Los 16 trastornos psicológicos más comunes en mujeres

Las mujeres somos propensas a sufrir estas afectaciones psicológicas y psiquiátricas.
Trastornos psicológicos más comunes en mujeres

Es un hecho que una mujer tenga más probabilidades de sufrir un trastorno mental a lo largo de su vida que un hombre. Esto se explica por factores genéticos, culturales, educativos, relacionales, sociales… Es decir, su etiología es multifactorial.

En este artículo conoceremos los 16 trastornos psicológicos más comunes en mujeres; es decir, los que más afectan a las mujeres, independientemente de su frecuencia o afectación en los hombres. Algunos de ellos, como veremos, además son también más frecuentes en mujeres que en hombres.

Los 16 trastornos psicológicos más comunes en mujeres

¿Cuáles son los trastornos psicológicos más comunes en mujeres? Como veremos, se trata de trastornos psicológicos o mentales de todo tipo: de la conducta alimentaria, de la personalidad, del estado de ánimo, relacionados con el estrés y la ansiedad, etc.

Vamos a ver las características de cada uno de ellos.

1. Ansiedad

La ansiedad es un estado psicofisiológico acompañado de una serie de síntomas cognitivos, conductuales y fisiológicos. Existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad, prácticamente todos ellos más comunes en mujeres que en hombres. Concretamente, su prevalencia en mujeres es del 24,6% (dato alarmante), vs. un 11,5% en varones.

Así, los diferentes trastornos de ansiedad aparecen con bastante frecuencia en mujeres, como por ejemplo los siguientes.

1.1. Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

El TAG es un trastorno en el que la persona se siente ansiosa por diferentes asuntos de la vida cotidiana; es decir, no son asuntos de gravedad, pero sin embargo, la persona está tensa, nerviosa, irritable, etc. Es como un estado de tensión generalizado que repercute en el día a día de la persona.

1.2. Trastorno de ansiedad social

La antigua “fobia social”, consiste en un un miedo desproporcionado a hablar en público, a relacionarse con otras personas, a hacer el ridículo frente a los demás, etc.

1.3. Trastorno de pánico

El trastorno de pánico es uno de los trastornos de ansiedad más incapacitantes. El síntoma principal es un miedo intenso a no poder recibir ayuda o a no poder escapar en el caso de padecer un ataque de pánico.

Así, pueden aparecer síntomas como taquicardia, falta de aire, sudoración excesiva, miedo a volverse loco/a, etc. Este es otro de los trastornos psicológicos más comunes en mujeres.

2. Depresión

La depresión es uno de los trastornos psicológicos más frecuentes en la población mundial. También es muy frecuente en mujeres (el doble que en hombres) el trastorno depresivo mayor. Concretamente, la frecuencia de trastornos del estado de ánimo es del 5% en mujeres (vs. 1,7% en varones) incluyendo también el trastorno bipolar.

Dentro de los trastornos de ánimo depresivos en concreto (depresión), encontramos diferentes trastornos. Los conocemos a continuación.

2.1. Trastorno depresivo mayor (TDM)

El TDM conlleva una serie de síntomas que interfieren de forma importante en el día a día del paciente; estos síntomas se traducen en irritabilidad, sentimiento de culpa, tristeza profunda, anhedonia, apatía, alteraciones del sueño (dormir mucho o dormir poco), falta de apetito (o exceso de apetito), distorsiones cognitivas, ansiedad, etc.

Estos síntomas duran como mínimo 2 semanas. El síntoma característico del TDM, pero, es la falta de ilusión por las cosas, y el dejar de disfrutar con cosas con las que antes sí se disfrutaba.

2.2. Distimia

La distimia es otro trastorno depresivo; en este caso, pero, los síntomas duran como mínimo 2 años, y la intensidad de los mismos es menor que en el trastorno depresivo mayor. Es decir, se trata de una tristeza menos pronunciada pero más duradera.

3. Trastornos de la conducta alimentaria (TCA)

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son otros de los trastornos psicológicos más comunes en mujeres. Su prevalencia es de un 8,4% en las mujeres (vs. un 1,4% en varones). En los TCA existe una alteración en los patrones de alimentación habituales. Los más frecuentes en mujeres son:

3.1. Anorexia nerviosa (AN)

La anorexia nerviosa es hasta diez veces más frecuente en mujeres que en hombres. En la anorexia nerviosa el síntoma principal es un rechazo a mantener un peso en un nivel mínimamente normal para la edad y sexo de la persona.

Aparece un miedo intenso a engordar, acompañado de una alteración en la visión de la silueta corporal. Es decir, la persona con anorexia teme engordar y se ve exageradamente gorda. Por ello ejecuta una serie de conductas con el objetivo de perder peso o de no ganarlo. Estas conductas se traducen en: toma de laxantes y diuréticos, ejercicio físico excesivo e intenso, provocación del vómito, dietas muy estrictas, etc.

Las mujeres con anorexia nerviosa suelen estar excesivamente delgadas, hasta el punto de que su salud está gravemente amenazada.

3.2. Bulimia nerviosa (BN)

La bulimia nerviosa es otro trastorno de la conducta alimentaria, también muy frecuente en mujeres. En este caso, los síntomas incluyen: episodios recurrentes de ingesta voraz (al menos 2 semanales durante 3 meses), conductas compensatorias para no ganar peso (similares a los de la anorexia), y una distorsión de la imagen corporal.

Frecuentemente aparecen asociados a la BN síntomas depresivos y ansiosos.

