cuidados para no empeorar la mancha y que se extienda más en la tela. Por ejemplo, hay que sumergir solamente la parte de la tela donde está la mancha y al momento de sacarla para tallar, se debe tallar suavemente y sin extenderse más allá de la mancha.

Este truco funciona bien para telas blancas y de color. Si la tela es de algodón es muy probable que con esto sea suficiente para eliminar la mancha. Si la tela es blanca, entonces puede sumergirse después en cloro y asegurar así que se despinte por completo sin manchar el resto de la prenda.

Este truco de la leche también funciona muy bien para textiles de lana y de seda, incluso cuando la tinta es de color rojo, que en ocasiones es la más difícil de quitar. Sin embargo, en el caso de la lana, debe de hacerse con leche fría para no dañar la tela.

2. Laca a base de alcohol

La laca a base de alcohol puede usarse para manchas de tinta poco recientes. Si la mancha de tinta tiene ya algunas horas en la prenda, entonces usar una laca a base de alcohol puede ser el truco para quitar manchas de tinta más eficiente.

Este tipo de laca se puede conseguir en las tiendas de pinturas o donde vendan material para trabajos de carpintería. Se puede usar prácticamente en cualquier tela, aunque con la tela blanca siempre podría ser más útil otro truco combinado con cloro al final.

Lo primero que hay que hacer es probar la laca en alguna área de la prenda que se pueda ocultar, esto con la finalidad de cerciorarse de que no manche o dañe la ropa. Una vez que se ha comprobado que no maltratará la prenda, se puede aplicar sobre la mancha.

Hay que rociar la laca, que generalmente es en aerosol, a aproximadamente 30 cms de la prenda. Inmediatamente después hay que presionar con un algodón para absorber la mayor cantidad posible de tinta.

Hay que hacerlo de inmediato y no dejar secar la laca sobre la prenda, pues lo que hace este truco es suavizar y remover la mancha pero también extenderla ligeramente, por lo que si se deja secar, terminará por manchar un área mayor.

3. Quitaesmalte

El quitaesmalte es un disolvente útil para quitar manchas. Este truco es especialmente eficaz para quitar la tinta indeleble, aunque hay que tener en consideración que estas tintas están especialmente hechas para que no se quiten fácilmente.

Sin embargo, puede funcionar dependiendo el tipo de tela. Un quitaesmalte o cualquier otro producto disolvente puede quitar la mancha de tinta de casi cualquier tela. No obstante, en el caso del ante o del cuero, no es buena idea usar este truco.

Para quitar manchas de tinta de la ropa con quitaesmalte o disolvente, hay que mojar un algodón con el quitaesmalte y después dar pequeños toques sobre la prenda cuidando de no frotar para evitar extender la mancha.

Si bien este truco puede ser muy eficaz para la tinta indeleble, también puede usarse para la tinta de bolígrafo común. Hay que recordar que lo mejor es hacer una prueba en una zona oculta de la prenda para asegurarse que no dañará la tela.

El quitaesmalte u otros disolventes pueden ser muy agresivos para algunos tipos de tela como la seda, por lo que es mejor usar otros trucos con telas delicadas para evitar que la tela se dañe irremediablemente y ya no pueda usarse más esa prenda.

4. Bicarbonato de sodio

Con bicarbonato de sodio se pueden quitar manchas de tinta en la mezclilla (tela de vaqueros). Este truco es efectivo para casi cualquier tipo de tela, pues no maltrata los textiles fácilmente. Pero puede ser aún más útil para quitar las manchas de tinta de los pantalones de mezclilla.

Para utilizar el bicarbonato de sodio como desmanchante de tinta hay que hacer una pasta mezclando dos cucharadas de bicarbonato con un poco de agua y mezclar hasta lograr una textura suave pero pastosa.

Esta mezcla se aplica con un algodón sobre la mancha y se presiona ligeramente sobre la mancha para eliminarla de tinta poco a poco. La ventaja del bicarbonato es que no deja rastro ni daña las telas, por lo que es un truco muy seguro.

Si se trata de una prenda blanca, entonces es conveniente intentar quitar todo el exceso de la tinta aplicando bicarbonato para después lavar normalmente pero añadiendo lejía. Si son telas de colores o incluso mezclilla, entonces se debe intentar quitar por completo con el bicarbonato.

Si la tela es gruesa entonces se puede aplicar primero un poco de alcohol en un algodón y ponerse debajo de la mancha mientras por el otro lado se aplica el bicarbonato. El objetivo es que el alcohol ayude a remover la mancha y sea más sencillo eliminarla.

Referencias bibliográficas

  • Toussaint-Samat, Maguelonne. (1994). Historia técnica y moral del vestido.
TÓPICOS
Ropa Moda

Aline nació en Ciudad de México. Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Tecnología educativa por la Universidad Tecnológica de México. Es experta en Nutrición y Alimentación. Redactora y correctora para diversas revistas y portales web y colaboradora eventual en la creación de contenido para conferencias, talleres y planes de estudio.