Cómo hacer guacamole casero: receta fácil y rápida

Para que puedas disfrutar de unos auténticos nachos o totopos mexicanos, te enseñamos cómo hacer guacamole casero de forma fácil y rápida con esta receta.
El guacamole se utiliza popularmente para aderezar o acompañar con tortillas.
El guacamole se utiliza popularmente para aderezar o acompañar con tortillas. | Commons

 

El guacamole se ha convertido en un tipo de salsa muy popular, que comúnmente utilizamos para acompañar con totopos o triángulos de maíz, también conocidos como nachos.

En este artículo te enseñamos cómo hacer guacamole casero, con una receta para prepararlo fácil y rápidamente, ideal para presentar en tus fiestas o cenas con amigos.

Qué es el guacamole

El guacamole es una salsa de origen mexicano, cuyos orígenes se remontan a la civilización azteca. Según la mitología mexicana fue el dios Quetzalcoatl quien entregó la receta de este manjar a la población. El nombre de guacamole proviene de la lengua náhuatl, donde se lo conoce como Ahuacamolli, formado por las palabras ahuacatl, que significa aguacate, y molli, que significa mole o salsa.

Básicamente, el guacamole consiste en un tipo de salsa que se prepara con la pulpa del aguacate machacado, a la que normalmente se le añade chile verde, jugo de lima o limón, y cebolla. También se suele preparar con tomate, cilantro y ajo. La receta original consistía en salsa de aguacate y agua, pero con el tiempo se le fueron agregando nuevos ingredientes.

En la gastronomía mexicana el guacamole se utiliza comúnmente como salsa de acompañamiento para aderezar tacos y tortas, o como salsa para aderezar guisos, especialmente los de carne. En otros países en cambio se ha popularizado como simple salsa para acompañar diferentes tentempiés. Es especialmente popular tomarlo junto con los totopos, que son los triángulos de tortilla de maíz fritos, también conocidos como nachos.


Cómo hacer guacamole casero: receta fácil y rápida

Aparte de la receta simple y original, existen muchas otras formas de preparar el guacamole, según el lugar en el que nos encontremos o de las preferencias de cada uno, pues existen muchas variaciones de esta tradicional salsa mexicana. A continuación te presentamos cómo hacer guacamole casero con una de las recetas más típicas y fáciles de preparar.  

Ingredientes para hacer guacamole casero

Como ingredientes vamos a necesitar 3 aguacates maduros, ½ chile verde o serrano, 2 tomates rojos maduros, 1 cebolla, el zumo de 1 limón o 1 lima, cilantro fresco y una pizca de sal. Lo más importante para un buen guacamole será que los aguacates estén bien maduros.

Si no disponemos de chile verde, se puede utilizar pimiento verde en su lugar o prepararlo sin él. Si se prefiere, también podemos agregar cebollino, 1 diente ajo, guindilla o incluso unas gotas de tabasco, para aquellos amantes del picante.

La forma clásica de hacer guacamole casero es con un mortero de piedra o molcajete, con el que se trituran todos los ingredientes. En su defecto, se puede preparar también con un mortero normal. Algunas personas prefieren elaborarlo con batidora, pero no es recomendable si se quiere utilizar como salsa para untar, puesto que de esta forma nos queda demasiado cremoso.


Preparación del guacamole fácil y rápido

Para hacer guacamole casero, primero debemos abrir los aguacates con un cuchillo de forma muy cuidadosa, puesto que es uno de los frutos que más problemas causa en este sentido. Para hacerlo correctamente debemos cortarlos horizontalmente hasta llegar al hueso, para poder abrirlos y que queden en dos partes. Quitamos el hueso y retiramos toda la pulpa.

Colocamos en el mortero la pulpa de los aguacates y la machacamos con un mazo, o en su defecto, con un tenedor. Pero antes de que se forme una pasta uniforme y cremosa, primero añadiremos el resto de ingredientes. Para ello primero pelaremos y picaremos en trozos muy finos los tomates, la cebolla y el chile o pimiento, así como el cebollino en caso de añadirlo como ingrediente opcional.

Una vez picados, se añaden y se mezclan bien con la pasta de los aguacates, y seguimos machacando hasta que queden bien integrados. Mientras los vamos mezclando, añadimos el zumo de lima o limón. Podemos moler hasta dejar la textura deseada, pero lo ideal es que no quede excesivamente cremosa, especialmente si queremos el guacamole para mojar los totopos o triángulos de maíz.

Una vez hayamos logrado la textura deseada y quede elaborada la salsa, añadimos la sal al gusto u otros ingredientes extra que queramos agregar, como la guindilla o las gotas de tabasco. En ese caso, acabamos de mezclar bien con el tenedor pero con cuidado de mantener la textura.

¿Cómo servir el guacamole?

Ahora que ya sabes cómo hacer guacamole casero, debes pensar para qué lo quieres utilizar. Si lo quieres usar como ingrediente para guisos o como aderezo en otros platos, basta con añadirlo al plato según cada receta.

Si lo vas a reservar para utilizar en otro momento, es recomendable cubrirlo con papel film transparente que se mantenga en contacto con la superfície de la salsa, puesto que de otro modo podría oxidarse. Se dice que el limón ayuda a prevenir la oxidación, pero por si acaso no conviene arriesgar.

En caso de querer usarlo como salsa para mojar, lo ideal es servirlo en un bol suficientemente ancho, para poder mojar las tortillas o servirse de ellas. Obviamente lo acompañaremos de las tortitas de maíz o totopos, también llamados nachos. Y ahora que ya tienes hecho tu guacamole casero, ¡a disfrutar!



Comentarios

envía el comentario