3.3. Trastorno por atracón

Otro de los trastornos psicológicos más comunes en mujeres es el trastorno por atracón (otro TCA). Se caracteriza básicamente por episodios de ingesta compulsiva, que se producen de forma recurrente. A diferencia de la bulimia, pero, en el trastorno por atracón no realiza conductas compensatorias.

4. Trastornos de la personalidad (TP)

Los trastornos de la personalidad también son de los trastornos psicológicos más comunes en mujeres. Recordemos que en un TP, los síntomas deben ser de tal intensidad que interfieran en la vida de la persona, dificultando su adaptación a la vida y a la sociedad. Además, causan un gran malestar en el paciente. Dentro de ellos, encontramos diferentes. Los más frecuentes en mujeres son los siguientes.

4.1. Trastorno límite de la personalidad (TLP)

Aproximadamente, un 1,6% de la población adulta padece un TLP. Sin embargo, los estudios sugieren que su % puede llegar hasta el 5,9%. Además, más o menos un 75% de los diagnósticos pertenecen a mujeres. En este trastorno de personalidad, aparece una gran dificultad por regular las emociones. A

demás, aparece una gran inestabilidad emocional, dependencia hacia los demás, autoestima baja, inseguridades, sentimiento de vacío, gran impulsividad, problemas de autoimagen, relaciones interpersonales alteradas (desiguales), etc.

El estado de ánimo de la persona está alterado también, y la paciente suele mostrar importantes síntomas depresivos. Muchas veces aparecen también intentos de suicidio o conductas autolesivas.

4.2. Trastorno dependiente de la personalidad

En este trastorno de la personalidad, como su propio nombre indica, el síntoma principal es una dependencia excesiva hacia los demás. La persona “necesita” la aprobación constante de los demás en todo lo que hace; además, se trata de personas con una pobre autoestima y bastante inseguras. También es de los trastornos psicológicos más comunes en mujeres.

4.3. Trastorno por evitación de la personalidad

En este caso aparece un intenso miedo a hacer el ridículo. Así, las mujeres con trastorno por evitación evitan las situaciones sociales donde temen sentirse rechazadas, o donde podrían “hacer el ridículo”. Es un TP (trastorno de personalidad) similar al anterior, aunque con matices diferenciales.

4.4. Trastorno histriónico de la personalidad

En el trastorno histriónico, también más frecuente en mujeres que en hombres, la persona “necesita” constantemente ser el centro de atención; por ello busca la atención de los demás a través de comportamientos exagerados y/o dramáticos, teatralidad, etc.

Además, el patrón de este TP es una excesiva e inestable emotividad.

5. Trastornos del control de los impulsos

Los trastornos del control de los impulsos tienen una prevalencia del 6,1% en el género femenino (vs. un 2,4% en los hombres). Implican un fracaso en resistir un impulso, deseo o tentación. Estos deseos se relacionan con actos que dañan a la propia persona (o a los demás). Ejemplos de ellos son:

5.1. Cleptomanía

La cleptomanía implica la adicción a robar; es decir, la persona siente una “necesidad” interna de robar (sin violencia). Cuando está a punto de hacerlo, siente una tensión que se libera en el momento de cometer el acto (sensación de alivio).

5.2. Juego patológico

En este caso la adicción es al juego; la persona cada vez muestra más dificultades para resistirse a jugar. Estas conductas interfieren gravemente en todos los ámbitos de su vida.

6. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Otro de los trastornos psicológicos más comunes en mujeres. En realidad, el TOC es un grupo de trastornos, que incluyen los siguientes.

6.1. TOC

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) propiamente dicho. Los síntomas principales incluyen obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son imágenes o pensamientos recurrentes, que “se meten” en la mente del paciente sin que este pueda resistirlo.

Las compulsiones son conductas que pretenden disminuir o eliminar la ansiedad producida por las obsesiones (serían los rituales del TOC) (por ejemplo tocar el suelo “X” número de veces, contar hasta 100, aplaudir, etc.).

6.2. Tricotilomanía

La tricotilomanía, antes incluida como un trastorno del control de los impulsos, en el DSM-5 (Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales) se incluye como un TOC. En este caso la persona siente la necesidad de arrancarse el pelo en momentos de estrés, y así lo hace.

Referencias bibliográficas

  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.

  • Arenas, M.C. y Puigcerver, A. (2009). Diferencias entre hombres y mujeres en los trastornos de ansiedad: una aproximación psicobiológica. Escritos de Psicología, 3(1): 20-29.

  • Belloch, A., Sandín, B. y Ramos, F. (2010). Manual de Psicopatología. Volumen I y II. Madrid: McGraw-Hill.

  • Navarro-Pardo, E. Meléndez Moral, J.C., Sales Galán, A. Sancerni Beitia, M.D. (2012). Desarrollo infantil y adolescente: trastornos mentales más frecuentes en función de la edad y el género. Psicothema, 24(3): 377-383.

  • Phillips, K.A. y First, M.B. (2009). Introducción. En W.E. Narrow, M.B. First, P.J. Sirovatka y D.A. Regier (Eds.). Agenda de investigación para el DSM-V. Consideraciones sobre la edad y el género en el diagnóstico psiquiátrico (pp. 3-6) Barcelona: Elsevier Masson.

Laura Ruiz Mitjana (Barcelona, 1993) es graduada en Psicología por la Universitat de Barcelona, con Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universitat Autònoma de Barcelona. Se especializó en Trastornos del Neurodesarrollo. Actualmente trabaja como Psicóloga infantil en la Associació Catalana del Síndrome X Frágil y es redactora de contenidos de psicología y neurociencias en portales como MedSalud y Psicología y Mente.