Mareos: cuáles son sus síntomas y las 15 causas más comunes

7 months ago

Ingrid Dalmau

Los mareos son una sensación que muchas hemos experimentado y que tiene muchas posibles causas.

Los mareos son una afección muy común y puede tener causas muy diferentes.
Los mareos son una afección muy común y puede tener causas muy diferentes. Fuente: ©GTRESONLINE

Los mareos son una sensación desagradable de inestabilidad, aturdimiento o náuseas, y por la que también podemos sentir que la cabeza nos da vueltas.

Puede que nos hayamos levantado demasiado rápido después de estar acostadas o puede que se deba a otros problemas. En este artículo te ayudamos a diferenciarlos de los vértigos y te explicamos las causas más comunes de los mareos.

Qué son los mareos y síntomas

Los mareos son una serie de sensaciones que nos causan malestar físico, debido a que nos produce una sensación de pérdida de equilibrio, náuseas o aturdimiento.

Los síntomas de los mareos pueden aparecer de forma repentina, produciendo sensación de desvanecimiento, o pueden mantenerse de forma prolongada, cuando sentimos náuseas y dolor de cabeza continuado. También pueden durar solo unos segundos o producirse durante días.

Los síntomas de los mareos son muy variados y los hay más o menos leves, según el tipo de mareo del que hablemos. Estos pueden ser los siguientes:

  • Inestabilidad
  • Pérdida del equilibrio
  • Aturdimiento
  • Sensación de cabeza pesada
  • Sensación de que todo da vueltas
  • Sensación de desmayo
  • Náuseas
  • Vómitos

Pueden haber muchas causas detrás de los mareos, siendo las más frecuentes el mareo por movimiento, la falta de circulación del riego sanguíneo a la cabeza o las alteraciones del sentido del equilibrio.

Suelen ser malestares comunes, pero si se repiten a menudo o afectan tu vida diaria, debes consultar con un médico para averiguar su causa y descartar posibles enfermedades.

¿Cómo diferenciamos un mareo de un vértigo?

Aunque pueden parecer el mismo concepto y usarse como sinónimos, los mareos y los vértigos son diferentes afecciones.

Los mareos son el malestar que nos genera sensación de desmayo y de que nuestra cabeza está flotando, creando una sensación de malestar general.

Los vértigos en cambio son la falsa sensación de que todo a nuestro alrededor está en movimiento aunque nosotros estemos quietos, y se debe a una alteración del equilibrio en nuestro sistema auditivo, que es el que se encarga del equilibrio.

Los vértigos suelen ir acompañados de una sensación de mareo, pero podemos tener mareos sin estar sufriendo vértigo y que las causas de estos sean de origen cerebral y no auditivo.

Causas más comunes del mareo y el vértigo

A continuación te explicamos cuáles son las causas más frecuentes que nos llevan a sentir mareos o sensación de vértigo.

1. Mareo por movimiento

Los mareos más comunes son los causados por el movimiento, también llamados cinetosis, y seguramente todos los habremos experimentado alguna vez. Son aquella sensación de malestar que podemos tener cuando viajamos en coche o barco, y que se producen por los movimientos bruscos de estos vehículos.

En este caso ocurre que nuestro cerebro tiene problemas al procesar la sensación de movimiento que sentimos por nuestro sentido del equilibrio, debido a que nosotros permanecemos quietos.

2. Vértigo postural

Otro de los mareos más comunes que podemos experimentar es el que nos viene cuando nos levantamos demasiado rápido después de haber estado tumbados o sentados largo tiempo. A este tipo de mareo se le conoce como vértigo posicional paroxístico, y se considera un vértigo porque se produce por una alteración de la sensación de equilibrio en nuestro sistema auditivo. Son muy habituales y no implican ningún problema de salud.

3. Bajada de azúcar

La bajada de azúcar o hipoglucemia es otra de las causas de los mareos más comunes. Esto puede deberse a una mala alimentación, falta de nutrientes en un momento dado o tras realizar ejercicio muy intenso, que provoque que nuestros niveles de glucosa sean bajos en nuestra sangre.

4. Hipotensión

Sufrir una hipotensión o tener la tensión arterial baja nos causa mareos. Al tener una presión de las arterias baja, el flujo sanguíneo no puede circular bien hasta el cerebro, produciendo sensación de mareo entre otros síntomas.

5. Anemia

La anemia ferropénica es la que se produce cuando no tenemos suficiente cantidad de hierro en nuestro cuerpo, que es el que nos permite producir glóbulos rojos. Esta carencia nos puede llevar a sufrir mareos y fatiga.

6. Deshidratación

La deshidratación se produce tras una falta de agua o la pérdida de líquidos brusca debido a alteraciones como la diarrea o una sudoración intensa (por fiebre o tras hacer ejercicio). Esta falta de líquidos y minerales en nuestro organismo nos puede causar una bajada de presión por movimiento y producir mareos.

7. Ansiedad

La ansiedad es otra de las causas, y en estos casos aparecen como síntoma de alerta del propio cuerpo ante un peligro o un miedo vivido con mucha intensidad. En los casos más severos nos puede llegar a producir desmayos.

8. Estrés

De la misma forma que cuando sentimos ansiedad, las situaciones que nos producen tensión o estrés también nos puede llevar a experimentar vértigos y mareos. Estos se producen en situaciones estresantes y suelen ser de origen cervical. En este tipo de situaciones tensamos la musculatura, especialmente la cervical, lo cual nos impide una buena circulación sanguínea y nos puede producir sensación de mareo.

9. Embarazo

Los mareos durante el embarazo también son muy comunes, puesto que durante la gestación se sufren cambios hormonales y cardiovasculares importantes. Los vasos sanguíneos se dilatan y el corazón bombea una mayor cantidad de sangre, variando bruscamente nuestra presión arterial y provocando una mala circulación o falta de flujo sanguíneo.

10. Migraña

También pueden deberse al padecimiento de migraña, cuando la persona siente un dolor de cabeza muy intenso acompañado de sensibilidad a la luz, al ruido o al movimiento. Los síntomas de la migraña también pueden ir acompañados de náuseas y en ocasiones incluso vómitos.

11. Medicaciones

Muchos tipos de medicamentos pueden provocar mareos, ya sea porque forma parte de sus efectos secundarios o porque se ha ingerido una dosis mayor de la estipulada en cada caso.

12. Consumo de sustancias adictivas

El consumo de drogas o sustancias adictivas es otra de las causas, puesto que pueden afectar la circulación o provocar intoxicación si el consumo ha sido excesivo. El consumo de bebidas alcohólicas o de tabaco son un ejemplo.

13. Trastornos del equilibrio

Los mareos asociados al vértigo tienen como causa principal algún trastorno del sentido del equilibrio, un sistema que se ubica en el oído interno. Las alteraciones o infecciones en este sistema y los cambios de presión producen esta sensación de vértigo e inestabilidad. Algunos de estos trastornos son la Neuronitis vestibular o la Enfermedad de Ménière.

14. Accidente cerebrovascular

Los mareos pueden tener como posible causa un accidente cerebrovascular, derrame o ictus si van acompañados de los siguientes síntomas: pérdida de la sensación de un lado del cuerpo, pérdida del habla o la visión repentino, dificultad de movimiento y desorientación. En este caso hay que recibir atención médica de inmediato.

15. Otras enfermedades

Los problemas neurológicos o enfermedades que afectan al sistema cerebral, como puede ser el Parkinson, pueden producir este aturdimiento y pérdida del equilibrio. Algunas enfermedades cardiovasculares también pueden ser la causa, debido a los problemas circulatorios que provocan.

Ingrid Dalmau