Feng shui: qué es y 9 principios para decorar tu casa

4 months ago

Paz Beltrán

Te contamos qué es el feng shui, cuáles son sus principios y cómo puedes decorar tu casa según esta filosofía taoísta para organizar espacios con armonía.

El feng shui sigue unos principios para que las energías fluyan por el hogar.
El feng shui sigue unos principios para que las energías fluyan por el hogar. Fuente: Unsplash

El feng shui es una filosofía taoísta de origen chino, que nos enseña cómo distribuir los espacios de forma armoniosa para que la energía fluya en ellos y, por lo tanto, los espacios en los que habitamos influyan positivamente en nosotras.

En este artículo te contamos qué es, cuáles son sus principios y cómo decorar tu casa según el feng shui. Aprende todo sobre el feng shui y llena tu casa de armonía.

Qué es el feng shui

Los espacios en los que habitamos a diario influyen enormemente en nuestro humor, nuestro estado de ánimo y la actitud que le ponemos a nuestro día a día y a las situaciones que se presentan. Sucede que nos acostumbramos tan rápido a ellos que ni nos damos cuenta de si estamos conviviendo en un caos o si nuestra casa, por ejemplo, nos está llenando de energía positiva. Para esto existe el feng shui.

El feng shui es otra de las filosofías orientales antiguas que nos han cambiado la vida de forma positiva. El feng shui se origina en el tao chino y es una filosofía que nos enseña a ocupar los espacios conscientemente, para que todo lo que está en él se encuentre en armonía, la energía fluya a través de ellos y, como consecuencia, los espacios también influyan de forma positiva en nosotras.

Los 3 principios para entender el feng shui

La palabra feng shui quiere decir “viento y agua” literalmente y reúne en ellas las claves del feng shui, que son la observación de los elementos de la naturaleza en cuanto a sus formas, su orientación y sus fuerzas para conservar el Qi (chi), que es como se le llama a la energía vital.

El conservar el Qi en equilibrio y armonía es el objetivo principal del feng shui, por lo que la disposición de los objetos en nuestros espacios es una forma de encauzar el Qi (chi) para que fluya por ellos, así como pasa con los ríos.

1. El Qi o chi

En palabras del maestro Guo Pu en el libro “Zangshu” (uno de los más antiguos que hay sobre feng shui), el arte de conservar la energía vital y canalizarla es el feng shui: “El Qi viaja y se dispersa con el viento pero se retiene en presencia del agua”.

Ahora bien, ya sabemos que el Qi (chi) es la energía vital que mantiene el universo, pero hay otra clave del feng shui que debemos aprender, y es que existe un Qi “bueno” y otro “malo”.

El Qi bueno se llama Sheng Qi y es el que encontramos en aquellos espacios que están armonía y la energía vital fluye por ellos, por lo que tienen un buen feng shui. Por el contrario, el Sha Qi o “malo” es aquel que encontramos en los lugares poco favorables para que la energía vital fluya, por lo que su influencia es negativa.

2. El yin yang

Otro de los principios del feng shui es el yin yang como dos energías totalmente opuestas pero complementarias. Es probable que alguna vez hayas visto el símbolo del yin yang, que es un círculo que se divide por la mitad por una línea ondulada, dejando una parte negra u oscura, el Yin, y otra blanca o clara, el Yang.

Cuando esta línea ondulada aumenta o decrece, la cantidad de Yin o Yang aumenta o disminuye también, demostrando el perfecto equilibrio que hay siempre entre los dos. Este símbolo es la mejor forma de explicarte lo que es el yin yang.

Según el feng shui, esta interacción y complementariedad del yin y yang también debe estar presente en nuestros espacios, para lograr el equilibrio de estos y la armonía que permita que el Qi o energía vital fluya por nuestro hogar.

3. Los elementos de la naturaleza

El tercer principio del feng shui es el uso de los elementos de la naturaleza como medio para canalizar el Qi y equilibrar el yin y el yang. Estos elementos son tierra, fuego, agua, metal y madera, además del viento, que es por donde el Qi fluye y se mueve.

Cómo decorar la casa según el feng shui

Puedes empezar a incorporar la filosofía del feng shui a la hora de pensar conscientemente tus espacios y organizarlos según sus principios, para que tu hogar influya positivamente en ti; pues al final nuestra casa es el templo en el que descansamos, nos alimentamos, nos aseamos y, por lo tanto, donde recargamos todas nuestras energías.

A continuación te contamos cómo decorar la casa según el feng shui, para que puedas aprovechar mejor las energías y tener una casa en armonía.

1. El recibidor: la entrada de la casa

Según el feng shui, el recibidor es la estancia de la casa más importante de todas, porque es la entrada a nuestra casa y por allí entra el Qi o energía vital. Es verdad que algunas tenemos pisos de pocos metros, pero cuanto más amplio pueda ser tu recibidor, mucho mejor, pues la energía podrá esparcirse y fluir mejor por tu hogar.

