Parálisis del sueño: qué es, síntomas y causas de este trastorno

5 months ago

Ingrid Dalmau

Si alguna vez has despertado y has sentido que no podías moverte, se trataba de una parálisis del sueño.

La parálisis del sueño es bastante común y lo pueden llegar a experimentar muchas personas.
La parálisis del sueño es bastante común y lo pueden llegar a experimentar muchas personas. Fuente: Pexels

Existen muchos tipos de trastornos del sueño, pero uno de los más desagradables que alguien puede llegar a experimentar es el de la parálisis del sueño.

Este trastorno del sueño no permite que la persona se mueva aunque quiera y puede ir acompañado de alucinaciones. Te contamos cuáles son los síntomas y por qué se puede producir una parálisis del sueño.

¿Qué es la parálisis del sueño?

La parálisis del sueño es un tipo de trastorno del sueño que se encuentra dentro del grupo de las parasomnias, categoría que incluye conductas anormales que se presentan en la persona que se encuentra entre el sueño y la vigilia.

En este caso, las personas que lo experimentan sienten que no pueden realizar ningún tipo de movimiento ni tienen control sobre su cuerpo, como si sufrieran una parálisis. Durante un periodo de tiempo breve, que suele durar unos pocos minutos, la persona se encuentra entre el sueño y la vigilia, siendo consciente de todo pero sin poder moverse o hablar.

Quién experimenta una parálisis del sueño suele vivirlo nada más despertar o en momentos previos al sueño, y en ocasiones suele ir acompañado de alucinaciones o sensación de presencias antinaturales que acechan. En general es una sensación desagradable que puede generar miedo y ansiedad en la persona que lo experimenta, puesto que por mucho que quiera, siente que no puede hacer nada para controlar la situación.

Es un trastorno muy común, que muchas personas han podido experimentar en algún momento. Pero incluso en quien lo ha experimentado más de una vez o de forma recurrente, suele aparecer en forma de episodios aislados a lo largo de su vida.

Síntomas más habituales

El síntoma principal y característico de la parálisis del sueño es la incapacidad de la persona de realizar cualquier tipo de movimiento, por mucho que lo intente y aunque se encuentre despierta y en un estado de consciencia.

Otro de los síntomas típicos es la dificultad para respirar. Durante este tipo de experiencias, es habitual sentir sensación de asfixia o presión en el pecho, producto de la ansiedad que produce encontrarse en esta situación. La persona que lo experimenta puede llegar a sentir temor a morir asfixiada.

Uno de los síntomas más aterradores de la parálisis del sueño es el de sentir una presencia en la habitación, que va acompañada de temor y la sensación de sentirse observado. Esta presencia se puede intuir en la habitación o incluso sentir que se acerca a la cama, y siempre se percibe como intrusiva y amenazante. También pueden darse alucinaciones, por las cuales la persona puede llegar a ver esta presencia, ya sea de forma indefinida o detallada como una figura oscura o fantasmagórica.

Otra de las sensaciones que se experimentan en esta situación son las alucinaciones auditivas, por las cuales la persona oye sonidos como pueden ser zumbidos, vibraciones o silbidos, o bien sonidos de radio, timbres de teléfono o golpes en las puertas. Es muy recurrente también escuchar voces humanas, en forma de susurros, chillidos o gimoteos.

Otro tipo de alucinaciones experimentadas son las táctiles, por las cuales la persona siente que esa presencia intrusiva se ha sentado en la cama, la agarra por alguna de las extremidades o tira de las sábanas. En algunos casos incluso se han descrito sensaciones en que la persona se elevaba, era arrastrada fuera de la cama, volaba o sentía que caía.

Este trastorno suele ir acompañado de mucha angustia y temor.
Este trastorno suele ir acompañado de mucha angustia y temor. Fuente: Unsplash

Causas de este trastorno del sueño

La parálisis del sueño es causada por una descoordinación del sistema nervioso, por la que el cuerpo sigue paralizado como si estuviera en fase de sueño aunque la persona haya despertado. Esta parálisis del cuerpo durante el sueño es una función básica de nuestro cuerpo que ocurre durante la fase REM, para evitar el movimiento mientras dormimos y soñamos. En los casos de sonambulismo ocurriría precisamente lo contrario.

Cuando se experimenta una parálisis del sueño, ocurre que la persona ha salido de la fase REM y ha recobrado la consciencia, pero el cerebro detecta que seguimos soñando, por lo que no desparaliza el cuerpo. Es por eso que la persona que lo experimenta es incapaz de moverse a voluntad.

En los casos en los que aparece de forma aislada, su aparición se suele asociar a momentos de mucho estrés y ansiedad. También puede producirse cuando se mantienen horarios irregulares de sueño, cuando hay falta de sueño o cuando se sufren muchas interrupciones durante el sueño. En otros casos menos frecuentes está asociado a la narcolepsia y a otras patologías del sueño.

Cómo salir de una parálisis

Aunque puede ser una experiencia angustiante para quien la desconoce, se puede salir muy fácilmente de una parálisis del sueño, que además tiene una duración muy breve.

Para ello basta con relajarse y calmarse, tomando consciencia de que estamos respirando con normalidad y que tan solo nos encontramos ante un episodio de este trastorno. Podemos intentar relajar los músculos o probar de moverlos poco a poco. En cualquier caso no debemos intentar levantarnos apresuradamente o huir porque eso podría producir más ansiedad.

Una vez haya terminado la parálisis y recuperemos la movilidad, es recomendable levantarse y permanecer en estado de vigilia durante unos minutos antes de volver a la cama, o de lo contrario podríamos correr el riesgo de volver a experimentarlo.

Para evitar la parálisis del sueño se recomienda mantener horarios regulares del sueño y evitar el estrés. Se recomienda mantener un estado de relajación antes de ir a acostarnos, para que el sueño sea profundo y sin interrupciones.

Parálisis del sueño en la mitología y lo paranormal

Lo que se conoce como parálisis del sueño ha sido ampliamente descrito en la literatura y el arte, puesto que el desconocimiento acerca de este trastorno lo convertía en experiencias vividas como paranormales, especialmente si iban acompañadas de alucinaciones.

Estas experiencias de parálisis están relacionadas con los mitos existentes sobre íncubos y súcubos, que son figuras demoníacas que aparecen en la noche y poseen a la persona sin que ésta pueda hacer nada, debido a la inmovilidad que sufren en ese momento.

Otras personas que experimentan las aterradoras alucinaciones de estas presencias las relacionan con apariciones de fantasmas o espíritus, o incluso con seres extraterrestres que pretenden abducirlos o experimentar con ellas. En otros casos también se relaciona la parálisis del sueño con la experiencia que se vive en los viajes astrales, ya que la persona toma consciencia mientras el cuerpo permanece dormido.

La pesadilla, o El íncubo, es un cuadro de Johann Heinrich Füssli que alegoriza este trastorno.
La pesadilla, o El íncubo, es un cuadro de Johann Heinrich Füssli que alegoriza este trastorno. Fuente: Wikimedia Commons

Ingrid Dalmau