Cómo evitar la irritación de la depilación: 10 trucos y remedios

2 months ago

Amanda Coeting

Si tienes la piel sensible y quieres evitar la irritación de la depilación, aquí tienes consejos para prevenir la aparición de irritaciones, granitos y rojeces.

Es fácil que tras la depilación aparezcan irritaciones y granitos en la piel.
Es fácil que tras la depilación aparezcan irritaciones y granitos en la piel. Fuente: GTRES

Después de la depilación, no es extraño que aparezcan irritaciones, granitos o rojeces en la piel de la zona depilada, especialmente cuando hemos utilizado cuchilla o depiladoras eléctricas.

En este artículo te contamos cómo evitar la irritación de la depilación, con los 10 mejores trucos y consejos para minimizar el daño que la depilación produce en tu piel. Luce una piel perfecta y libre de vello sin tener que sufrir consecuencias como los molestos granitos o rojeces.

Cómo evitar la irritación de la depilación

Existen una serie de trucos y remedios para prevenir o eliminar la irritación de la depilación, que puedes utilizar sea cual sea el método que utilices para eliminar el vello.

Algunos previenen el daño en la piel, otros ayudan a reducir los granitos que aparecen tras el depilado y otros son remedios caseros para ayudarte a aliviar la zona. ¡Toma nota!

1. Escoge un producto adecuado

Si quieres evitar la irritación tras la depilación, lo primero que debes hacer es asegurarte de estar utilizando el producto adecuado. Existen muchas formas de depilación distintas y no todas son aptas para todas las pieles. Incluso dentro de cada método de depilación tienes diferentes opciones.

Por ejemplo, si utilizas cuchilla, procura que esta sea una dirigida a la depilación para mujeres, que el cabezal esté limpio y libre de oxidaciones, y utiliza siempre que puedas espuma de afeitar. Las hay dirigidas a pieles sensibles.

Si utilizas cera, debes saber que existen algunas dirigidas a pieles sensibles, que contribuyen a evitar la irritación de la piel. Además, debes procurar no aplicar una capa muy fina ni dejar que tarde mucho en secarse, pues podría costar de retirar y acabar dañándote la piel. Las cremas son otra buena opción para pieles sensibles, pues la depilación con este método no produce tantos granitos o irritaciones.

2. Lava la zona a depilar

Antes de depilarte, debes procurar que la piel esté bien limpia y seca. Lavar bien la zona con agua y jabón ayuda a prevenir irritaciones y la aparición de granitos después de la depilación.

3. Prepara la piel

Pero uno de los mejores consejos para evitar la irritación después del depilado es la de exfoliar e hidratar bien la piel previo a la depilación. Exfoliar bien la zona a depilar y la mantenerla bien hidratada ayuda a dilatar los poros, lo cual facilita la retirada del vello y evita los pelos encarnados o enquistados.

4. Dilata los poros

Otra forma de prevenir la irritación del depilado es dilatando los poros directamente, mediante la aplicación de calor en las zonas a depilar. Esto facilitará la salida del vello y no tendrás necesidad de darte varias pasadas, lo cual puede producir irritaciones y favorecer la aparición de granitos.

También puedes aplicar compresas con agua caliente sobre la piel para abrir los poros o directamente lavarte con agua caliente. Otra buena opción es depilarte durante el baño o justo al salir, pues el vapor caliente de la ducha favorece la apertura de los poros.

5. Polvos de talco

Otro remedio para evitar la irritación previo al depilado es la de aplicar polvos de talco en las zonas a depilar, pues también puede facilitar la depilación y prevenir las irritaciones, sobre todo si tienes la piel muy sensible.

6. Frío en la zona sensible

Y si quieres evitar la irritación después del depilado, una de las mejores formas de aliviar la irritación es aplicando frío en la zona recién depilada. Puedes utilizar compresas con agua fría, pasarte una ducha de agua fría o aplicar hielo.

Con esto no solo ayudas a calmar la piel dañada, sino que además ayudas a cerrar poros y prevenir la aparición de granitos.

7. Hidratación

La hidratación posterior también es necesaria para eliminar la irritación de la depilación. Con esto ayudas a nutrir la piel y a evitar la aparición de granitos, además de que lucirás una piel lisa y perfecta.

8. Aloe Vera

Una buena forma de hidratar y calmar la piel después de la depilación es utilizando el aloe vera. Las propiedades antiinflamatorias, hidratantes y curativas de esta maravillosa planta la hacen ideal para tratar las irritaciones del depilado, así como ayudarán a calmar la piel.

Para ello debes cortar una hoja de la planta y extraer el gel, que podrás aplicar sobre la zona recién depilada para notar sus efectos calmantes y refrescantes.

9. Aceite corporal para bebés

El aceite o loción para bebés es especialmente efectivo para evitar la irritación de la depilación, especialmente si utilizas el método con cuchilla. Este aceite hidrata y suaviza la piel, y ayudará a calmar la zona afectada.

10. Deja sanar la piel

Por último debes recordar que depilarse muy seguido puede producir irritaciones y empeorarlas. Por lo que si ves que tu piel está muy sensible, evita depilarte durante un par de días o alterna tu método habitual con el uso de crema depilatoria, que es mucho menos agresiva.

Amanda Coeting

Tags
remedios