Debes procurar que esta zona tenga los elementos suficientes y que no esté recargada de cosas, porque cuanto más objetos el Qi se encuentre a su entrada, es más probable que se estanque entre ellos y no pueda fluir por todo tu hogar.

2. Nada de espejos frente a la puerta

El principio del feng shui de oro es que no deben haber espejos frente a las puertas, especialmente en el recibidor, pues al entrar el Qi o energía vital, rebota en el espejo y sale inmediatamente de tu casa.

Pero esto no quiere decir que no puedas tener espejos. De hecho si tu piso es muy pequeño, te pueden ir muy bien para ampliar, pero debes saber ubicarlos. Puedes poner los espejos en las paredes laterales de manera que no quede frente a la puerta.

3. La luz

Cuanta más luz natural entre a tu hogar mucho mejor, pues la luz es sinónimo de energía. Procura evitar los lugares cerrados y muy oscuros, y mantén las persianas y cortinas abiertas todo el tiempo que puedas.

Si hay zonas del piso que inevitablemente son muy oscuras, entonces ayúdate con luz artificial cálida y con velas, pues según el feng shui, las velas son elemento fuego y por lo tanto son excelentes para armonizar la energía.

4. Orden y limpieza

Otro de los principios del feng shui es el de vaciar, ordenar y limpiar. Según esta filosofía, es imprescindible que hagamos un vaciado de todo lo que tenemos en nuestro hogar y tiremos todo aquello que acumulamos, busquemos lugares apropiados para las cosas y mantengamos la limpieza para que el Qi fluya mejor.

5. Geometrías que fluyan

En el momento de elegir los muebles que vamos a incluir en nuestro salon, procura equilibrar las geometrías de estos. Es decir, si tienes un sofá rectangular, combínalo con una mesa redonda, pues las geometrías circulares, ovaladas o continuas y sin ángulos, permiten que la energía fluya mucho mejor que los ángulos y las rectas. Según el feng shui, un comedor redondo, por ejemplo, mejora y ayuda a que fluya la comunicación entre las personas.

6. Feng shui en el dormitorio

Los principios del feng shui aconsejan que ubiques la cama apoyada sobre la pared más lejana de la puerta y que la cabecera no se encuentre apoyada debajo de una ventana. También nos aconseja que si tenemos habitaciones pequeñas con problemas de almacenaje, no llenemos de estanterías el cabezal de la cama, sino que preferiblemente busquemos otras opciones, por ejemplo en las paredes de los lados.

Además, el feng shui nos invita a que dejemos todo tipo de aparatos electrónicos fuera de la habitación, pues no nos permiten descansar bien. También debemos elegir colores neutros y poco estimulantes. Al igual que con cualquier otra estancia, debemos mantenerla en orden y no atiborrada de elementos.

7. Los pasillos

Si tu casa tiene pasillos, el feng shui recomienda que pongas pocos elementos en ellos. Claro que puedes colgar fotografías y cuadros de las paredes, pero no lo llenes de elementos grandes que obstruyan la circulación del Qi por ellos.

8. Feng shui en la cocina

El feng shui tiene varias especificaciones sobre cómo debería ser nuestra cocina, pero lo cierto es que si no estás construyendo tu casa desde cero, hay que trabajar con lo que hay. Pero sí es importante que sepas que desde el feng shui, la cocina es el corazón de la casa, pues allí está el fuego y allí están los alimentos, representando nuestra nutrición y supervivencia. Tu cocina debe ser un lugar que invite a compartir, que reúna a las personas de tu hogar y a tus visitantes.

En términos generales, el feng shui recomienda que no ubiques los fuegos para cocinar como pieza central de la cocina, porque puede robar energía. Al igual que la cocina en general no debería ser visible desde la puerta de entrada y, a ser posible, que la cocina y el comedor se encuentren en ambientes separados.

Ahora, además de la ubicación de los muebles esenciales, la cocina es regida por el elemento fuego y debes completarla con los otros elementos, así que busca accesorios y utensilios de madera, metal y tierra. Además, según el feng shui debes ubicar fuego con fuego y agua con agua. Así pues, intenta dejar horno, microondas y fuegos agrupados en un lugar de la casa, y lavaplatos y lavadora en otro. Si no te es posible, entonces pon piezas divisorias de madera entre ellas.

9. Feng shui en el baño

El baño, debido a la cantidad de agua y desagües que tiene, es un lugar de pérdida de energía de acuerdo al feng shui. Lo cierto es que muchos de los pisos en occidente no están construidos según el feng shui y resulta casi imposible cambiarlos. Pero sí que podemos equilibrar la energía de nuestros baños para que no perdamos toda nuestra energía por allí.

Empieza por decorar tu baño con accesorios hechos en madera y utiliza solo tonos tierra, en lugar de azules o grises que son tan comunes. El feng shui también indica que debemos mantener la puerta del baño y la tapa del inodoro siempre cerradas, para que no se mezcle la energía ni se pierda por allí.

Paz Beltrán